www.madridiario.es

Violencia de género y cambio climático: palabras malditas para descerebrados e irracionales

viernes 30 de agosto de 2019, 19:31h

Viví en primera persona la gran lluvia que cayó el lunes 27 de agosto sobre el sureste de la Comunidad de Madrid, con sus tormentas que dejaron balsas de agua y alguna que otra ‘catarata’ en Rivas-Vaciamdrid. Eran las cinco o las seis de la tarde y desde el salón de mi domicilio en Rivas, vi como los truenos y relámpagos se convertían en la música perfecta de compañía al ’diluvio’ que se mostró ante mi mirada. El agua se llevaba todo lo que había en el jardín, las patas de las sillas se cubrían por la mitad y los alcorques de los árboles se llenaban de lluvia.

Durante casi dos horas todo se llenó de incertidumbre y angustia. Se fue la energía eléctrica y la todavía luz de la tarde dejaba ver un panorama poco agradable. Cuando cesó la lluvia, el agua se iba a gran velocidad, buscando caminos hasta llegar a la calle. Nunca había visto nada parecido y, tratando de recordar otras tormentas parecidas, una llamada del buen amigo El Francés me dijo sin temor a equivocarse que detrás estaba el cambio climático. Coincidimos en que nada similar habíamos visto tan de cerca, y eso que habíamos vivido juntos las ‘riadas’ de detenciones llevadas a cabo por los servidores de la dictadura del asesino Francisco Franco durante los últimos años de su sanguinaria existencia.

Dicen los entendidos que el cambio climático tiene que ver con el aumento de la temperatura del planeta provocado por las emisiones a la atmósfera de gases de efecto invernadero derivadas de la actividad del ser humano. Todo esto provoca variaciones en el clima. Creía que el cambio climático solo era negado por el primo de Mariano Rajoy, que fue presidente del Gobierno de España. Pero no, días después del susto vivido por las tormentas, leí que Vox impidió que saliese adelante en el Senado una resolución de apoyo a los afectados por los devastadores incendios de Canarias por incluir el término cambio climático. Cuestiones de negacionistas propias de seres irracionales que no tienen actividad funcional en el cerebro o faltos de juicio o madurez, es decir, irracionales y descerebrados.

La semana anterior, en el mismo jardín, el mismo El Francés, me visitaba en compañía de su sobrino, que desde hace unos años padece una enfermedad rara que le ha dejado en una silla de ruedas. A pesar de los pesares de la patología, escuché sus palabras de ánimo a sí mismo y su ilusión por vivir. Dice haberse puesto en contacto, a través de Facebook, con sus amigos de la infancia, entre ellos, una chica con la que jugaba cuando eran niños y que ahora está fuera de la capital que abandonó después de que su marido la agrediese brutalmente y asesinase a sus dos hijos.

‘La puta violencia de género’, espetó el sobrino de mi buen amigo. La violencia de género es un tipo de violencia física o psicológica ejercida contra cualquier persona o grupo de personas sobre la base de su orientación o identidad sexual, sexo o género que impacta de manera negativa en su identidad y bienestar social, físico, psicológico o económico. Este término se utiliza, según muchas organizaciones e instituciones serias como la ONU, para distinguir la violencia común de aquella que se dirige a individuos o grupos sobre la base de su género. En este asunto también hay negacionistas. Dos lunes seguidos de sorpresas y sensaciones fuertes, tanto como comprobar que estos dos términos (violencia de género y cambio climático) son palabras malditas para descerebrados e irracionales. En esas estamos y en unos días empieza la actividad política y parlamentaria de la Comunidad de Madrid. ¿Hablarán de estas importantes cuestiones?

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • Violencia de género y cambio climático: palabras malditas para descerebrados e irracionales

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    15405 | Carlos López Villarin - 30/08/2019 @ 21:56:11 (GMT+1)
    Qué grande eres tú sí que sabes camarada

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.