www.madridiario.es
Varias profesionales atienden a un niño que necesita un trasplante en el Hospital Infantil del Niño Jesús.
Ampliar
Varias profesionales atienden a un niño que necesita un trasplante en el Hospital Infantil del Niño Jesús. (Foto: Juan Luis Jaén)

El proceso de donación de órganos en Madrid: una pregunta que salva vidas

domingo 20 de octubre de 2019, 09:00h

En una situación dramática, tomar decisiones tan determinantes como la donación de órganos se antoja complejo, casi impertinente. Con los familiares del enfermo entrando en la fase de duelo, la obligada pregunta desencadena un nudo en el estómago, pero unos segundos después puede traducirse en la esperanza de una vida salvada, como la de Rafael Cano. “Es inexplicable que siga vivo, lo ha salvado su enorme esfuerzo por sobrevivir”, comunicaron los doctores del Hospital Gregorio Marañón a su familia. Él dio el primer paso y la generosidad del donante de su nuevo corazón ha permitido que 15 años después este madrileño siga viendo crecer a sus nietos.

En la Comunidad de Madrid, este gesto solidario gana adeptos. “En mi familia estábamos concienciados con la donación, pero mi padre era más reticente, decía que si por desgracia alguna de sus hijas fallecía la enterraría ‘entera”, relata su hija. Su experiencia ha hecho que cambie de forma radical su opinión. Asimismo, la respuesta familiar negativa a donar órganos y tejidos se ha visto reducida en ocho puntos en el primer semestre del año en la región. Así, solo el 11 por ciento de las entrevistas de donación no resultaron fructíferas en los primeros seis meses de 2019.

La tasa de trasplantes en la Comunidad de Madrid supera la media nacional

La tasa de trasplantes realizados en la Comunidad en este periodo alcanza los 119 por millón de habitantes, por encima de los 111 de la media nacional. Por número de donantes, el 12 de Octubre, el Clínico San Carlos, el Ramón y Cajal y el Gregorio Marañón se erigen como los hospitales de referencia en esta práctica. No obstante, todos los centros de alta complejidad del Servicio Madrileño de Salud cuentan con coordinadores de trasplantes curtidos en afrontar situaciones de crisis y diestros en el trato con los afectados. "Somos médicos y enfermeros que venimos de la UCI y estamos preparados para la transmisión de malas noticias por el perfil de paciente que atendemos habitualmente", explica Francisco del Río, coordinador de la Oficina Regional de Trasplantes.

Máquina de circulación extracorpórea durante el trasplante.

Más de 15 años después del trasplante de su progenitor, su hija recuerda también los nombres y apellidos de los psicólogos y enfermeros que no se separaron de ellos durante todo el proceso. “El año antes del trasplante, pasamos más días en el hospital que en casa. Durante los tres meses y medio que permaneció ingresado después de la operación mi madre se empeñó en dormir allí y yo acompañaba a mi padre por el día. Es alucinante el clima que generaron con nosotras. Sufren contigo y se alegran de los avances contigo”, cuenta agradecida.

Es importante desdramatizar la donación

De hecho, no solo los profesionales sanitarios reciben formación continuada y participan en charlas de sensibilización relativa a esta práctica. También acude a estas el personal no sanitario de los hospitales. A ambos colectivos se dirigen las campañas de concienciación de la Consejería de Sanidad, que las ha intensificado en los centros educativos, sobre todo en Bachillerato. "Es importante desdramatizar la donación antes de llegar al peor momento, el de la entrevista para llevarla a cabo", señala Francisco del Río.

Llegada la hora de pedir el consentimiento a los familiares -si el paciente no ha dejado constancia expresa de su voluntad en vida -, un factor relevante a la hora de dar el 'sí' es estar acompañado. "Estar solo lo hace más difícil, en esos momentos se necesita alguien en quien apoyarse", relata el responsable de la Oficina Regional de Trasplantes. En cuanto al perfil del donante, "no hay un patrón definido".

Con el enfermo en asistolia, los órganos que aguantan mejor son los riñones, el hígado, el corazón y los pulmones, por ese orden. "Toleran muy bien la fase de isquemia", precisa del Río. El tejido osteotendinoso, vital para el tratamiento de tumores en niños, es el más utilizado junto a las córneas. La demanda de donación de fibras como los tendones también se ha incrementado para el tratamiento de lesiones deportivas, como los injertos en ligamentos cruzados.

La decisión de convertirse en donante se medita a lo largo de la trayectoria vital o se toma en unos minutos si nunca se ha planteado. En ambos casos, resulta determinante para quien espera ansioso la llamada que le confirma una segunda oportunidad. “A mi padre le habían colocado cuatro bypass y un marcapasos con desfibrilador años antes, pero la falta de oxígeno había deteriorado sus órganos. Pasó el protocolo de trasplantes y estuvo un año en lista de espera. Ves cómo pasa el tiempo y te desesperas, pero llega el día, supera la rehabilitación y las primeras revisiones y vuelves a casa”. Todo ha merecido la pena. A X le dieron 11 años de esperanza de vida, pero ya ha superado los 15. “No pudo volver a ejercer su profesión, tiene una discapacidad, pero vive”.

Retos a futuro

Uno de los avances más significativos en el campo de los trasplantes de la Comunidad de Madrid lo ha supuesto la activación del Programa ECMO -de oxigenación por membrana extracopórea- en el año 2017. Se trata de un dispositivo portátil que posibilita que hospitales de media y baja complejidad desarrollen el proceso de donación. Un equipo de expertos en el manejo del aparato se desplazan hasta el centro para ejecutarlo. Entre ellos, un cirujano preparado para "canular rápido la arteria femoral".

El Hospital Universitario del Sureste, en Arganda del Rey, ha sido uno de los últimos en requerir la actuación del ECMO, que ha conseguido un total de 52 donantes en los dos años que lleva en funcionamiento.

En una línea paralela a esta se desempeñará el programa específico de donación pediátrica que impulsa la Oficina Regional de Trasplantes, similar al que ya opera en La Paz y el Hospital Niño Jesús. Su propósito, optimizar la donación de órganos en niños, mermada tanto por el reducido número de donantes como por la complejidad de la intervención ligada a "los vasos -venas y arterias- de menor calibre" de los pequeños.

Por otro lado, la "altísima" actividad de trasplante de tejidos, como el de piel para quemados, precisa un "banco centralizado" que "asegure la disponibilidad de los mismos" en todos los hospitales. Una red que deberá cumplir "los complejos requisitos de bioseguridad marcados por la normativa europea que entrará en vigor en breve".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.