www.madridiario.es
La importancia del inversor residencial internacional en Valencia

La importancia del inversor residencial internacional en Valencia

viernes 31 de julio de 2020, 15:11h

En este artículo desgranamos algunos de los motivos que nos hacen pensar que la inversión internacional en viviendas en Valencia es fundamental para la ciudad y, sobre todo, para estimular su economía.

Ponen en valor la ciudad frente al turismo internacional

Indudablemente, el hecho de que inversores extranjeros pongan sus miras en la capital levantina y pongan a disposición del público un buen número de inmuebles en venta en Valencia de calidad, supone un estímulo para el turismo internacional en la medida de que, por un lado, sus clientes están obligados a visitar la ciudad para poder ver en primera persona sus futuras propiedades y, por el otro, pone de manifiesto que Valencia tiene los suficientes atractivos como para favorecer que un buen número de extranjeros fijen en ella sus primeras o segundas residencias.

No en vano, basta con observar los catálogos de los inversores residenciales de carácter internacional que ofrecen propiedades en Valencia para comprobar cómo muchas de sus propiedades en venta son de alto standing, lo que hace de ellos, embajadores de la ciudad ante un tipo de público que destaca por un alto poder adquisitivo y, desde luego, vé en la ciudad un lugar ideal para vivir de forma permanente o pasar sus vacaciones, lo que a su vez, puede servir de estímulo para otras personas.

Generan empleo

Por otra parte, cabe destacar cómo los inversores internacionales en el mercado inmobiliario valenciano van más allá del aspecto meramente basado en la compraventa de viviendas y terrenos, dado que lo más común es que también dispongan de servicios encaminados a la construcción, reforma y mantenimiento de edificios.

En consecuencia, aparte del empleo que generan en materia de agentes comerciales, estos inversores de los que estamos hablando son unos importantes generadores de empleo, independientemente de que tengan en nómina o subcontraten a los trabajadores que tienen que llevar a cabo las obras.

Es decir, que la capacidad de estimular la economía que presentan los inversores inmobiliarios internacionales trasciende al turismo para alcanzar al sector de la construcción en toda su amplitud, pues generan empleo para arquitectos, albañiles, electricistas, fontaneros, interioristas, carpinteros, etcétera.

Contribuyen a la renovación del parque de vivienda valenciano

Del mismo modo y de forma directamente relacionada con lo que acabamos de decir, cabe destacar cómo algunas de las propiedades que los inversores inmobiliarios internacionales ponen en venta son edificios antiguos que muchas veces han pasado por importantes obras de remodelación o que son vendidos con el objetivo de que su próximo propietario ponga en marcha unas obras de mejora o restauración, que no harán más que aumentar su valor.

En consecuencia, otro de los motivos que nos llevan a afirmar que la labor de los inversores inmobiliarios internacionales es fundamental para Valencia, es precisamente esa, que contribuyen al mantenimiento y renovación de su parque de viviendas e, indudablemente, ello supone no sólo el mantenimiento de la ciudad como destino turístico preferente, sino también, que sus propios habitantes puedan disfrutar de espacios agradables para la vista.

Ayudan a hacer de Valencia una ciudad multicultural

Además, la intervención de los inversores inmobiliarios extranjeros favorece que lleguen nuevos habitantes, permanentes u ocasionales, procedentes de todas las partes del mundo, algo que indudablemente significa una contribución importante a la hora de hacer de Valencia una ciudad más cosmopolita y, por supuesto, multicultural.

Esta circunstancia, cabe decirlo, además de suponer un beneficio en sí mismo para la propia ciudad, tiene el valor de convertir a Valencia todavía en una ciudad más atractiva a los ojos del mercado turístico internacional, ya que supone una diversificación cultural que permite atraer aún a más personas a Valencia.

En definitiva, se puede concluir que los inversores inmobiliarios internacionales son enormemente beneficiosos para el porvenir de Valencia y de sus habitantes, ya que su contribución es esencial a la hora de dotarla de atractivo turístico y contribuyen a la diversificación de su economía en todos los aspectos.