www.madridiario.es

La importancia de contratar unos auditores de cuentas profesionales en Madrid

Por MDO
lunes 27 de junio de 2022, 11:20h

La revisión de la contabilidad de las empresas en Madrid, es esencial para aprovechar una gran variedad de beneficios. Sin embargo, es un proceso que requiere preparación y conocimientos, por lo que es importante contratar auditores de cuentas cualificados que gestionen esta revisión de manera transparente y fiable.

La importancia de contratar unos auditores de cuentas profesionales en Madrid

Funciones de los auditores de cuentas

La principal labor de los auditores de cuentas Madrid es revisar la contabilidad de la empresa, asegurando que se podrá ajustar a su actividad y a los resultados obtenidos.

Se encargan de revisar los registros de manera minuciosa, analizar el uso de los recursos en un determinado tiempo y garantizar que se usan de forma correcta. También, estudian los registros en busca de posibles inconsistencias en los datos, mediante la comprobación de los mismos.

Además, los auditores justifican todos los activos de la empresa y aseguran que la legislación está en orden.

Otra de las funciones de los auditores es leer e interpretar los datos financieros de la empresa, analizando los recursos y asegurando la consistencia en los registros financieros.

Incluso, realizan estrategias o planes de acción mediante el estudio de los registros, con el fin de ayudar a la empresa a solventar los problemas, mejorando la productividad para obtener beneficios.

La empresa puede contar con dos tipos de auditores, los internos y los externos.

Los primeros son los encargados de asegurar la calidad de la información contable, para evitar errores cuando se tomen decisiones, o bien, para evitar sanciones por parte de la Agencia Tributaria.

Sin embargo, la contratación de auditores externos es esencial, por el imperativo legal de las auditorías obligatorias a las que deben someterse algunas empresas.

Por eso, los auditores de cuentas externas aumentan la confianza en la auditoría de las cuentas, dado que las firmas de auditoría en el informe, tienen validez legal ante cualquier entidad y procedimiento legal.

También, aumenta la fiabilidad de la información financiera registrada en sus análisis y estudios, de esta manera otros pueden confiar más en la credibilidad de la empresa.

Además, los auditores de cuentas profesionales se encuentran inscritos en el Registro oficial de Auditores de Cuentas del ICAC. Esto garantiza que cuentan con titulación universitaria, y que superaron pruebas técnicas y prácticas de contabilidad, economía y derecho.

Cuando se contratan auditores profesionales, se puede tener ciertas garantías en cuanto a cumplir las normativas legales a la hora de realizar las auditorías de las cuentas, por lo que no hay posibilidades de recibir sanciones por parte de los organismos competentes.

¿Por qué la empresa necesita una auditoría?

Una empresa está obligada a realizar una auditoría en ciertas condiciones, como al facturar más de 5,7 millones de euros, tener 50 empleados durante el ejercicio, o un total de activos que supere los 2,8 millones de euros.

También pueden realizar la auditoría de manera voluntaria, por motivos legales, cuando realicen operaciones societarias o para conseguir subvenciones. En todos estos casos, la empresa cuenta con varios beneficios muy útiles en estos procesos, así como para su posicionamiento y credibilidad en el mercado.

Con una auditoría profesional, la empresa puede conseguir una mayor transparencia, mejorando la imagen externa para ganar una mayor confianza, tanto en los clientes como en los proveedores.

Cuando se busca acceder a financiación de entidades bancarias y en los mercados, las auditorías permiten obtener un informe financiero fiable, ya que está revisado por un experto, un factor que las entidades valoran positivamente.

Como los auditores profesionales comunican las debilidades detectadas en el sistema de control interno, la empresa puede realizar los cambios necesarios para mejorar su rendimiento y productividad.

Además, consiguen detectar los posibles errores en la contabilidad, proponiendo las modificaciones necesarias para su corrección.

La auditoría de las cuentas es un procedimiento que se debe realizar al menos una vez al año, tanto obligatoria como voluntariamente, de esta manera la empresa podrá aprovechar estos beneficios para favorecer a su imagen y crecimiento.

A la hora de realizar auditorías en las cuentas contables, la empresa debe contratar profesionales cualificados y con experiencia, para que realicen los análisis, estudios, e informes necesarios sobre la situación contable de la empresa.