www.madridiario.es
Tumba de María Guerrero
Ampliar
Tumba de María Guerrero (Foto: Antonio Castro)

María Guerrero (actriz, 1867-1928)

viernes 13 de noviembre de 2020, 19:23h

Casi un siglo después de su muerte, María Guerrero sigue siendo una leyenda. Cuando se habla de actrices destacadas del siglo XX, el suyo es uno de los primeros nombres que se cita. Aunque en su vida y obra tuvo una importancia decisiva su esposo, Fernando Díaz de Mendoza, el recuerdo de este es más difuso.

Siendo una pareja extraordinaria de actores y empresarios (en España y en Argentina) podríamos suponer que la suya es una tumba grandiosa: nada más lejos de la realidad. Se localiza en el cementerio de la Almudena, poco después de traspasar el acceso principal, a la izquierda de la capilla. Es una sencillísima losa de mármol en la que, bajo una cruz, aparecen estos nombres:

María Guerrero, actriz, 1867-1928

Fernando Díaz de Mendoza, actor, 1862-1930

Carlos Díaz de Mendoza Guerrero, actor, 1898-1960

Carmen Larrabeiti de Díaz de Mendoza, actriz, 1904-1968

El matrimonio, uno de sus hijos y la esposa de este, todos actores. Más adelante desentrañamos esta familia y por qué falta en la tumba alguno de sus miembros.

María Guerrero nació en Madrid el 17 de abril de 1867. Su padre, Ramón Guerrero, era un reputado comerciante de materiales de decoración. Mantenía una estrecha relación con varios de los teatros de la Capital, entre ellos el Español. Proporcionó a su hija María una esmerada educación en francés, como era obligado entonces. También estudió arte dramático con Teodora Lamadrid. Las influencias del padre tuvieron que ser decisivas para que la joven debutara en el teatro de La Comedia el año 1885. A partir de entonces su fama fue creciendo, actuando en los otros dos mejores teatros, el Español y el de la Princesa. Entrando en la última década del siglo XIX, María y su padre se convirtieron en empresarios del Español, al que sometieron a una profunda reforma que le dio el aspecto que tiene hoy.

Fernando Díaz de Mendoza era un joven miembro de la nobleza, el conde de Balazote, Grande de España. Nació en Murcia el 7 de junio de 1862. Contrajo matrimonio con Ventura Serrano, hija del general Francisco Serrano. Ella murió poco después del nacimiento de su primer hijo. En el palacete familiar tenían un teatrito conocido por el nombre de Ventura. Allí hizo sus primeras apariciones como aficionado el joven conde.

Conoció a María en el Español y contrajeron matrimonio el 10 de enero de 1896. El enlace fue por la mañana y por la tarde tuvieron función. La unión fue muy provechosa porque al prestigio de su compañía, con Fernando como exigente director de escena, se unió la compra de teatros. En 1908 adquirieron el de la Princesa, construyendo encima del mismo una gran vivienda para la familia.

Su gran popularidad en Hispanoamérica los llevó a construir un gran teatro, el Cervantes, en la ciudad de Buenos Aires. Llevaron gran parte de los materiales de construcción y decoración desde España. Les costó una buena parte de su fortuna y, definitivamente, sería un negocio ruinoso. El teatro porteño acabó siendo adquirido por el gobierno argentino. No debió ser menor la ruina del madrileño Princesa, porque también acabó en manos del estado español, que lo compró por 800.000 pesetas el año 1929. Se decidió entonces dedicarlo a la formación y cambiarle el nombre original por el de María Guerrero. Tras la Guerra Civil fue convertido en Teatro Nacional y durante la Transición en sede del Centro Dramático Nacional.

María falleció el 23 de enero de 1928 cuando estaba preparando una obra en el teatro Calderón. Su esposo le sobrevivió poco más de dos años, muriendo en Vigo el 20 de octubre de 1930.

Los Díaz de Mendoza Guerrero fueron extraordinariamente endogámicos en su compañía. Además de los empresarios, trabajaron en ella Mariano Díaz de Mendoza, hermano de Fernando, dos hijos del matrimonio, una nuera y una sobrina carnal. Esporádicamente también trabajó Fernando Díaz de Mendoza Serrano, hijo del primer matrimonio del patriarca. Acabó instalado en el Reino Unido.

Fernando y María tuvieron dos hijos: Luis Fernando y Carlos Fernando (¡qué obsesión con el nombre!). El primero contrajo matrimonio con Mariquita Guerrero López, sobrina de la primera actriz y que debutó con ella. La pareja se rompió abruptamente el 19 de septiembre de 1942. Fernando viajaba a Buenos Aires a bordo del barco Monte Gorbea. En plena travesía la nave fue torpedeada, supuestamente por un submarino alemán. Siempre se dijo que fue un error porque España permanecía neutral en la II Guerra Mundial. El hundimiento del barco provocó cuarenta y dos muertos, entre ellos el actor español. Como el espectáculo debe continuar, su esposa inició temporada en el teatro Avenida, con José Romeu como nuevo primer actor.

Carlos se casó con Carmen Larrabeiti, actriz de la compañía. Estos tuvieron un final normal. Dejaron sobre las tablas a su hija, Mari Carmen Díaz de Mendoza, que llegó a ser primera actriz del teatro que lleva el nombre de su abuela. Dejó el teatro relativamente pronto tras contraer matrimonio. Los últimos años de su vida los pasó impedida por una grave enfermedad. Falleció en el año 2017.

María Guerrero

Cementerio de La Almudena

Meseta segunda

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios