www.madridiario.es
Hospital Gregorio Marañón
Ampliar
Hospital Gregorio Marañón (Foto: Jesús Hellín / Europa Press)

Cerrado el punto de vacunación del Gregorio Marañón, con más de 259.000 dosis administradas

Por MDO/E.P.
viernes 01 de octubre de 2021, 20:24h

El Hospital General Universitario Gregorio Marañón ha cerrado este viernes su punto de vacunación a la ciudadanía. Desde que comenzó a funcionar el mes de abril, este dispositivo ha administrado más de 259.000 vacunas contra el Covid-19 de Pfizer, Moderna y Janssen.

Unos 50 profesionales, entre enfermeras, técnicos auxiliares en cuidados de enfermería, celadores, farmacéuticos y personal de seguridad, han participado cada día en este punto. En un comunicado, el Hospital Gregorio Marañón ha trasladado su agradecimiento a los ciudadanos por su "comprensión, paciencia y colaboración" con el personal para culminar este proceso, "que no solo es un bien particular, sino un compromiso social de todos".

Ricardo Sánchez, de 30 años de edad, ha sido el último madrileño que se ha vacunado en el Hospital Gregorio Marañón, donde ha completado su segunda dosis de Pfizer. "Me han tratado estupendamente, todo ha ido muy rápido y la vacuna me ha sentado bien", ha subrayado el joven, que ha trasladado su "agradecimiento al gran trabajo y la profesionalidad de todo el personal".

La afluencia de ciudadanos al centro de vacunación instalado en el Aula Magna del hospital ha sido continúa durante estos meses, con picos en lo que el centro vacunó a más de 2.500 personas en un solo día.

El Hospital Gregorio Marañón instaló unas carpas para proteger a los ciudadanos de la lluvia y del sol, en numerosas ocasiones repartió botellas de agua y ha tenido que atender algunos mareos y subidas de tensión.

También se habilitó un circuito especial para poder vacunar con Janssen a personas que por motivos de trabajo o estudios tenían que viajar fuera de España.

Para los profesionales del hospital ha sido uno de los dispositivos que más satisfacción ha generado, ya que más allá de cuidar a los pacientes infectados, con la vacunación han podido brindar protección, tranquilidad y seguridad a los ciudadanos.

Por el centro de vacunación del Hospital Gregorio Marañón han pasado abuelos y nietos, personas que se emocionaban al recibir la vacuna y ciudadanos que han traslado su agradecimiento a los sanitarios por su esfuerzo, así como alguna joven a la que costó más de una hora y media vacunar porque estaba muy nerviosa.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios