www.madridiario.es

¿Sabes calcular el gasto eléctrico de tu empresa?

Por MDO
martes 24 de mayo de 2022, 09:56h

Las facturas de la luz no solo incrementan su precio dependiendo del consumo que hagamos, sino también de la potencia contratada, la cual influye en el mínimo de la factura (lo que pagamos si tenemos el negocio cerrado y todo apagado durante las vacaciones), peajes, impuestos, etc.

¿Sabes calcular el gasto eléctrico de tu empresa?
Ampliar

Por eso, es importante conocer el gasto medio de luz en una empresa, ya que eso nos puede permitir bajar la potencia contratada y obtener un buen ahorro en la factura de la luz.

¿Cómo sabemos el gasto de luz que hacemos?

Con el fin de conocer qué gasto realizamos, y qué potencia vamos a necesitar, hay varias acciones que podemos llevar a cabo.

Una de ellas es sumar las potencias de los aparatos de mayor consumo y pensar cuántos vamos a usar a la vez, siempre añadiendo un margen de seguridad con el fin de que la luz no salte si tenemos puesto un ICP, algo común en potencias inferiores a 15 kW.

Otra manera, más sencilla, es entrar en la web de la distribuidora (no tiene que ser la misma que la comercializadora) y mirar los picos de potencia que hemos tenido, lo que nos da el gasto de luz máximo de nuestra empresa y la que debemos contratar.

Por norma general, se dice que si con una potencia inferior a 15 kW el ICP jamás ha saltado es porque hemos contratado demasiada y no necesitamos tanta, aunque siempre es mejor mirar bien los picos máximos, pues si estamos muy cerca del límite, no nos conviene bajarlo.

Aquí, debemos tener en cuenta que antes de que salte el ICP hay un cierto margen de seguridad que puede durar unos minutos, de manera que, si hay algún aparato que requiere de una alta demanda de electricidad, pero que usamos un momento, es posible que sí que podamos ahorrar contratando un término de potencia menor.

Podemos contratar dos potencias

Siempre que se calcula el gasto eléctrico es con el fin de obtener un ahorro energético empresa, de forma que conviene acotar muy bien en qué momento se suman más kW a la factura, ya que nos podría convenir contratar dos potencias.

Tenemos pymes con los consumos muy localizados en ciertos horarios, como los bares de copas o los restaurantes, que podrían pagar menos empleando estas dos potencias, una en las horas punta (en las que apenas trabajan) y otra en las valle que es donde concentran la mayor parte del trabajo.

Además, siempre cabe la posibilidad de desplazar los máximos consumos a otros horarios (esto depende mucho de cada negocio) para hacer el mayor gasto en el periodo en el que hay una potencia contratada más alta.

Así, lo mejor es hablar con un asesor energético, el cual estudiará las facturas, los consumos, los aparatos e incluso la manera de trabajar, con el fin de poder ver si se pueden obtener ahorros importantes sin interferir en el funcionamiento de la empresa y sin perjudicar a los clientes, decantándose por la mejor oferta que ofrezcan las comercializadoras en ese momento.