www.madridiario.es
Estatuas de Lola y Antonio Flores en el cementerio de la Almudena.
Ampliar
Estatuas de Lola y Antonio Flores en el cementerio de la Almudena. (Foto: Antonio Castro)

Lola Flores (cantante, 1923-1995)

jueves 19 de noviembre de 2020, 17:34h

La familia González Flores tiene un hermoso panteón en el cementerio de la Almudena, detrás de la capilla principal. Allí están enterrados tres artistas: Lola Flores, su esposo Antonio González y el hijo de ambos, Antonio González Flores.

Es una majestuosa construcción de planta cuadrangular, con dos columnas flanqueando la entrada. A través de la puerta se pueden ver, en un lateral, los tres sarcófagos donde reposan los cuerpos de los artistas. Frente a ellos se ve un pequeño altar con fotografías.

Lo más llamativo de este conjunto son las dos esculturas en bronce, de tamaño natural, que reproducen a Lola y a su hijo. La primera con bata de volantes y ondeando el mantón y el segundo tocando la guitarra. Son obra de Santiago de Santiago.

La historia de estos tres personajes tiene un factor dramático muy destacado. Lola murió el 16 de mayo de 1995. Catorce días después su hijo Antonio era encontrado muerto en sus dependencias del chalet familiar. Un duelo doble que conmocionó a España. Antonio González, El Pescaílla, esposo y padre, les sobrevivió poco más de cuatro años, muriendo el 12 de noviembre de 1999.

Lola Flores fue una artista inclasificable. Cantaba y bailaba con unos estilos muy peculiares pero también demostró una extraordinaria capacidad dramática en algunas interpretaciones para el cine y la televisión. Sin embargo se la recuerda mucho más por ser un ciclón sobre los escenarios. Nacida en Jerez de la Frontera el 21 de enero de 1923, debutó profesionalmente en esa ciudad el 10 de octubre de 1939 con el espectáculo Luces de España. A principio de la década de los cuarenta, toda la familia se trasladó a Madrid y Lola actuó en el teatro Fontalba como telonera de un espectáculo encabezado por Mari Paz. Allí cantó por primera vez El lerele. Un año más tarde participaba en Cabalgata, un espectáculo del teatro Coliseum. Sus mayores triunfos comenzó a conseguirlos junto a Manolo Caracol en la serie de espectáculos titulada Zambra, el primero de los cuales se estrenó en La Zarzuela en 1944. El último, en 1949, en La Latina. Lola tuvo especial predilección por el teatro Calderón de Madrid, donde estrenó hasta ocho espectáculos, el último, Candelas, en 1977.

Aunque en los últimos años de su vida quiso hacer teatro como actriz - siempre mencionaba La rosa tatuada- no llegó a conseguirlo. Sí tuvo una destacada carrera cinematográfica con cuarenta títulos en su filmografía. La mayoría de ellos podríamos calificarlos como folklóricos, pero se reveló como una gran actriz trágica en Los invitados o en la serie Juncal, de TVE. La llegada de las cadenas privadas de televisión le permitió lucirse como presentadora de espacios de entrevistas y entretenimiento. El mismo año de su muerte presentaba en TVE junto a su hija mayor ¡Ay Lola, Lolita, Lola!

El Pescaílla, nacido en Barcelona el 3 de marzo de 1922, fue un rumbero destacado y un gran guitarrista. Se casó con Lola en el monasterio de El Escorial en octubre de 1957. Lo hicieron a las seis de la mañana para evitar que a la ceremonia acudieran muchedumbres de admiradores. Algo que Lola no pudo evitar cuando contrajo matrimonio su hija Lolita.

Antonio Flores, nacido el 14 de noviembre de 1961, tuvo una corta pero brillante carrera musical en el Madrid de la Movida. El lanzamiento de su primer disco en 1980, con la canción No dudaría, lo catapultó a la fama. Realmente ya era famoso desde su nacimiento. Hasta su muerte alternó el rock con apariciones como actor en series como Gatos en el tejado y películas como Colegas, Calé y El balcón abierto.

La saga de los González Flores tiene continuidad con las dos hijas, Lolita y Rosario. La primera dedicada a la canción y al teatro y la segunda, a la música solamente. Pero también se dedican a las interpretación Alba Flores, hija de Antonio, y su prima Elena Furiase, hija de Lolita. Y Carmen Flores, hermana de Lola, que se ha dedicado a la canción, reaparece de cuando en cuando.

Lola Flores

Cementerio de La Almudena

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios