www.madridiario.es
Furgón de la Guardia Civil
Ampliar
Furgón de la Guardia Civil (Foto: MDO)

Detenidos los dos presuntos autores del asesinato de Anchuelo en febrero

sábado 28 de marzo de 2020, 17:43h

Agentes de la Guardia Civil pertenecientes al Grupo de Homicidios de la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Comandancia de Madrid han detenido a un hombre y una mujer como presuntos autores de un asesinato ocurrido en la localidad madrileña de Anchuelo en febrero de este año.

Fue el 16 de ese mes, durante una disputa en el interior de un domicilio, cuando el joven, que supuestamente okupaba la vivienda, fue agredido por varias personas causándole heridas que le provocaron la muerte, ha informado el Cuerpo Armado.

Tras la activación de la comisión judicial y el Laboratorio de Criminalística, se puso en marcha el dispositivo para la identificación y detención de los autores, que culminó en esta fecha. La búsqueda finalizó con éxito cuando agentes del Grupo de Homicidios localizaron a los presuntos autores ocultos en sendos domicilios de las localidades de Azuqueca de Henares (Guadalajara) y Blanes (Gerona).

En la madrugada del miércoles 25, se registraron los domicilios, previa autorización judicial por el juzgado competente, y se detuvo a un varón y a una mujer como presuntos autores del asesinato, y de otras tres personas, que les ocultaron, como autoras de un presunto delito de encubrimiento.

Los dos presuntos autores han ingresado en prisión. Conoce la causa el Juzgado de Instrucción número 1 de Alcalá de Henares, el cual ha coordinado y dirigido todas las actuaciones.

El fallecido, Iván T.S., de 29 años, estaría viviendo desde hace diez días de forma ilegal en un piso cercano a la zona en la que fue asesinado. De hecho, tenía antecedentes por delitos contra el patrimonio.

Iván fue apuñalado y golpeado en la casa de un amigo en presencia de la mujer de este y de la hija de estos. Los servicios de emergencia acudieron al lugar pero solo pudieron confirmar el fallecimiento.

La víctima trabajaba en una cafetería de Alcalá de Henares, aunque era original de un municipio de Cáceres, donde fue enterrado. La autopsia determinó que murió de una puñalada en el corazón.

Según manifestaron allegados al inicio de la investigación, supuestamente había sufrido amenazas de un clan que habría okupado el edificio en el que vivía y que quería echarle de su piso con pretensión de realquilarlo a otras personas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios