www.madridiario.es
La presidenta Isabel Díaz Ayuso en una visita al Parque de bomberos de Las Rozas.
Ampliar
La presidenta Isabel Díaz Ayuso en una visita al Parque de bomberos de Las Rozas. (Foto: Comunidad de Madrid)

Los Bomberos y la Comunidad acercan posturas para cerrar el nuevo acuerdo laboral

jueves 08 de abril de 2021, 07:39h

Las posiciones enrocadas en la negociación del nuevo acuerdo laboral de los Bomberos de la Comunidad de Madrid cesaron este miércoles. Tras cuatro meses de conversaciones, la plantilla inició el pasado 29 de marzo una campaña de presión para que la Agencia de Seguridad y Emergencias 112 (ASEM 112) aceptara sus peticiones y ha resultado fructífera. El personal había convocado una concentración frente a su sede para esta mañana y advirtió de que se negarían a realizar servicios extraordinarios si no se producía un avance en los próximos días, pero ambas partes confirman a Madridiario que han alcanzado un principio de acuerdo con la Administración.

Este jueves a las 9:00 se les entregará una nueva propuesta que, según comentan a este diario, es más completa de lo que se les informó a las organizaciones sindicales ayer y que ya recoge un punto clave para los Bomberos: el reconocimiento del coeficiente corrector por ser trabajadores nocturnos. Los Bomberos han animado a sus compañeros a que se desplacen hasta Las Rozas, no como concentración, si no en modo Asamblea informativa para conocer los detalles del documento.

El Sindicato de Bomberos, federado en CSIT-UP, CCOO, CSIF y el Movimiento de Bomberos (Mobom) comenzó un conflicto laboral ante la oposición de la ASEM 112 a incluir cuestiones "determinantes" en el nuevo acuerdo el pasado 29 de marzo. Más de 400 profesionales lo respaldaron en Asamblea General y exigieron que el Gobierno regional se comprometiera a reconocer al colectivo como trabajadores nocturnos.

Este era el principal escollo que encallaba la negociación. Los bomberos instaban al Ejecutivo autonómico a que se les aplique un coeficiente de reducción horaria por las jornadas que desarrollan de noche, pero ASEM 112 aseguraba que esta demanda no se ajusta a la legalidad. "No estamos pidiendo más dinero, sino que se recompense con una reducción de jornada horaria la disponibilidad para las guardias", expone Israel Naveso, portavoz del Sindicato de Bomberos.

Según relata, la Administración tiene "dificultades" para aceptar esta reclamación por el déficit estimado de 400 personas en la plantilla y el "retraso" en el proceso de oposición. Para cubrir esta carencia de personal, Naveso cuenta que hacen "un número muy elevado de servicios extraordinarios". La burocracia ralentiza la cobertura de nuevas plazas. Los opositores tardan hasta tres años en completar las pruebas exigidas para ingresar al Cuerpo y después deben realizar seis meses de formación como mínimo.

"Los bomberos de la oferta pública de empleo de 2017 se incorporarán ahora en junio de 2021", ejemplifica el representante de CSIT-UP. Asimismo, quienes echaron la instancia en 2019 "aún están esperando la primera prueba". Los 100 compañeros que se unirán al personal dentro de dos meses "mejorarán algo la situación", admite, pero con una media de 34 profesionales que se jubilan cada año. Las plazas nuevas "solo nos sirven para mantenernos como estamos".

ASEM 112 alegaba que su petición "no es legal"

Por su parte, fuentes de ASEM 112 explicaron a Madridiario que la Comunidad "ya compensa" a los bomberos por los turnos nocturnos y que "Función Pública no puede admitir el coeficiente de reducción que piden porque choca con la legalidad". La institución veía en esta solicitud un "intento de reducir de manera implícita 100 horas en la jornada laboral". Además, creían que caían en contradicciones al defender en su eslógan 'Menos bomberos = menos seguridad' y "plantear a la par que mermen las horas de trabajo". Sin embargo, avanzaron a este medio este miércoles por la noche que "se ha llegado a un punto intermedio".

Las mismas fuentes trasladan que los sindicatos pidieron en la negociación aumentar las guardias extraordinarias de las ocho actuales hasta las 12. Asimismo, propusieron que la cuantía que se percibe por estas pase de 760 a 850 euros. Ambos incrementos supondrían cobrar 10.200 euros anuales por las guardias, que se sumarían a los 44.500 del salario base. "El contexto socioeconómico actual no permite esto y ya son uno de los Cuerpos con mejores condiciones de Europa", remarcan.

Respecto a la necesidad de ampliación del personal, achacan la lentitud de las incorporaciones al "proceso farragoso en sí mismo" de la Administración. Además, añaden que la pandemia ha dilatado aún más los plazos. No obstante, aseveran que aumentar los efectivos "sigue siendo una prioridad para ASEM 112, como en los últimos años".

Estaban dispuestos a entrar en campaña

El pasado 31 de diciembre caducó el acuerdo 2016-2020, pero se ha prorrogado hasta la firma del sustituto. El Sindicato de Bomberos señala que un 77,7 por ciento de la normativa acordada en él "está incumplida", por lo que lo han denunciado ante Función Pública. Entre las cláusulas que no se han puesto en práctica, citan el reconocimiento de las especialidades en el Cuerpo, la solución al déficit de mandos intermedios, el incremento de la dotación diaria para la atención de emergencias, el reglamento de segunda actividad o la actualización de los Procedimientos Operativos.

Sin embargo, fuentes de ASEM 112 precisan que quedan pendientes de cumplir "muy pocas cuestiones". "Ninguna de ellas afecta a las condiciones laborales, sino que se refieren a compromisos adquiridos", matizan. Sobre el acuerdo que debe terminar de cerrarse ahora, indican que han admitido "la inmensa mayoría" de sus reclamaciones y que apenas difieren con las organizaciones sindicales en "dos o tres cosillas".

Si todo transcurre según lo previsto este jueves, ya no será necesario activar la fase 2 del conflicto laboral, que implicaba una recogida de firmas para que se cese al Jefe del Cuerpo de Bomberos y una solicitud de reunión con el Consejero de Justicia e Interior. Habían programado incluso una tercera fase de presión, que contemplaba oponerse a realizar servicios extraordinarios previa aprobación en referéndum, una huelga de celo y la asistencia del colectivo a actos de la campaña electoral.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios