www.madridiario.es

López Rey, líder vecinal por antonomasia

martes 02 de marzo de 2021, 12:04h

Javier Leralta ha escrito un maravilloso libro: Orcasitas, memorias vinculantes de un barrio. La obra ha sido dirigida, contada y documentada por el concejal de Más Madrid en el Ayuntamiento capitalino, Félix López Rey, toda la vida vinculado al movimiento ciudadano, a la lucha por la dignificación de los barrios más desfavorecidos y, ocasionalmente, edil de la izquierda en la Casa de la Villa.

La historia de Orcasitas, una antigua zona chabolista amasada con barro y sudor proletario y hoy barrio modélico del distrito de Usera, es la historia de la lucha vecinal por conseguir una vivienda digna y un espacio habitable.

Y es ahí donde surge la figura de López Rey, el líder de todo un movimiento reivindicativo en los despachos y en las calles, en las asambleas y en las carreras para escapar del control policial en aquellos años duros de la dictadura, donde la periferia de Madrid solo existía para los dirigentes de la época, en los planos de la ciudad, pero no en las inversiones para paliar las penurias de sus vecinos.

Conocí a López Rey en el comienzo de la década de los setenta, cuando ambos éramos unos jóvenes ye-ye, llenos de inquietudes y soñábamos con conquistar un futuro mejor que el que habían conocido nuestros padres.

Pero Félix era un tipo diferente, un chaval comprometido con los problemas sociales de su barrio, que ponía en marcha ideas imaginativas para obtener recursos y facilitar que aquellos jóvenes huyeran del mundo de la droga por la senda del deporte, que patrocinaba, allá por los campos baldíos de Pradolongo, donde era preciso torear la furia de Rufino, cuando los balones iban a parar a su huerto de hortalizas.

Más tarde, Félix adquirió el compromiso de luchar para cambiar las chabolas por casas dignas; las charcas, por agua corriente; el barro, por asfalto, y los evacuatorios a cielo raso, por aseos de sociedad civilizada.

De la mano de Félix, la Asociación de Vecinos de la Meseta de Orcasitas, se convirtió en paladín de la reivindicación vecinal, en guía de la lucha por hacer habitables aquellos barrios de los suburbios. López Rey fue, principalmente durante las décadas de los setenta y ochenta, el líder vecinal por antonomasia, la referencia de la lucha vecinal. Y así hasta ahora, desde cualquier puesto o función que haya desempeñado, porque la batalla por el reequilibrio y las mejoras conceptuales de la población, nunca se acaba.

Orcasitas, memorias vinculantes de un barrio es la memoria histórica de unas décadas que no fueron prodigiosas, desde el punto de vista de la confortabilidad, pero sí desde la perspectiva de un movimiento ciudadano activo y resolutivo, bajo la batuta de unos líderes vecinales entre los que López Rey hizo historia y sigue escribiendo páginas en el día a día de las reivindicaciones pendientes.

Ángel del Río

Cronista Oficial de Madrid y Getafe

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios