www.madridiario.es
Protestas vecinales en El Pozo del Tío Raimundo frente a la casa del presunto asesino de un hombre en Vallecas.
Ampliar
Protestas vecinales en El Pozo del Tío Raimundo frente a la casa del presunto asesino de un hombre en Vallecas. (Foto: Kike Rincón )

Juzgan el crimen de un vecino de El Pozo que provocó la expulsión del clan de Los Visita del barrio

viernes 16 de octubre de 2020, 13:05h

La Fiscalía de Madrid solicita 23 años de prisión para Jesús C. B. por el asesinato de un hombre de 64 años de una puñalada mortal en la garganta durante una discusión verbal que se produjo en marzo de 2019 en Vallecas originada por unos perros que paseaba un familiar de la víctima.

La muerte de este vecino del Pozo del Tío Raimundo provocó disturbios en el barrio al pertenecer el presunto autor al clan gitano de Los Visita. Durante los días sucesivos, los vecinos se concentraron frente a la vivienda de la familia del supuesto asesino para presionar y obligarles a abandonar el barrio por los problemas de convivencia que generaban.

Los Visita se fueron, pero regresaron al barrio a los meses. El supuesto autor, un joven de años, se entregó finalmente a la Policía ante la tensión vecinal. Sin embargo, se acogió a su derecho a no declarar en sede policial.

El representante del Ministerio Público imputa al acusado los delitos de asesinato y lesiones con alevosía e instrumento peligroso. También se sentará en el banquillo de los acusados David C. A. acusado de cometer tres delitos leves de lesiones. El juicio se celebrará el próximo martes en la Audiencia de Madrid.

El escrito de acusación sostiene que sobre las 19:00 del día 17 de marzo de 2019, mientras D. D. A., su hermano F. D. A., su cuñado J. M.M.P. y su primo D.M.D. paseaban a sus perros surgió una discusión con una vecina.

Como consecuencia del incidente "al menos diez personas", todas ellas familiares de la mujer, salieron a increpar al grupo y a pedirles explicaciones del incidente.

Al oír las voces de la discusión en el patio de vecinos, bajaron a la calle familiares de las personas increpadas que se limitaron "a separar a las partes en litigio".

Durante la refriega David C. A. golpeó con un palo de escoba en la cabeza a L.M.R.G. y J.M.M. como consecuencia de la agresión, el primero de ellos sufrió traumatismo cráneo encefálico y herida incisa contusa de 5 centímetros, mientras que el segundo sufrió hematoma y eritema local parietal izquierdo.

Jesús C. B. no dio por concluida la reunión y regresó a su domicilio para coger un cuchillo. De vuelta al lugar de la reyerta, "de forma sorpresiva y por la espalda, sin que tuviera ninguna posibilidad de defensa", clavó el instrumento a D.D.A. en la cabeza, causándole lesiones que tardaron 30 días en curar.

A continuación, "y también de espaldas, sin ninguna posibilidad de defensa", el acusado clavó el cuchillo en la garganta a F.D.C. seccionándole la arteria carótida y provocándole inmediatamente la muerte tras una parada respiratoria por shock hipovolémico.

Tras la disputa los dos acusados huyeron del lugar así como todos sus familiares. La víctima tenía 64 años de edad en el momento de su fallecimiento. Estaba casado y tenía tres hijos mayores de edad.

Por estos hechos el Ministerio Público reclama una indemnización de 70.000 para la viuda en concepto de responsabilidad civil y de otros 60.000 euros para cada uno de sus tres hijos. El otro acusado indemnizará con un total de 1.700 euros a las tres personas que dejó heridas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios