www.madridiario.es
Manifestación contra las terrazas en Retiro
Ampliar
Manifestación contra las terrazas en Retiro (Foto: Lucía Villanueva)

Vecinos de Madrid y Barcelona, unidos frente al "descontrol de las terrazas"

Por Nerea Díaz Ochando
jueves 29 de septiembre de 2022, 14:15h

Las federaciones vecinales de Madrid y Barcelona, con el apoyo de FACUA Madrid, se han unido para pedir la intervención del Defensor del Pueblo ante la descontrolada situación que viven las dos ciudades debido a las terrazas. Tras constatar que los últimos cambios normativos y medidas adoptadas por sus gobiernos municipales no han frenado el impacto en la vecindad provocado por la expansión de las terrazas, ambas federaciones han presentado una queja conjunta ante esta figura administrativa al cargo de Ángel Gabilondo.

Ambas ciudades sufren las consecuencias de una gestión institucional absolutamente pasiva que ha degenerado en el incumplimiento de derechos fundamentales, como el derecho a la salud. Así lo ha expuesto el presidente de la FRAVM, Quique Villalobos, “las ciudades sufren un problema principal relacionado con la salud, que es el ruido", unido a que "progresivamente las terrazas han ido generando una sobreocupación del espacio público, que hacen ciudades más difíciles para la población y menos amables". “La ciudad se ha convertido en una gymkhana”, ha asegurado el presidente de la federación, algo que se ve agravado cuando los viandantes tienen discapacidad visual o movilidad reducida.

También son víctimas de esta “invasión” otros negocios que cohabitan con las terrazas, “la hostelería se ha apropiado del espacio público”, ha denunciado Quique Villalobos. Las federaciones vecinales consideran que la pandemia ha sido la excusa perfecta para incrementar la presencia de terrazas, “es una situación que se viene repitiendo a lo largo de muchos años y que se ha agravado con las terrazas Covid”, ha indicado la presidenta de la FAVB, Ana Menéndez. De hecho, en el caso de la ciudad de Madrid, todavía se siguen manteniendo algunas de estas terrazas que tras la modificación el pasado mes de enero de la Ordenanza de Terrazas y Quioscos de Hostelería y Restauración, se deberían haber retirado.

Una vulneración de derechos y libertades

En la queja que las federaciones han remitido al Defensor del Pueblo, se enumeran algunos de los derechos que han sido vulnerados, como el del descanso como parte fundamental a la integridad física y a la intimidad personal y familiar (artículos 15 y 18 de la Constitución) en relación con el derecho a la protección de la salud (artículo 43). “Según recoge la OMS, alrededor de 1200 muertes prematuras son atribuibles a los niveles de ruido”, así ha ejemplificado la presidenta de la FAVB las consecuencias que puede tener la vulneración de estos derechos para las personas.

"Madrid tiene que recuperar el espacio público que ha sido invadido para que la ciudadanía pueda disfrutar sus calles"

También el derecho a disfrutar de un medio ambiente adecuado, reconocido en el artículo 45 de la Constitución, se ha visto alterado por las terrazas. El consumo de tabaco y la acumulación de residuos son los principales causantes de esta situación. El principio de igualdad y no discriminación y del derecho al disfrute en plenitud de los derechos reconocidos en la Constitución a las personas con discapacidad también está entre los derechos y libertades que las federaciones consideran quebrantados.

La responsabilidad recae por completo sobre las administraciones municipales de Madrid y Barcelona, tal y como han indicado ambas asociaciones en el escrito, “dichas vulneraciones de derechos son responsabilidad de la Administración municipal, tanto desde el punto de vista de su actuación legislativa al dictar ordenanzas de concesión de licencias del uso del espacio público como desde el punto de vista de su actuación inspectora y sancionadora al no vigilar el cumplimiento de la normativa".

Madrid, una ciudad invadida por terrazas

La capital sufre una “ocupación abusiva e indiscriminada”, sobre todo en las zonas más turísticas como Centro, Salamanca, Chamberí, Retiro, las Cavas, Chueca, Austrias, Plaza Mayor, Lavapiés, Ponzano, Malasaña, Trafalgar o Ibiza. Estos distritos y barrios madrileños sufren altos niveles de contaminación, tanto acústica como ambiental.

Para más inri, la FRAVM apunta que muchos establecimientos incumplen la normativa vigente. A pesar de que a partir del mes de enero bares y restaurantes debían acatar la nueva Ordenanza, una mayoría no acata las modificaciones relativas a ruido, mobiliario u horarios. Es de obligado cumplimiento que las terrazas cierren a las 23:00 horas, como también lo es limitar los elementos autorizables a mesas, sillas y sombrillas con arreglo a las características especiales de la zona y también denegar la instalación de nuevos veladores. Pero "no se está cumpliendo", tal y como ha asegurado Villalobos.

Foto: Chema Barroso

La FRAVM ya ha recibido alrededor de 700 denuncias vecinales por incumplimientos o molestias, sin embargo, hoy la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, ha cifrado hoy en 272 las quejas recibidas por el Ayuntamiento de la capital en relación a las terrazas de hostelería de la capital, una cifra que considera “baja” ya que supone un 1% del total de quejas que recibe el Gobierno municipal. Para el presidente de la FRAVM este es el resultado de la inexistencia de diálogo entre los vecinos y la administración.

Para acabar con esta problemática, la federación vecinal madrileña considera necesaria la modificación de la ordenanza de terrazas, en la que se incluya “la restricción de horarios terminando a las 23 horas teniendo en cuenta el interés general frente al particular para la autorización o denegación de la terraza". También reclaman la recuperación de la obligatoriedad de un informe de impacto ambiental para la autorización, priorizando el descanso vecinal y retomando las autorizaciones de carácter temporal, que en un pasado se aplicaban solo durante el verano.

Una petición desesperada al Defensor del Pueblo

Ambas federaciones vecinales, con el apoyo de FACUA Madrid, piden al Defensor del Pueblo que inicie una investigación para determinar si las vigentes normas locales sobre terrazas contravienen la normativa internacional, estatal o autonómica sobre ruido y protección del medio ambiente.

"Queremos que la administración no mire solo por los intereses de unos pocos"

Además, piden que Gabilondo determine si existe negligencia en la aplicación de la normativa por los ayuntamiento de Madrid y Barcelona, “tanto permitiendo la saturación, especialmente en zonas turísticas, como no sancionando los incumplimientos en cuanto a ruido y contaminación ambiental”.

En el caso de la ciudad de Madrid, la FRAVM ha pedido al Defensor que determine “si el uso por los infractores de la Declaración Responsable para eludir el cumplimiento de las sanciones impuestas por el Ayuntamiento y la permisividad municipal suponen un fraude de ley".

Una vez concluidas las investigaciones solicitadas y confirmada la situación, las federaciones esperan del Defensor que adopte “las medidas legislativas, inspectoras y sancionadoras" necesarias para que cesen “las vulneraciones de derechos denunciadas”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
4 comentarios