www.madridiario.es
 'Aralar. Pastores y Gentiles', un libro sobre el reencuentro de las tradiciones perdidas
'Aralar. Pastores y Gentiles', un libro sobre el reencuentro de las tradiciones perdidas

'Aralar. Pastores y Gentiles': un reencuentro con las tradiciones pastoriles

martes 12 de noviembre de 2019, 08:00h

'Aralar. Pastores y Gentiles', de Álvaro Bermejo y Joseba Urretavizcaya se presenta este miércoles a las 19 horas en Euskal Etxea (calle Jovellanos, 3). Un reencuentro con las tradiciones perdidas que contará, tras la presentación, con una degustación de quesos y otros productos del País Vasco.

En 2001 la UNESCO incorporó una variante a su catálogo de bienes considerados Patrimonio de la Humanidad: la estricta Diversidad Cultural de los pueblo que integran nuestro planeta. En su declaración invitaba a recuperar las voces, los relatos, la memoria de ese fractal de Culturas-Raíz - la sal de la tierra- cuya desaparición comportará la pérdida de una parte sus tancial de nuestro propio ser.

Nada más cercano al espíritu de la Real Sociedad Bascongada de Amigos del País (RSBAP). Y en paralelo, también al Proyecto ORIGEN, auspiciado por la editorial Xibarit, con sede en el País Vasco.



El primer número de esta colección- Aralar, Artzain eta Jentilak/ Aralar, pastores y gentiles- plantea un acercamiento al viejo mundo de los pastores de la Sierra de Aralar, último herederos de un modo de ser y de vivir, también de un latido ancestral, cuajado de mitos y leyendas. Su modo de vida apenas ha variado desde el Neolítico, cuando subieron con sus ovejas a las Malloak de Aralar, allá donde los legendarios Gentiles guardaban pellejos de buey lleno de monedas de oro. Sus moradas dolménicas se convirtieron en apriscos para sus rebaños. Lugares donde recogerse al abrigo de los lobos. Hoy, los contados supervivientes siguen elaborando sus quesos en orden al mismo ritual. Son los que conocen a sus ovejas por sus nombres. Los que siguen contando sus historias entorno a la hoguera o al fuego bajo -sutondoan- mientras las constelaciones replican sus transhumancias, siempre del valle a la montaña, en ocasiones hasta las vastas praderas de Norteamérica.

Txomin Otermin, el protagonista del libro, fue uno de ellos. El patriarca de los pastores de Intza, el que seguía ordeñando su rebaño de ciento treinta ovejas sin apoyarse en un basco, a sus ochenta y tres años, el que elaboraba sus cuajadas con la delicadez de un gourmet, en la cocina de un caserío cuyos cimientos se remontan al siglo XV. Txomin hablaba poco, apenas sabía cuatro palabras en castellano, pero cada una de ellas encerraba una lección de sabiduría.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.