www.madridiario.es
Mascarilla
Ampliar
Mascarilla

Mascarillas personalizadas: tipos y cómo usarlas

Por MDO
martes 17 de noviembre de 2020, 14:07h

La pandemia ha conseguido que la mascarilla se convierta en un imprescindible en muchos países. Esta ha sido implantada como medida para evitar la propagación del virus. De momento, no hay ninguna vacuna efectiva que pueda poner fin a esta situación.

Para poder sobrellevar esta situación son muchas las empresas las que han decidido sacar al mercado mascarillas personalizadas, situándolas como un complemento más. De esta manera, han conseguido que usarlas se convierta en algo más cómodo y versátil.

Modelos de mascarillas

En el mercado es posible encontrar multitud de modelos de mascarillas, pero hay que tener cuidado y asegurarse en todo momento que cumplen con las medidas recomendadas por sanidad y que estén homologadas. No vale cualquier tipo de mascarilla, lo importante es que tenga filtro y que no sea solo una tela.

Mascarillas higiénicas. Son las más cómodas y las más usadas porque vienen con pliegues para que se pueda ajustar perfectamente a la cara del usuario. Lo mejor es que ya se puede personalizar con el estampado que más guste, color, fotos e incluso sonrisas. Desde que se usan las mascarillas se ha perdido la oportunidad de sonreír y ver cómo lo demás sonríen. Parece que la crisis sanitaria se las ha llevado todas y para evitar esto, qué mejor que recordar a todo el mundo que pese a todo la sonrisa permanece y las ganas de vencer a esto virus también. Esto acompañado con los ojos achinaditos hará saber al resto que no solo llevas la sonrisa por fuera sino también por dentro.

Mascarillas estampadas. Cada vez son más personas las que deciden ir a juego con la mascarilla. Por eso, muchas empresas han decidido sacar mascarillas que combinen con el conjunto adquirido. Habitualmente suelen acompañar a la compra que el cliente haya realizado. No obstante, siempre se podrá encontrar también a la venta de forma libre.

Mascarilla negra. Se ha convertido en un básico porque combina con todo, es el fondo de armarios de las mascarillas. Da igual la ropa que se lleve, siempre queda bien. Además de garantizar la seguridad propia y la del entorno.

Mascarilla ajustable. Este tipo de mascarillas resultan siempre muy cómodas, ya que permiten incluir un cilindro para ajustar a la oreja. Gracias a esto se evita que moleste en exceso. Actualmente la mayoría de trabajadores deben usar su mascarilla toda la jornada sin descanso para quitársela.

Mascarillas niños. Las mascarillas personalizadas para niños ayudarán a que estos se adapten mejor al hecho que tener que usarlas tanto para el colegio como para salir a la calle. Personalizar con alguna imagen que les guste, alguna película o un animal. Así se conseguirá que usar mascarilla no se convierta en algo incómodo y fastidioso. Desde luego los niños se han convertido en ejemplo de la sociedad, se han acostumbrado muy bien a ellas y respetan las normas en todo momento.

Mascarillas con cinta. Este tipo de mascarillas permite que se pueda colgar en el cuello. Perfecto para cuando se salga a comer o a cenar. Actualmente, hay que llevar la mascarilla todo el tiempo, salvo cuando se esté comiendo o bebiendo, son la opción perfecta para estas situaciones. Así se evita tener que estar manipulándola y sacándola del bolso o del bolsillo.

Cómo usar la mascarilla de forma correcta

Antes de utilizar la mascarilla es importante lavarse bien las manos. Si se está en la calle lo recomendable es utilizar gel hidro alcohólico, en caso de estar en casa con lavarse bien las manos es suficiente. No es recomendable tocar la mascarilla sin tener las manos bien desinfectadas.

Una vez que no sea necesario su uso o que se llegue a casa hay que guardarla en un sitio seguro. Lo más cómodo es usar alguna bolsa especializada o depositarla en el sobre en el que se compró. Salvo ninguna excepción debe depositarse en una superficie, bolso o dejarla expuesta, por ejemplo en el codo. Tampoco debe tocarse la mascarilla con las manos una vez que esté usándose. Hay que evitar en todo momento tocar la parte frontal de la mascarilla.

Para un uso correcto, la nariz y boca deben quedar totalmente cubiertas. La mascarilla tiene que estar bien ajustada a la zona de la barbilla. En ningún momento es recomendable bajársela, sobre todo en sitios cerrados.

Habitualmente las mascarillas personalizadas tienen mucho más uso que una mascarilla higiénica básica. Las mascarillas personalizadas pueden lavarse varias veces, garantizado su efectividad a pesar de estar sometida a varios lavados. No obstante, para que la mascarilla pueda usarse con seguridad debe estar siempre seca, en caso de que esté húmeda debe cambiarse por una limpia y seca.

Las mascarillas personalizadas están consiguiendo que muchas familias accedan a unas mascarillas muy seguras. Se pueden usar muchas más veces que unas mascarillas básicas, permitiendo así que las familias puedan ahorrar en esto mientras mantienen a salvo a todos los integrantes de la familia.