www.madridiario.es
Como hacer tintes naturales para telas

Como hacer tintes naturales para telas

miércoles 02 de septiembre de 2020, 18:18h

Actualmente son muchas las personas que cada día se van haciendo participe de lo ecológico, lo natural y lo orgánico. Por eso, hoy les mostraremos cómo hacer tintes naturales para telas, ya que estamos en la búsqueda de instrumentos que nos permitan aprovechar todos los recursos que tenemos a la mano. Para la realización de de esto solo requerimos materiales que mayormente tenemos en la cocina, que por no saber cómo aprovecharlos los tiramos a la basura.

Llevar una vida sostenible no es para nada complicado, ya que las ventajas de esto no solo se muestran en la salud, también lo podemos ver en la economía domestica, y no estamos hablando de renunciar a los lujos y comodidades, sino al revés, es decir, saber aprovechar de la mejor forma posible todo lo que tenemos, minimizando residuos, ayudando a rescatar el bienestar del planeta y aprender a disfrutar de una vida mucho más saludable y con mayor libertad económica.

A través del reciclaje le podemos dar una segunda vida útil a nuestra ropa, de esta manera estamos contribuyendo en gran medida a la reducción del CO2, cuando decidimos darle un nuevo color con tintes naturales para telas de una forma u otra estamos haciendo que esa prenda luzca como nueva.

Al mismo tiempo que descubres y aprendes cosas nuevas que puedes realizar a diario también puedes pasar un rato agradable con los niños, ya que teñir ropa de forma natural es algo fácil, sencillo y divertido.

Lo primero que tienes que hacer es ubicar un espacio cómodo donde puedas colocar todos los materiales que vas a utilizar como por ejemplo, varios baldes y recipientes de plástico o también de vidrio, guantes, tela o ropa, cucharas, pinzas y un tendedero.

Al momento de elaborar tus tintes naturales para tela lo más recomendable es que busques un lugar donde haya ventilación y que sea idóneo para sobrellevar un poco el desorden y las manchas que puedan ocasionar algunas plantas o vegetales.

¿Qué se puede teñir?

Si utilizamos tintes naturales para telas podemos teñir seda, algodón, lana, cáñamo, lino... Ropa, sabanas, papel, toallas. Mientras vas realizando el proceso vas a ir notando como unas adquieren un color más fuerte o débil, brillante o más opaco. También tienes que tomar en cuenta que de acuerdo al tipo de tejido que decidas teñir con tintes naturales para tela responderá de forma distinta según el color, esto sin importar el tipo de tela que decidas utilizar, tienes que lavarlo antes de comenzar a teñir la tela.

¿Qué se puede utilizar como tintes naturales para tela?

Posiblemente no tengas ni que salir de tu hogar, solo tienes que darte una vuelta y observar las flores, raíces, cascaras, nueces, hongos, plantas y vegetales que probablemente tienes en la cocina o en el jardín.

Ingredientes para elaborar tintes naturales para tela

1 La piel de la cebolla (amarillo / naranja)

2 Hojas y tallos de zanahoria (amarillo)

3 Cascaras de calabaza (amarillo / naranja)

4 Piel de aguacate y semillas (rosa claro)

5 Fresas / cerezas (rojo)

6 Hojas de apio (amarillo)

7 Repollo morado (azul / púrpura)

8 Café / té (marrón)

9 Cáscaras de nuez (marrón)

10 Alcachofas (verde)

11 Remolachas (rosa / rojo)

12 Espinacas (verde)

13 Perejil (verde)

14 Flores de hibisco (rojo / morado)

15 Albahaca morada (rojo / morado)

16 Dyers Polypore (amarillo / dorado)

17 Hapalopilus Nildulans (rojo y violeta)

18 Raíces de diente de león (marrón)

19 Rosas (rosa)

20 Flores de jacinto (azul)

21 Lavanda (rosa / lila)

22 Uvas negras (azul)

¿Cuáles son los mejores colores de telas para aplicar los tintes naturales para telas?

Hay que tener en cuenta que siempre la mejor alternativa para utilizar los tintes naturales para telas va a ser los colores claros o blancos. Por lo general, las fibras y lanas naturales vienen en distintos tonos de blanco o crema, por lo que resulta genial. Pero también puedes usar fibras de color gris claro y color canela y conseguir efectos agradables.

Primero antes usar los tintes naturales para tela tienes que tratar la tela o ropa a utilizar con un fijador / mordiente.

En caso de tintes realizados a base de vegetales tienes que mezclar 1/4 de taza de sal con 4 tazas de agua y luego hervirlo, proporcionalmente puedes ir ajustando las cantidades es decir usar más o menos, colócalo a fuego lento, después mete la tela en esta solución durante una hora antes de teñirla.

Por otra parte, en caso de que el colorante sea a base de planta, debes mezclar 1 taza de vinagre con 4 tazas de agua y realizar el mismo procedimiento, ya que es parecido al de arriba con la sal.

Al finalizar de cocer a fuego lento, coloca bajo el chorro de agua fría, luego escurre un poco la abundancia de agua; eso lo vas a realizar en cualquiera de los dos casos.

¿Cómo aplicar los tintes naturales para tela?

Hay diversas formas de teñir la materia prima. Te mostraremos algunas, después tu decidirás cual es la que mejor se acomode a tus necesidades.

Método 1

1 Coloca en un recipiente el vegetal cortado en trozos pequeños y luego añade agua. Recuerda: por una parte de vegetal se añaden dos partes de agua.

2 Debes cocinar a fuego lento de 30 minutos a una hora, eso va a depender del color que deseas obtener.

3 Si deseas obtener un color mucho más intenso deja reposar la materia vegetal en el recipiente hasta que se enfríe y remoja durante toda la noche.

4 Al obtener el color deseado solo debes colar los materiales sólidos del líquido y botarlos.

Debes tener cuidado ya que algunas plantas, aunque son naturales, suelen ser venenosas. Tienes que utilizar guantes y mascarilla, trata de evitar inhalar los humos al calentar, es preferible que realices esto al aire libre o en un lugar que se encuentre bien ventilado.

Además de la tela también puede interferir en el resultado del color deseado el pH del agua.

Antes de comenzar a teñir la prenda o tela debes lavarla. Mete durante 30 minutos la prenda húmeda en el recipiente con el tinte a fuego lento. Una vez que obtengas el color que deseas retírala del fuego. Para que la prenda obtenga la mayor cantidad de color posible y no se dañe la tela por las variaciones de temperatura, tienes que dejarla enfriar lentamente en el recipiente del tinte. Luego cuelga para secar.

Método 2

Si vas a teñir la ropa con remolacha o la col morada tienes que picarlas y ponerlas en un recipiente por capas, es decir una capa de la materia vegetal y luego la tela así repetidamente hasta finalizar con la col o remolacha.

Preparación

1 Colma un recipiente con agua tibia y deja remojando toda la noche.

2 Sin dejar hervir el día después lleva a fuego lento, siempre manteniendo la temperatura a 80º.

3 Según el color que desees déjalo por 1 o 2 horas.

4 Luego retíralo del fuego y déjalo reposar hasta enfriar.

Método 3

Si desea teñir con cúrcuma las cantidades a utilizar son 4 cucharadas de polvo por cada litro de agua y 1/4 de taza de sal.

Preparación:

1 Calienta en un recipiente a fuego medio alto las cantidades correspondientes de agua, polvo y sal hasta que hierva.

2 A medida que vas revolviendo, baja el fuego.

3 Coloca las prendas o tela en el recipiente hasta que esté mojada por completo durante 30 minutos.

4 De vez en cuando anda revolviendo suavemente.

5 Baja del fuego y enjuaga con agua tibia hasta que el agua salga clara. Luego enjuaga con agua fría, tiende y pon a secar.

Consejos antes de elaborar tintes naturales para tela

1 Al momento de lavar las prendas teñidas debes hacerlo con agua fría y apartada de otras prendas.

2 Los materiales a utilizar, como recipientes, pinzas y cucharas, procura que no sean de tu uso diario ya que posiblemente se manchen con el tinte.

3 Esta es la mejor forma de utilizar restos de alimentos que posiblemente habrías desechado.

4 Cuando le das una segunda oportunidad a una prenda, también estas aliviando un poco el planeta de la contaminación y a su vez estas obteniendo un beneficio económico.

Mordientes

Si utilizas tintes naturales como las nueces negras, las pieles de cebolla, el té o la cúrcuma no es necesario que uses un mordiente para que este pueda unirse a las fibras o mantener el lavado y al mismo tiempo conservan el brillo del color.

El alumbre y el hierro son algunos de las mordientes más comunes y seguros de utilizar, si decides usar el hierro como mordiente lo puedes obtener hirviendo el tinte en una olla de hierro o tomando un pedazo de hierro oxidado y añadiéndolo a la olla. también puedes usar la ceniza de sosa (sosa lavado o carbonato de sodio). Estamos hablando de un mordiente alcalino y este resaltará distintos colores del material de origen vegetal.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios