www.madridiario.es
El modelo de trabajo híbrido que ha llegado para quedarse

El modelo de trabajo híbrido que ha llegado para quedarse

viernes 30 de octubre de 2020, 09:11h
La combinación entre teletrabajo y trabajo presencial se ha convertido en una de las fórmulas más adoptadas por compañías de todos los tamaños tras la irrupción de la pandemia. Tanto es así que los espacios flexibles han visto cómo la gran mayoría de las demandas de oficinas que reciben en estos momentos están enfocadas a la implantación de un modelo de trabajo híbrido.

El coronavirus ha transformado por completo muchas de nuestras rutinas. El mundo laboral es uno de los ámbitos donde los cambios han sido más que notables, ya es algo común conocer casos de familiares o amigos que han trasladado durante varios días a la semana sus espacios de trabajo a sus hogares, que teletrabajan a tiempo completo o, incluso, que han aprovechado para regresar a sus residencias de origen.

La apuesta de las empresas por el modelo de trabajo híbrido

Hasta aquí parecería lógico pensar que esta metodología de teletrabajo, casi a tiempo completo, podría mantenerse en el tiempo y sin ningún tipo de problema. Pero la realidad del día a día lleva a las empresas a inclinarse por modalidades en las que puedan convivir ambos mundos, teletrabajo y trabajo presencial. El objetivo es conseguir, o más bien no perder, toda la productividad y capacidad creativa que las relaciones humanas aportan a los equipos de trabajo. Por no hablar del sentimiento de pertenencia, vital a la hora de establecer vínculos de confianza entre la empresa y el trabajador, y que inevitablemente pierde fuerza cuando las pantallas de ordenador, las webcams y los micrófonos adquieren todo el protagonismo.

Espacios flexibles y modelos de trabajo híbridos

Las empresas, conscientes de los pros y contras tanto del teletrabajo como del trabajo presencial al uso, están apostando fuerte por el modelo de trabajo híbrido, una solución que permite alcanzar una proporción óptima entre ambos escenarios a través, principalmente, de la rotación de los equipos. En este sentido, el sector de los espacios de trabajo flexibles, cada vez más en auge en todo el mundo, representa un papel importante en esta forma de afrontar la nueva normalidad. Llegar al tan esperado equilibrio que necesitan tanto empresas como trabajadores sólo es posible en espacios cuyo concepto está basado en la flexibilidad y que, por supuesto, tengan unos niveles de seguridad elevados que minimicen cualquier posible riesgo.

“Las demandas sobre alquiler de oficinas en Madrid que permitan combinar teletrabajo y trabajo presencial ha crecido exponencialmente en los últimos meses, la gran parte de las solicitudes actuales están encaminadas a hacer posible esta solución mixta” señala David Vega, CEO de Lexington, además de apuntar algunas de las ventajas que aporta esta nueva modalidad, y que tienen que ver con la posibilidad de alcanzar mayor conciliación entre vida laboral y personal, manteniendo a la vez el impulso de la creatividad y productividad que generan las relaciones humanas, cara a cara, y que en muchas ocasiones son difíciles de sostener en un sistema único de teletrabajo. Vega también considera que “trabajadores y empresas pueden optimizar los recursos invertidos, ya que se limitan los gastos en desplazamientos por parte de los primeros y la rotación de los equipos hace que las necesidades de m2 se vean reducidas y, en consecuencia, el nivel de coste para las compañías. Además, este tipo de espacios permiten acceder ilimitadamente a áreas comunes, tener atendidas tanto llamadas como mensajería y contar con una duración de contrato totalmente flexible”.

Al respecto, la firma de espacios flex ha reformulado su propuesta comercial y ha puesto en marcha una serie de soluciones especialmente pensadas para cubrir las necesidades actuales de las empresas. Oficinas blended para facilitar el cada vez más demandado modelo híbrido, facilitando tanto el acceso a una oficina privada para el número de personas que acudan al mismo tiempo como pases adicionales para los equipos rotativos. Asimismo, la compañía destaca otras soluciones como el Workhub, que permite la deslocalización de la plantilla en varias ubicaciones, o el Day pass corporativo con el que los trabajadores de las empresas pueden hacer uso de un espacio privado, de manera completamente flexible, y con un pago por uso. A esto habría que sumar el “alquiler de salas por horas en Madrid, en cualquiera de nuestros centros de la capital o en nuestro espacio flex de Barcelona, con todo el equipamiento necesario para mantener reuniones presenciales y online en un entorno que cumple con las medidas de seguridad recomendadas”, concluye el CEO de Lexington.