www.madridiario.es
Rocío Monasterio, líder de Vox Madrid, comparece en la Asamblea de Madrid, anuncia la rebaja de sus pretensiones para facilitar la investidura de Isabel Díaz Ayuso como presidenta de la Comunidad.
Ampliar
Rocío Monasterio, líder de Vox Madrid, comparece en la Asamblea de Madrid, anuncia la rebaja de sus pretensiones para facilitar la investidura de Isabel Díaz Ayuso como presidenta de la Comunidad. (Foto: Chema Barroso)

Monasterio cede con la reducción de Consejerías y la derogación de leyes LGTBI para facilitar la investidura de Ayuso

jueves 01 de agosto de 2019, 10:02h

Con cesiones. Así se ha presentado Rocío Monasterio ante los medios de comunicación para anunciar la recta final del pacto de investidura con PP y Ciudadanos. Vox ha renunciado a gran parte de sus pretensiones iniciales para facilitar el acuerdo; la primera de ellas, la exigencia de firmarlo a tres bandas, foto incluida.

"No estamos aquí por fotos ni por puestos, sino por ideas, Y por eso lo que importa es que se asuman estos compromisos", resumió la líder autonómica del partido de Santiago Abascal.

Vox quiere una muestra de "respeto" para sus votantes, pero también evitar las segundas elecciones que, de no desencallarse la situación a tiempo, podrían convocarse a mediados de septiembre.

Por ello, la formación ha renunciado a sus exigencias más polémicas, como la derogación de artículos de leyes pro LGTBI, la repatriación de los Menores Extranjeros No Acompañados (MENAs) o la petición del pago de las facturas sanitarias de los inmigrantes a sus países de origen. Tampoco pide la reducción del número de Consejerías que, según el pacto PP-Ciudadanos, serán 13: siete para los de Isabel Díaz Ayuso y seis, para los de Ignacio Aguado.

No obstante, Monasterio ha enumerado las condiciones sine qua non no apoyará el Gobierno bipartito. Ambas formaciones deberán asumir puntos de este último documento como la eliminación y reducción "al máximo" de los impuestos autonómicos, el compromiso de no incrementar la deuda y de buscar la eficiencia del gasto público.

(Foto: Chema Barroso)

Racionalización del gasto público

Para ello, pese a aceptar el aumento de carteras en el Ejecutivo, Vox exige "eliminar aquellas agencias, empresas públicas, entes y organismos que no respondan a criterios razonables de uso del dinero público" y, en su línea habitual, pide "garantizar que los fondos públicos no van destinados a entidades de carácter ideológico" previa auditoría de las subvenciones otorgadas en la legislatura pasada. Todo lo ahorrado con esta reestructuración de la Administración Pública se destinará a Educación, Sanidad, Ayudas a la Dependencia y a la Discapacidad.

Como medida de refuerzo del mercado laboral y, especialmente, para el acceso al mismo de las personas en situación de vulnerabilidad Vox ha modificado su exigencia de eliminar los fondos de Cooperación al Desarrollo por otra que dé "prioridad a proyectos de desarrollo de la región para frenar la despoblación y paliar sus efectos en las zonas rurales", reza el documento.

Consejería de Asuntos Sociales, Familia... y Natalidad

En lo que a polémicas ideológicas se refiere, Monasterio ha pedido cambiar el nombre la Consejería de Asuntos Sociales y Familia por el de Asuntos Sociales, Familia y Natalidad con el fin de "revertir el invierno demográfico e incentivar y apoyar la maternidad".

Tras el incendio de la petición de información sobre los cursillos de COGAM en los que, según Monasterio, se enseñaba zoofilia a niños de ocho años, Vox ha rebajado el tono y exige, como ya se conocía en las últimas semanas, "garantizar el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la formación moral y religiosa de acuerdo a sus convicciones". Ello incluye "la no injerencia de los poderes públicos en la Educación" y el respeto a la "libertad de cátedra" y al ideario de cada centro educativo "siempre que sea coherente con los principios de libertad de Educación recogidos en la Constitución Española".

(Foto: Chema Barroso)

"Férrea oposición"

Del mismo modo, Monasterio ya no exige su PIN Parental, un sistema que prácticamente permitiría a los padres elegir las asignaturas de sus hijos a la carta, por el conocido "Cheque escolar", una medida que comparte con PP y Ciudadanos y que garantiza e incide en la libertad de elección de centro, priorizando -como siempre han pedido los naranjas- la Educación Infantil de 0 a 3 años. Sí lo defenderá, como otras medidas que se han quedado fuera del acuerdo, desde una "férrea oposición".

Respecto a la ley contra la LGTBIfobia, Vox incide en que "aprobar y reforzar los protocolos existentes en los centros educativos", pero también exige que la protección frente a "situaciones de discriminación, acoso o violencia" ampare por igual a cualquier tipo de víctima. Es decir, no diferencia el bullying del acoso escolar por condición sexual o por género. Niega, por tanto, la violencia machista, pero también ha renunciado a cambiar la Ley de violencia de Género por una de violencia "intrafamiliar".

Y, frente al objetivo de expulsar a los inmigrantes ilegales, se promoverá ahora la creación de centros para albergar a los MENAS pero "bajo las premisas de seguridad para los menores, los trabajadores y los vecinos, así como la eficacia en la inserción cultural y socio laboral".

(Foto: Chema Barroso)Inmigración ordenada y legal, pero sin repatriación

Igualmente, mantienen su petición de "colaborar" con el Gobierno central para "asegurar una inmigración ordenada, legal y respetuosa con nuestra cultura occidental y vinculada al mercado de trabajo". También su petición -que desde el PP siempre han mantenido que es inútil puesto que ya se hace- de que se garantice que los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado tengan acceso directo a la información de la Comunidad sobre los extranjeros en situación irregular. Desaparece, en cambio, la obligatoriedad de que los centros de salud informen a la Policía de la presencia de inmigrantes irregulares en la Sanidad pública madrileña, así como la facturación del coste de su asistencia a sus países de origen.

Por último, exigen corroborar con determinación la edad de los ingresados en centros de MENAS con el fin de que, si alguien es mayor de edad, se lleven a cabo "los procedimientos necesarios contemplados en nuestras leyes". Un término ambiguo que podría significar la repatriación, pero que deja todo lo suficientemente en el aire para que sus futuros socios de investidura puedan aceptarlo porque se trata, además, de competencias estatales y no autonómicas

Ni narcos, ni manteros ni proxenteas ni okupas

Además, comparte con PP y Cs su intención de luchar contra las mafias que "favorecen la presencias de extranjeros en situación ilegal y la proliferación de actividades delictivas" como el narcotráfico, la venta ambulante ilegal (manteros), la trata de personas o la okupación ilegal.

En total, un folio y medio con muchas ambigüedades que será determinante para el futuro Gobierno de la Puerta del Sol. Es la "propuesta definitiva" de Vox que deberán aceptar tanto PP como Ciudadanos, cuya respuesta se espera en las próximas horas.

Un "largo camino" complicado por la investidura nacional

Según la propia Monasterio ambas formaciones conocen ya este documento y considera que, si no se ha cerrado ya el acuerdo definitivo, se debe a factores externos y, en todo caso, ajenos a Vox. "Ha sido un largo camino con hitos que han complicado el tema, como el fallido pleno de investidura de Pedro Sánchez a nivel nacional y los comités ejecutivos de PP y Ciudadanos. A nosotros nos hubiera gustado hacer esto antes", explicó. Por ello confía en que, teniendo en cuenta el "esfuerzo hecho para que ambas partes puedan asumirlo", tanto Ayuso como Aguado anuncien cuanto antes su 'sí a Vox'.

Es más, unas declaraciones públicas de los futuros dirigentes de la Comunidad de Madrid aceptando sus exigencias son más que suficientes para desbloquear la investidura de Isabel Díaz Ayuso. Ni firma a tres, ni foto ni reunión. "Queremos un compromiso delante de nuestros votantes y de todos los madrileños. Si vienen y lo asumen verbalmente, es perfectamente válido. Así se hizo en Murcia", recordó Monasterio. Y concluyó: "No hay ninguna complicación. Es algo sencillo. No somos inflexibles", zanjó.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.