www.madridiario.es
Audiencia Provincial de Madrid.
Ampliar
Audiencia Provincial de Madrid. (Foto: Gustavo San Miguel)

Condenado a 18 años de cárcel el descuartizador de un joven de Rivas en 2016

martes 17 de diciembre de 2019, 16:16h

La Audiencia Provincial de Madrid ha condenado a Javier Ceballos a 18 años y cuatro meses de cárcel por el asesinato de un joven de Rivas en 2016, y por posteriormente descuartizarlo y deshacerse al cuerpo.

Así consta en una sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, en la que los magistrados imponen también una pena de dos años y tres meses de prisión para Francisco Gomara López-Camacho, alias 'Paco El Loco', como autor de un delito de encubrimiento. La Fiscalía le acusaba de profanación del cadáver, pero el Jurado Popular que enjuició los hechos le declaró solo culpable de encubrimiento.

Además, absuelve a David Tena Moreno por miedo insuperable y a Alejandra Asunción Sánchez Chover del delito de encubrimiento, por el que estaban acusados. Contra esta resolución cabe interponer recurso de apelación ante la sala de lo Civil y Penal del TSJ de Madrid. Javier Ceballos deberá indemnizar con 160.00 euros a los padres y al hermano de la víctima.

La condena se produce después de que un Jurado Popular declarara a Ceballos culpable del asesinato del joven por asesinato y no por homicidio, tal y como solicitaba la familia del fallecido.

Los hechos se produjeron en la madrugada del 10 de agosto de 2016 cuando el asesino y su víctima se encontraban en un piso de Rivas. Tras una discusión, se produjo el crimen. El autor confeso habría pedido ayuda para deshacerse del cuerpo, que fue quemado y esparcido por una finca de El Pardo.

La acusación particular, representada por el abogado Jaime Sanz de Bremond, reclamaba que se le condenara a 25 años de prisión, mientras que la fiscal y su defensa rebajaban la pena a quince años por un delito de homicidio.

En su declaración, el autor confeso admitió el crimen, pero alegó que lo hizo en defensa propia después de que el fallecido no se quisiera ir de su casa tras una noche de consumo. Además, negó haber descuartizado y quemado el cadáver.

Una discusión por drogas que acabó en crimen

Según la Fiscalía, sobre la 01.00 horas del día 10 de agosto de 2016, Javier C. se encontraba en una vivienda de Rivas Vaciamadrid, junto a la víctima, momento en el que se originó una discusión entre ambos.

En el transcurso del mismo el acusado "haciendo uso de un instrumento cortante dio muerte" a la víctima, "derramándose toda la sangre del cuerpo por el suelo y las paredes de la vivienda, y causándole al acusado una herida cortante en la mano izquierda".

Dos horas más tarde se personó en la vivienda David T., quien compartía domicilio con C., pero no pudo acceder porque el otro acusado había puesto las llaves desde dentro de la casa en la cerradura.

Cuando le abrió la puerta C. estaba en calzoncillos y ensangrentado, mientras que el cadáver de A.P. yacía en el suelo de la cocina "boca abajo y arropado con una manta".

Además, las paredes y el suelo de toda la vivienda estaban cubiertas de sangre, "marchándose momentos después al pedírselo Javier C., dejándolo en la vivienda mientras limpiaba la sangre y se deshacía del cadáver, no poniendo los hechos en conocimiento de la Policía".

Ceballos procedió a limpiar parte de la sangre de la vivienda, y después llamó a Francisco G para que le ayudara con el crimen. Juntos trasladaron los trozos del cadáver a la finca situada en el Camino de Valdecerveras, parcela 201 de las Colmenas, El Pardo (Madrid). Fue ahí donde “tras rociarlo con gasoil lo prendieron fuego y tamizaron las cenizas, no quedando restos del cadáver".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.