www.madridiario.es
Isabel Díaz Ayuso durante la videoconferencia con Pedro Sánchez y los presidentes autonómicos
Ampliar
Isabel Díaz Ayuso durante la videoconferencia con Pedro Sánchez y los presidentes autonómicos (Foto: Comunidad de Madrid)

Díaz Ayuso pide a Sánchez el cambio de las reuniones al sábado para enviar un mensaje unidireccional

domingo 03 de mayo de 2020, 17:53h

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha pedido al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, trasladar las videoconferencias con los presidentes autonómicos a los sábados, para informar después de acordar, y que el fondo reembolsable anunciado no compute para el déficit.

Así lo ha detallado en una entrevista en Onda Cero después de mantener la octava reunión con Sánchez y sus homólogos desde que comenzará la crisis sanitaria del coronavirus.

Estas citas, para la dirigente madrileña, por el momento solo le están sirviendo sobre todo para conocer más el estado autonómico, "que está siendo realmente la solución a los problemas". Ayuso ha asegurado que el presidente "nunca contesta" en ellas "a ninguna sugerencia ni ninguna propuesta".

Además, para la jefa del Ejecutivo autonómico, estas reuniones, de unas cinco horas de duración, se realizan "tarde". A su parecer, las propuestas el Gobierno las hace a lo largo de la semana, en múltiples videoconferencias y ruedas de prensa, donde se dan "mensajes inconexos" y donde cada vez se sabe menos "cuál es el siguiente paso".

"Echo en falta una organización y una estrategia. Le he pedido que sea al revés, como otros presidentes, que podamos hablar los sábados. Que veamos una estrategia de país y luego ya los domingos mandemos un mensaje unidireccional a los ciudadanos para que sepan cuál es el futuro y las siguientes actuaciones", ha explicado.

Respecto a la desescalada, Ayuso ha indicado que ha solicitado una "estrategia clara" para evitar "aglomeraciones". Así, ha hecho hincapié en que este virus es "incomprensible" y va a estar "mucho tiempo" activo.

"Creo que hay que entenderse entre administraciones, pero también escucharlas a todas. No se puede aplicar los mismos criterios en Madrid que en otras comunidades autónomas donde casi no ha habido contagios", ha remarcado.

En cuanto al fondo reembolsable de 16.000 millones anunciado por Sánchez para las autonomías para la reconstrucción, Ayuso ha indicado que todavía desconoce la cifra que le corresponde a la Comunidad, pero ha trasladado que le ha pedido que estos sean "fondos adicionales", que no sean los que hubieran llegado igualmente sin el virus.

Además, le ha solicitado que sea algo "incondicional", es decir que sirva para pagar los gastos indirectos y directos del coronavirus, pero no para modificar sus impuestos o sus propuestos". Del mismo modo, que ha pedido que compute a la hora del déficit.

Respecto al endeudamiento, la presidenta ha pedido que no sea a través del Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) sino, como han hecho en otras ocasiones, en los mercados. "Queremos seguir con una política fiscal baja y no queremos que esto sea un modo también de romper con la autonomía fiscal de la Comunidad de Madrid, que tan buenos beneficios nos han dado siempre", ha dicho.

Preguntada por si es responsable que los partidos de la oposición apoyen la prórroga del estado de alarma, Ayuso ha incidido en que lo responsable es que haya "cogobernabilidad". Para la presidenta, si Sánchez pide el apoyo, las autonomías también lo tienen que tener.

Asimismo, ha desvelado que, como ya hiciera públicamente, le ha vuelto una "mesa bilateral", en la que Ejecutivo y Comunidad hablen porque su región es "la más castigada desde el punto de vista de la epidemia" y porque son "el motor económico de España", que aporta el 20 por ciento del PIB. "Si Madrid cae, el colapso para el resto del país va a ser por seguro", ha subrayado.

El Gobierno abonará a las CCAA 6.000 millones a corto plazo

El Gobierno abonará en tres tramos el fondo extraordinario de 16.000 millones de euros para las comunidades autónomas anunciado este sábado por Pedro Sánchez, de manera que los primeros 6.000 millones se abonarán en el "corto plazo" y el resto en otros dos "en la segunda parte del año".

Así lo ha avanzado la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, en una rueda de prensa junto al titular de Sanidad, Salvador Illa, tras la octava reunión telemática de Sánchez con los presidentes autonómicos.

Montero también ha detallado que el fondo se distribuirá entre las comunidades autónomas en función de "parámetros objetivos basados en los gastos ocasionados por la COVID-19" conforme a la información que hayan remitido las comunidades autónomas.

En concreto, los 10.000 millones que se destinarán a cubrir gastos sanitarios se distribuirán en función de los indicadores oficiales de impacto de la pandemia y los 1.000 millones para gasto social se repartirán por criterios poblacionales.

Por último, los 5.000 millones destinados a paliar la reducción de recursos propios de las comunidades autónomas por la caída de la actividad económica se distribuirán en función de los datos de caída de la recaudación.

Sanidad exige tener en cinco días entre 1,5 y 2 camas en UCI por cada 10.000 habitantes

El Ministerio de Sanidad exigirá a las comunidades autónomas que puedan tener listas en el plazo de cinco días entre 1,5 y dos camas en Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) por cada por 10.000 habitantes, en el caso de que se produjera un rebrote de coronavirus.

Este es uno de los criterios de obligado cumplimiento por parte de las comunidades autónomas para que el Gobierno pueda entrar a valorar sus propuestas de cara a la desescalada.

Así lo ha manifestado este domingo el ministro de Sanidad, Salvador Illa, durante su comparecencia en rueda de prensa.

"Uno de los criterios es que puedan acreditar que en un plazo máximo de cinco días se está en condición de garantizar que hay una capacidad de UCI que se puede poner en marcha en un plazo de 15 días por si hubiera un rebrote", ha señalado Illa.

Asimismo, el responsable de Sanidad ha resaltado que otro de los criterios para entrar a valorar sus propuestas es que las comunidades autónomas puedan tener entre 37 y 40 camas de enfermos agudos por cada 10.000 habitantes.

En la misma línea, Illa ha recomendado que las comunidades autónomas mantengan el número de profesionales sanitarios durante la desescalada y que se refuercen los servicios de atención primaria que, a su juicio, "van a tener un papel clave".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

4 comentarios