www.madridiario.es

DEPORTES

La incertidumbre de nuestro futuro deportivo
Ampliar

La incertidumbre de nuestro futuro deportivo

viernes 14 de agosto de 2020, 16:50h

Con los momentos que vivimos, nuestro fútbol empieza a sentirse preocupado, los estadios están vacíos, las dificultades para controlar a los jugadores con los test, los problemas surgidos con el partido Deportivo vs Fuenlabrada y la posibilidad de no poder dar comienzo las competiciones de categorías inferiores que conforman el deporte base hacen que el deporte rey vea peligrar su estructura.

Pero ¿qué pasa con los otros deportes? Si el todo poderoso fútbol tiembla, los otros deportes viven en una incertidumbre total, hablamos de deportes que tienen competiciones en las máximas categorías nacionales. Deportistas que en su conjunto suman más del 70% de los grandes éxitos del deporte nacional, pero que viven la realidad de ser amateur en su mayoría, sufragando gastos, saltando obstáculos, dificultades administrativas e intentando conseguir patrocinadores que ayuden a sostener su participación en las correspondientes competiciones.

Las cifras son alarmantes, con los datos en la mano en las estadísticas actualizadas del Consejo Superior de Deportes[1], en el 2019, el número de deportistas federados asciende a 3.945.510, de los cuales un 1.095.604 corresponden al futbol, es decir los mal llamados deportes minoritarios tienen más de dos millones ochocientos mil deportistas a los que hay que sumar la cantidad de niños que se encuentran en escuelas deportivas sin federar y en actividades extraescolares en colegios.

Con estos datos no podemos dejar de preguntarnos, ¿Qué sucederá a finales del verano?, la mayor parte de los clubes y entidades deportivas plantean las pretemporadas deportivas para mediados de septiembre y deberían estar completando las plantillas y los programas deportivos. El desconcierto es general porque casi ninguna Administración o Federación ha planteado protocolos de actuación, en algunos la parálisis es casi total, salvo lo recomendado por la Agencia Española de la Protección de la Salud en el Deporte, la falta de información deja las cosas en el aire.

Sin un plan para mantener el deporte base, se plantean serias dudas de la supervivencia de muchas entidades deportivas (75.455 clubes federados) e incluso la de deportistas y con ello algunos cientos de trabajos vinculados al mundo del deporte. Cuando se consulta con las diversas Federaciones las respuestas son muy ambiguas y muestran el desconcierto general, los deportes más afectados serían los deportes de equipo y de contacto. Para los clubes los costes para la realización de prueba y de material sanitario supondrían un añadido a unos ya exiguos presupuestos para poder competir.

Unas de las administraciones más afectadas son las locales, que gestionan cientos de escuelas municipales deportivas y que no han planteado en su mayoría como serán la próxima temporada deportiva para los niños. Desde las concejalías de deportes municipales, tendrá que diseñarse acciones para garantizar la práctica deportiva de nuestros menores con todas las medidas sanitarias que fueran necesarias.

Un problema que urge una rápida respuesta, son los deportistas con plaza olímpica sin olvidar los atletas paralímpicos. Con las Olimpiadas de Tokio a la vista, esta situación puede mermar seriamente las opciones de medallas y de diplomas olímpicos, el Consejo Superior de Deportes tiene un problema que requiere la toma de decisiones rápidas y concretas, para ello tendrá que consensuar con las Federaciones un plan de actuación claro que no deje lugar a dudas y que consiga evitar que se interrumpa el programa de entrenamiento de nuestros atletas olímpicos.

Ante la llegada de los inicios de la temporada deportiva, nos encontramos con un cierto vacío institucional y la ausencia de medidas claras que permitan una continuidad del deporte base, el problema es complejo, si tenemos en cuenta que las partidas presupuestarias para apoyar el deporte base a nivel de todas las administraciones siempre han sido escasas y en su mayor parte se dirige a deportes considerados más populares como es el futbol. Las administraciones tienden a olvidar que la mayor parte de los éxitos internacionales corresponde a los otros deportes, por el bien de todos y por mantener la imagen de España frente al resto del mundo, recordemos que el deporte es uno de los referentes de un país, nuestro deporte necesitará de partidas presupuestarias importantes y de un gran apoyo institucional.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios