www.madridiario.es
Clece ofrece ayuda en sus oficinas de Madrid a quienes la brecha digital impide acceder al empleo
Ampliar
Clece ofrece ayuda en sus oficinas de Madrid a quienes la brecha digital impide acceder al empleo (Foto: William Criollo)

Clece ofrece ayuda en sus oficinas de Madrid a quienes la brecha digital impide acceder al empleo

Por MDO
martes 04 de octubre de 2022, 07:54h

Internet ha supuesto una transformación en la forma de relacionarnos, en nuestros hábitos de consumo e incluso a la hora de buscar empleo. Las nuevas tecnologías ya no son el futuro, son el presente y forman parte de nuestro día a día, pero para algunos resulta aún difícil acceder a ellas por no disponer ni de los dispositivos necesarios ni de las competencias básicas para hacerlo. Esto es debido a la existente brecha digital, es decir, la desigualdad que hay entre diversos grupos de población en cuanto al acceso a las nuevas tecnologías de la información y comunicación (TIC) y constituye, en muchas ocasiones, un hándicap para el acceso al empleo.

Conscientes de esta situación, en Clece han tratado de buscar una alternativa con una fórmula innovadora: ‘el kiosco de selección’. Desde hace varios meses, ofrecen atención personalizada a quienes acuden a sus oficinas de la Avenida de Manoteras, a depositar sus currículums para trabajar en esta compañía, ayudando a los postulantes con las dificultades técnicas que se puedan encontrar a la hora de manejar las herramientas digitales.

Allí pueden escanear sus currículums, registrarse en la base de datos interna de la compañía e inscribirse en las diferentes ofertas laborales, en un espacio habilitado en la oficina para tal fin. “Mucha gente no tiene esta posibilidad en sus domicilios, no cuentan con ordenador o con internet. También apoyamos a quienes carecen de los conocimientos digitales necesarios para realizar este proceso”, explica Alba Adrián-Rodríguez, técnico de Selección del Área Sociosanitaria de Servicios Sociales de Clece. En el ‘kiosco de selección’, resume, “se ofrece soporte técnico y personal”.

Anielka Teresa Tijerino conoció Clece gracias a una compañera de la academia donde se formó en atención sociosanitaria. “Me dijo que necesitaban personal y fui a la oficina. Les comenté que me costaba mucho manejar el ordenador y me ayudaron”, cuenta sobre el proceso. Una semana después, recibió una llamada de la empresa, tuvo una entrevista y la contrataron como auxiliar del Servicio de Ayuda a Domicilio (SAD), que Clece gestiona en ocho distritos de Madrid.

Una experiencia similar vivió Elba Antonia Núñez. Una amiga que trabajaba en Clece la acompañó hasta una de las sedes para presentar su currículum. “Llevé mis documentos, me tomaron los datos y me llamaron a los dos días. Tuve la entrevista y me seleccionaron”, relata esta licenciada en Enfermería, que también entró a formar parte del SAD gracias al ‘kiosco de selección’.

Una apuesta por la inclusión laboral

La implementación de esta iniciativa surgió por una doble necesidad. Por una parte, para evitar que cualquier persona interesada en trabajar en la compañía quede excluida de un proceso de selección por no contar con los suficientes conocimientos tecnológicos o por no disponer de acceso a internet. “Hay gente que tiene que pagar en locutorios para enviar sus currículums o que se inscriben en la página web genérica, pero no directamente en las ofertas por desconocimiento”, expone la técnica de Selección. Por otra parte, para garantizar la protección de datos que exige la legislación. “Es mejor digitalizar los currículums. Ya no los recogíamos en mano”, señala Alba Adrián-Rodríguez.

El ‘kiosco de selección’ busca, precisamente, ayudar a los candidatos a sortear estas dificultades. Mediante esta vía, la del asesoramiento y el acompañamiento en el proceso, se consigue “una mayor agilidad e inclusión”, según asegura Alba Adrián-Rodríguez, quien además añade que aporta “más visibilidad” a los postulantes, que ganan en tranquilidad al “sentir que su currículum ha llegado a buen puerto”.

Asimismo, Alba explica que, si en el momento de registrar la candidatura Clece dispone de vacantes en esa área, la incorporación puede ser “inminente”, si no, queda guardada para futuros puestos que encajen con el perfil.

Anielka lleva dos meses como auxiliar de ayuda a domicilio y declara sentirse “muy contenta” con su nuevo empleo en Clece. “Me gusta porque siento que ayudo”, manifiesta.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios