www.madridiario.es

En el distrito de Moncloa

Seis detenidos por una docena de robos

Por MDO/Efe
viernes 16 de febrero de 2007, 00:00h
Agentes de Policía Nacional han detenido a seis presuntos delincuentes, cinco hombres y una mujer que los dirigía, acusados de una docena de robos con fuerza en el distrito de Moncloa-Aravaca.
Todos son de origen rumano, a excepción de un alemán, y eran dirigidos por la fémina, informó el Cuerpo Nacional de Policía.

Los seis ofrecieron "gran resistencia" al arresto y se negaron a abrir los pestillos del coche, que habían bajado al ver a los agentes.

Los detenidos son Mihaela M., de 35 años; Nicolae G., de la misma edad; Grigore Aural B., de 26; Gabriel Alexandru E., de 30; Constantin P., de 25; y Helmut G.E., de 36, casi todos con antecedentes policiales.

Los seis son los presuntos autores de al menos una docena de robos con fuerza en el distrito Moncloa-Aravaca, entre ellos los 12.000 euros que se llevaron de un locutorio o los efectos sustraídos en un establecimiento de informática de la calle Ferraz valorados en 9.403 euros, a lo que hay que añadir el elevado importe de los daños causados.

Agentes de la comisaría de Moncloa-Aravaca detectaron un paulatino incremento de denuncias de robos en establecimientos de su distrito el pasado abril.

No era un repunte alarmante, pero sí notorio, por lo que establecieron un operativo para identificar y detener a los responsables y llegaron hasta un grupo de individuos de origen rumano.

Las vigilancias pusieron de manifiesto que los sospechosos estaban perfectamente organizados y jerarquizados, a las órdenes de una mujer, y que llevaban a cabo sus trabajos con rigor.

Así, dos días antes de dar el "palo", realizaban un reconocimiento exhaustivo del lugar elegido y comprobaban las medidas de seguridad con que contaba.

Para una perfecta coordinación, se servían de teléfonos móviles, activados por voz, y del sistema "manos libres".

El pasado fin de semana, los agentes de Moncloa-Aravaca decidieron detener a los sospechosos, que iban a bordo de un BMW y una furgoneta Chrysler, que figuraba denunciada como sustraída.

El seguimiento de esos coches confirmó las extremas medidas de seguridad que tomaban para evitar la acción policial, que no habían detectado aún: cambiaban bruscamente de carril sin motivo, reducían la marcha con los semáforos en verde y aceleraban -para saltárselos- cuando se ponían en rojo.

En el momento de ser interceptados por los agentes, los ocupantes de la furgoneta cerraron todos los pestillos e intentaron escapar, aunque finalmente fueron arrestados.

En el interior del vehículo llevaban todo tipo de herramientas para cometer los delitos: palanquetas, enormes destornilladores, tenazas, punzones, linternas, llaves, guantes, etcétera.

Continúan las investigaciones para tratar de esclarecer otros delitos posiblemente imputables a los detenidos, que ya han pasado a disposición judicial.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios