www.madridiario.es

La izquierda rota

martes 19 de marzo de 2019, 08:01h

Cuando suenan las trompetas electorales se despiertan los demonios familiares de la izquierda. El ánima de los fantasmas del pasado se reactiva con los personalismos de sus líderes y las diferencias ideológicas que distinguen a unas familias de las otras. Con las rémoras que llevan pegadas a la espalda, ofuscados como están en sus conflictos intestinos, es muy difícil reunir en una sola causa los orígenes variopintos de cada cual, la historia contemporánea de las distintas siglas y las expectativas del electorado progresista.

Aún recuerdo las primeras elecciones que se celebraron en Madrid tras cuarenta años de dictadura franquista. Compitieron docenas de partidos y agrupaciones de izquierdas, encabezadas por el Partido Comunista de España, el PSOE y el Partido Socialista Popular de Enrique Tierno. En el pelotón que lo seguía se asociaban socialistas residuales, marxistas-leninistas, trotskistas, anarquistas y maoístas. Solo pasaron el corte el PSOE de Felipe González, el PCE de Carrillo y el PSP del Viejo Profesor, aunque este último solo lograra una representación simbólica.

Buena parte de aquellos idearios radicales se mantienen ahora en las propuestas de los partidos emergentes de izquierdas, pero nadie se acuerda ya de la Organización Revolucionaria de Trabajadores, del Movimiento Comunista o del Partido de los Trabajadores de España. Por entonces contaban con amplias militancias y excelentes dirigentes formados en la clandestinidad. Todo aquello ha quedado en los anales de la transición política.

“Nada nuevo bajo el sol”, asegura un refrán popular, tan antiguo como cierto. Ese dicho podría aplicarse hoy en día a la desunión de la izquierda madrileña. Aunque después alcancen pactos puntuales o coyunturales, hoy por hoy parece imposible que afronten juntos los próximos comicios municipales y regionales. La izquierda está rota en Madrid.

Al margen de las propuestas sin posibilidad alguna de éxito, al Ayuntamiento de la Capital se presenta la plataforma Más Madrid de Manuela Carmena, apoyada por los disidentes errejonistas, el PSOE con Pepu Hernández, la lista de Podemos y probablemente una conjunción de comunistas y anticapitalistas. A presidir la Comunidad aspiran el PSOE de Gabilondo, la nueva alternativa de Íñigo Errejón, la candidatura de Podemos y posiblemente una unión de extrema izquierda.

En una tesitura tan compleja habría que preguntarse por la virtualidad de voto útil. Según las encuestas que se vienen publicando, Gabilondo en la Comunidad y Carmena en el Ayuntamiento parecen los mejor colocados. Sin embargo, para imponerse a los acuerdos que puedan alcanzar Ciudadanos, el Partido Popular y la extrema derecha, los electores de izquierdas tendrán que concentrar sus votos en las bolsas del PSOE y Más Madrid.

Si así fuera, Gabilondo y Carmena necesitarían además el suplemento activo de una segunda fuerza política. Más Madrid precisaría el sustento de los concejales que consiguiera el PSOE de Pepu Hernández y Gabilondo los diputados que lograra Íñigo Errejón. Por si todo ello no fuere poco, los posibles representantes de Podemos deberían sumarse al proyecto o abstenerse activamente. Así las cosas, el futuro de la izquierda dependerá de la concentración del voto y de una carambola a tres bandas.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • La izquierda rota

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    13666 | afg - 03/04/2019 @ 01:08:44 (GMT+1)
    VOX no es más que disidencia controlada. En realidad todos los partidos lo son, no hay derecha ni izquierda solo hay establishment, el régimen del 78 Podemos es lo mismo que VOX, partidos para que la gente se ilusione y sigan legitimando este chiringuito que beneficia a 500,000 políticos profesionales que viven de nuestros impuestos

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.