www.madridiario.es
Parcela donde se ubicará el IES Blanca Fernández Ochoa de Montecarmelo
Ampliar
Parcela donde se ubicará el IES Blanca Fernández Ochoa de Montecarmelo (Foto: @EducaMontcarmlo)

Los alumnos del IES de Montecarmelo empezarán las clases en su instituto en 2022

miércoles 24 de marzo de 2021, 07:42h

La historia del IES Blanca Fernández Ochoa, en el barrio de Montecarmelo, es el cuento de nunca acabar. Años y años de reivindicaciones –desde 2008, concretamente– no han conseguido todavía que las obras del instituto público para los jóvenes de la zona arranquen, a pesar de las promesas por parte de las administraciones.

El 5 de abril de 2019 se aprobó en junta de Gobierno extraordinaria del Ayuntamiento de Madrid la financiación para iniciar las obras del instituto, con previsión de empezarlas antes del 26 de mayo de aquel año.

Más de dos años después, en julio de 2020, el delegado del área de Gobierno de Desarrollo Urbano, Mariano Fuentes, y el consejero de Educación y Juventud de la Comunidad de Madrid, Enrique Ossorio, visitaron el terreno donde se ubicará el IES Blanca Fernández Ochoa, señalando que su construcción se iniciaría “en breve”.

Ha llegado marzo de 2021, y desde la Plataforma por la Educación Pública de Montecarmelo denuncian el retraso en el inicio de las obras y el desconocimiento de información oficial desde octubre sobre el estado de licitación, cuya publicación estaba prevista para el mes de enero.

Fernando Mardones, portavoz de la Plataforma, traslada a Madridiario su descontento con las últimas declaraciones que les han llegado desde la Consejería. A pesar de que la viceconsejera, Nadia Álvarez, ha asegurado que las elecciones del 4 de mayo no afectarán al proceso, la licitación de las obras –prevista para enero de 2021– se retrasa hasta el mismo mes de mayo.

“Los plazos que nos dieron el pasado octubre (el IES estaría finalizado en mayo de 2022) no se van a cumplir ya y, con toda seguridad, dado que las obras no arrancarían hasta final de año (la ejecución sería de entre 12 y 15 meses) los alumnos inaugurarán el centro aún en obras en septiembre de 2022, con previsión de que estas se dilaten probablemente hasta abril-mayo de 2023”, indica Mardones, lo que califica de “muy malas noticias para las familias y un descontento enorme respecto a las informaciones que nos han ido trasladando estos últimos meses”.

Una obra ‘interminable’

Los problemas que hubo con la parcela sobre la que se asentará el instituto fueron resueltos en 2019, pero a día de hoy, todavía no se ha avanzado nada.

Un auténtico despropósito y una pésima gestión, una vez más, de la planificación de infraestructuras del gobierno regional que se extiende también a otras regiones como Parla, Getafe, Rejas, Coslada, Paracuellos, Rivas, Valdebebas, La Garena o Aravaca”, incide Mardones.

Tras reunirse con miembros de la Consejería, desde la Plataforma lamentan que las fechas que les han aportado sean “nada positivas”, ya que los plazos –la publicación de la licitación se hará en mayo de 2021; el inicio de obras en noviembre de 2021 y su ejecución durará 15 meses– van a retrasarse cerca de un año respecto a las fechas que se les comunicaron inicialmente en octubre de 2020. “Un enorme jarro de agua fría para cientos de familias que llevamos esperando esta infraestructura desde 2008”, critica.

“Las familias vamos a reunirnos para cerrar todas aquellas acciones que estén en nuestra mano para mostrar, no solo nuestro enorme descontento, sino por intentar agilizar unos plazos que vemos totalmente desproporcionados una vez más”, añade.

Encaje de bolillos para garantizar las clases a todos los alumnos

Alrededor de medio centenar de alumnos, personal docente y el equipo directivo que pertenecen al IES Blanca Fernández Ochoa se encuentran desplazados en el IES Dámaso Alonso, en Fuencarral-El Pardo, pasando por el reto de dar clase en mitad de una pandemia donde cuantos menos alumnos haya por clase, mejor.

Este instituto ha habilitado dos aulas y un despacho de dirección en su segunda planta que para este curso les sirve, puesto que no llegan a los 50 alumnos matriculados en el IES de Montecarmelo, pero para el próximo curso la previsión de solicitudes se acerca a las 150 matrículas.

“Con esta previsión, tanto la dirección de uno como de otro centro (recordemos que en el mismo IES Dámaso Alonso conviven dos comunidades educativas con personalidad jurídica propia) nos han señalado que únicamente podrán albergar a ese alumnado un curso más (el 2021-2022), pero en septiembre de 2022 debería estar el IES Blanca Fernández Ochoa de Montecarmelo en su edificio, ya que no habría espacio para albergarlo”, apunta Fernando Mardones.

El ‘Plan B’ propuesto por la viceconsejera de Educación consiste en que los alumnos empiecen el curso en septiembre de 2022 con el edificio en obras, habilitando los espacios ya construidos –que se prevé que sean las aulas y el gimnasio– para dar allí las clases.

“Se asegura ya que empezaremos allí las clases en septiembre de 2022 con el centro a medio hacer y con previsión de que las obras se dilaten hasta bien entrado 2023”, sentencia Mardones.

Por su parte, fuentes de la Consejería de Educación manifiestan a Madridiario que los trámites se han realizado “según los plazos previstos desde un principio”. Inciden en que las obras comenzarán este año y se ejecutarán mediante fase única con una inversión de alrededor de diez millones de euros. “La ejecución de la obra terminará en 2022, cuando el centro estará construido en su totalidad”, garantizan.

“Hay que tener en cuenta la envergadura de esta obra, ya que es un centro que contará con 1.400 plazas escolares y se va a realizar en una sola fase. El proyecto del instituto contempla la construcción de 24 aulas de Educación Secundaria, ocho de Bachillerato, además de aulas específicas (informática, tecnología, laboratorio, música y plástica), biblioteca, gimnasio y pistas deportivas”, aportan desde Educación.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios