www.madridiario.es
Ciudad del futbol en Las Rozas
Ampliar
Ciudad del futbol en Las Rozas (Foto: Gustavo San Miguel)

El Supremo confirma la absolución del exalcalde de Las Rozas por el caso 'Ciudad del Fútbol'

viernes 05 de febrero de 2016, 16:50h
El Tribunal Supremo (TS) ha confirmado la absolución del exalcalde de Las Rozas Bonifacio de Santiago y de otros siete ediles del PP, a los que acusaron de un delito de desobediencia y de prevaricación en el marco del caso de la Ciudad del Fútbol de Las Rozas.

El Supremo ha rechazado el recurso de casación por infracción de Ley y de precepto constitucional interpuesto por el Ministerio Fiscal contra la sentencia dictada el pasado 4 de mayo de 2015 por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM), que absolvió a los ocho imputados. El fiscal acusaba a De Santiago y a los otros ediles de desobedecer la orden judicial que le obligaba a rectificar la cesión de suelo municipal a la Real Federación Española de Fútbol para la construcción de la Ciudad del Fútbol.

En el nuevo fallo, el Supremo señala que es posible que haya habido algunas decisiones "erróneas" pero lo ha sido "desde los asesoramientos precisos y oportunamente corregidos por la jurisdicción y el órgano administrativo ha actuado en el ejercicio de su función". Así, se solicitó y se recibió informes de actuación a los que se "sujetó, según se afirma en el relato fáctico" y es "congruente" con el sentido de los informes que han sido designados para la acreditación del error de hecho en la valoración de la prueba". Hace ocho meses, el Alto Tribunal madrileño absolvía ya a De Santiago y a los otros siete concejales del PP: Francisco Javier Espadas López-Terradas, Antonio Garde Fernández Fontecha, Isabel Graneda Muñoz, Gema Matamoros Martínez, Pedro Núñez Morgades, Juan Ramón Ruíz Fernández y José Luis Álvarez de Francisco.

En el juicio, el exregidor manifestó que no tomó ninguna decisión que no hubiera sido aprobada por los técnicos municipales, insistiendo en que eran los abogados contratados quienes llevaban las cuestiones judiciales. Los magistrados del TSJM consideraron que los acusados en ningún caso actuaron pensando que con sus decisiones ocasionaban un resultado materialmente injusto ni que resolvían al margen del ordenamiento jurídico.

El caso tiene su origen en una querella de la Fiscalía de Madrid contra la Junta Municipal. Los imputados hicieron caso omiso a la sentencia de 2004 de la Sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJM que les obligaba a anular el acuerdo que cedió en 1998 una parcela de 120.000 metros cuadrados y 18.000 metros de edificabilidad a la Real Federación Española de Fútbol.

Los magistrados exoneraron al exalcalde del delito de desobediencia, al estimar que Bonifacio de Santiago pudo razonablemente entender que la no reiteración de la orden de prosecución del expediente de concesión a la RFEF, así como la no imposición de multa coercitiva alguna, se debía a la virtualidad que la propia sala de lo contencioso atribuía a la no firmeza de su decisión por la pendencia del recurso de casación. Y también al hecho de que la voluntad flagrante e inequívoca de desobediencia que requiere el delito del que le acusaba el Ministerio Público "no es propia de quien, por su condición de no experto, recurre a los servicios de asesores cualificados y hace en todo momento lo que los especialistas le indican ante la complejidad y trascendencia del asunto para su ayuntamiento".

Del mismo modo, absolvía a los acusados del delito continuado de prevaricación administrativa al considerar que desde una perspectiva estrictamente penal, la autorización provisional demanial de los terrenos cedidos, así como las prórrogas, en las circunstancias del caso ni desbordan de forma clamorosa y patente la legalidad ni abocaron a un grave quebranto de los intereses generales al compatibilizarse con el uso público de las instalaciones. Agregaban que estas decisiones ni se adoptaron en la conciencia y el propósito de transgredir la legalidad, sino de "dar solución provisional" a varios problemas que de súbito se encontró el ayuntamiento.

En este punto, aludía a "la imposibilidad de gestionar directamente las instalaciones, la posible reclamación cuantiosísima de responsabilidad patrimonial por parte de la RFEF, la propia duración del expediente de concesión demanial de uso privativo y la defensa de la legalidad de su actuación ante los tribunales de lo contencioso-administrativo, que en ningún momento habían obligado al desalojo material de la RFEF de los terrenos".
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.