www.madridiario.es
Libros de texto de Primaria.
Ampliar
Libros de texto de Primaria. (Foto: Kike Rincón)

Educación acepta "analizar" el Plan Accede, que se cobró 129 pequeñas librerías en 2020

sábado 27 de febrero de 2021, 08:49h

El gremio de libreros estima que el impacto de la Ley de Gratuidad de Libros de Texto derivó en el cierre de 129 pequeñas librerías en la Comunidad en 2020. En términos generales, esto supone una desaparición del 10 por ciento de los espacios que comercializan material didáctico en la región. La Asociación de Pequeñas Librerías de Madrid solicitó hace un mes una reunión con la Consejería de Educación para poner freno a estas cifras dramáticas revisando la normativa y fuentes del departamento que dirige Enrique Ossorio avanzan a Madridiario que "se convocará próximamente".

Los libreros suman dos años reclamando la supresión del Plan Accede, que regula la compra centralizada de libros de texto por parte de los centros para eximir del coste a las familias. Denuncian que los criterios aplicables para la adquisición "solo benefician a las grandes superficies", en detrimento de los minoristas. Ossorio se comprometió el año pasado a "valorar la posible modificación de la ley y explorar otras opciones" y el colectivo le pide ahora sentarse a negociar.

Desde la Consejería confirman su intención de citar a la Comisión de Seguimiento del Plan Accede "con el fin de analizarlo y evaluar el sistema de préstamo con datos como beneficiarios, presupuestos o centros participantes". Además, las mismas fuentes exponen que en ese encuentro "se escucharán todas las propuestas de los componentes que sirvan para mejorar aspectos relacionados con el desarrollo del programa".

La Ley de Gratuidad de Libros de Texto recoge la obligación de consitutir esta Comisión de Seguimiento, pero transcurridos dos años escolares desde su puesta en marcha aún no se ha celebrado. Por ello, la Asociación de Pequeñas Librerías de Madrid envió el pasado 26 de enero una carta a Enrique Ossorio recordándole este punto. En vista de que en junio de 2020 alegó que no daba tiempo a revisar el Programa Accede, ahora lo apremian a "trabajar con previsión de cara al próximo curso".

Participarán en la Comisión el propio Enrique Ossorio, los directores generales de Primaria, Secundaria, Becas y Ayudas, los directores de las cinco áreas territoriales, el presidente del Consejo Escolar y representantes de la Inspección Educativa, de los directores de los centros de Infantil, Primaria, Secundaria y de centros privados concertados. También asistirán miembros de la asociación de Madres y Padres de Alumnos de centros públicos y privados concertados, de la asociación de libreros de la Comunidad de Madrid y de la Asociación Nacional de Editores de Libros y material de Enseñanza (Anele).

Caída de ventas de hasta el 60 por ciento

El cheque-libro se erige como "la única alternativa viable" al sistema actual, defienden los libreros. Este método permitiría que las familias acudan al establecimiento que prefieran a comprar el material curricular, cuyo importe asumiría de igual forma el Gobierno regional, en lugar de que los centros educativos encarguen los ejemplares necesarios a un único distribuidor. "Esto incrementaría también las ventas en papelería", apunta José María Gil, presidente de la Asociación de Pequeñas Librerías.

Según su experiencia personal, el procedimiento actual "no reporta ninguna ganancia". En pedidos de 15.000 o 20.000 euros, el beneficio apenas ascendería "a unos 200 euros", cuenta. En consecuencia, asegura que este año ha rechazado los encargos de "30 o 40 colegios" al "no tener margen de beneficio" y solo ha servido libros a tres centros como un favor a los directores.

En aquellas librerías en las que el libro de texto supone una parte importante de la facturación y que no están adheridas al Plan Accede las ventas se han desplomado entre un 45 y 60 por ciento en 2020, según un estudio realizado por las empresas distribuidoras que operan en la Comunidad de Madrid.

Asimimismo, los ingresos de las pequeñas librerías no especializadas en material curricular han descendido en torno al 25 por ciento por la crisis económica ligada a la pandemia. Por su parte, los limitados establecimientos que sí han participado en el Programa Accede "han aumentado algo su facturación, pero con unos márgenes a veces raquíticos".

En la última década, el número de puntos de venta de libros se ha reducido de forma muy significativa. En algunos distritos de la capital "se ha podido pasar en ese periodo de 20 o 25 librerías a 7 u 8 en la actualidad", concluye el estudio. El sector lamenta que "el Covid y el Plan Accede no hacen sino dar la puntilla". No han recibido ayudas directas para compensar la merma de ingresos vinculada a la pandemia y temen que si no se aplica el próximo curso el cheque-libro se vean abocadas a desaparecer la mitad de las 900 librerías madrileñas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios