www.madridiario.es

¿Qué puedes hacer como empresa para avanzar en la transición energética?

Por MDO
miércoles 04 de agosto de 2021, 23:53h
El pasado mayo se publicó en el BOE la que se conoce como Ley de Transición Energética, que obliga tanto a ciudadanos como a empresas a tomarse muy en serio el cambio de paradigma, pasar de las energías contaminantes a las más limpias.
¿Qué puedes hacer como empresa para avanzar en la transición energética?
Ampliar

La ley de cambio climático nos afecta como empresa, de manera que ha llegado la hora de comenzar a llevar a cabo una serie de acciones que nos ayuden a prepararnos poco a poco.

Podemos pasarnos a energías limpias

Una de las medidas que podemos tomar para hacer este cambio es dejar las energías contaminantes, dentro de lo posible, y pasarnos a energías limpias.

Eso lo logramos contratando una empresa que nos proporcione electricidad que venga de energías renovables al 100% o generando nuestra propia energía con placas solares, algo que cada vez es más común.

Hasta no hace mucho, las placas solares no eran rentables, pero ahora las instalaciones han bajado de precio y la subida brutal del recibo eléctrico las han convertido en la mejor solución para muchas empresas de todo tipo.

Cambios en el transporte

Otra de las acciones que podemos poner encima de la mesa es hacer cambios a la hora de transportar nuestros productos, recordando una vez más que siempre dentro de lo posible.

Ahora mismo, las opciones a la hora de mover mercancías con vehículos eléctricos son muy limitadas (si transportamos productos cerca de nuestros almacenes sí que podemos usar furgonetas eléctricas), por lo que habrá que estudiar los modos de mover mercancías de la forma más sostenible posible, trabajando para ello con las empresas de logística.

Transformar el modo de producir

Hay maneras de producción que son muy agresivas con el medio ambiente y que tienen los días contados. Si nuestra empresa trabaja así es hora de comenzar a cambiar, pues en poco tiempo eso no va a ser sostenible.

Es evidente que no se puede cambiar el modo de producir bienes de la noche a la mañana, pero sí que podemos comenzar a trabajar ya para introducir cambios todos los años, poco a poco y mejorando sin crear grandes traumas.

Fomentar la movilidad sostenible de los empleados

Otra de las formas en las que nuestra empresa puede ayudar en la transición energética es fomentando que nuestros empleados lleguen al trabajo de manera más sostenible.

No hay que obligarlos, sino simplemente facilitarles que cambien la manera de moverse. Por ejemplo, colocando aparcamientos seguros para bicicletas, para patinetes, puntos de recarga para estos vehículos e incluso puntos de recarga gratuitos (o a muy bajo coste) para los coches eléctricos.

También se pueden dar ayudas para los abonos de transporte mensuales, o incluso poner un autobús que recoja a los empleados y los lleva a casa si es posible.

Como empresa podemos hacer mucho por la transición energética, y no solo es que podamos hacer algo, sino que nos veremos obligados por la ley a hacerlo. De este modo, lo mejor es que comencemos ya, para que la transición no se convierta en una revolución por la rapidez de los cambios, los cuales no sientan bien a una empresa.