www.madridiario.es
Las chicas pueden vacunarse del Virus del Papiloma Humano (VPH) desde los 12 años. Los niños, aún no, pese a la recomendación de las asociaciones de expertos en Salud Pública.
Ampliar
Las chicas pueden vacunarse del Virus del Papiloma Humano (VPH) desde los 12 años. Los niños, aún no, pese a la recomendación de las asociaciones de expertos en Salud Pública. (Foto: Juan Luis Jaén)

Objetivo Virus del Papiloma Humano: vacunar también a los niños

viernes 01 de febrero de 2019, 07:39h
Las asociaciones de expertos urgen a Sanidad a ampliar la gratuidad de las vacunas del VPH para que cubra también a los menores varones. La finalidad es proteger no sólo de futuros cánceres de útero, sino también de vulva, anales y bucales. Ciudadanos prevé incluir esta medida en su programa electoral tras impulsar en la Asamblea la implantación de una vacuna con mayor cobertura que la actual.

Hace más de 10 años que está incluida en el calendario vacunal infantil, pero aún tiene mucho camino que recorrer. La vacuna contra el Virus del Papiloma Humano (VPH) tiene retos pendientes, sobre todo, el de llegar a los niños varones. Así lo ponen de manifiesto las asociaciones de expertos en Salud Pública, que urgen tanto al Ministerio de Sanidad como a la Consejería correspondiente a contar con ellos para tomar medidas al respecto.

"Ya no se trata sólo de prevenir el cáncer de cuello de útero, sino de disminuir la circulación del virus", explica el presidente de la Asociación HPV -por las siglas del virus en inglés- de Madrid, Juanjo Hernández Aguado. Hoy se sabe, y así lo ha puesto de manifiesto la Organización Mundial de la Salud (OMS) que el VPH no sólo puede derivar en un cáncer de cérvix, sino que también influye en los de vulva, vagina, pene, cavidad bucal, laringe y faringe, entre otras afecciones.

Según un dossier realizado por la asociación VPH, en Europa se estima que el virus es el causante de hasta 1.113 cánceres de pene, 2.303 anales y una media de unos 350.000 casos de verrugas genitales. En España, la incidencia de esta última afección -la más común- es de 56.446 personas, lo que conlleva un coste para el sistema sanitario de 47 millones de euros.

Incidencia de las enfermedades relacionadas con el VPH en hombres y mujeres. (Gráfico elaborado por la Asociación HPV de Madrid)

Además, son los chicos los que, siendo portadores, transmiten el virus a las chicas. "Por eso es muy deseable y recomendable que se incluya a los chicos adolescentes, porque contribuyen a la infección de la población femenina", opina también el vocal del Comité Asesor de Vacunas de la Asociación Española de Pediatría (AEP), Ángel Hernández Merino. Sin embargo, no es muy optimista al respecto. "Tengo la impresión de que no es algo que planteen implantar en un futuro a corto o medio plazo", lamenta. Y protesta porque, aunque asegura que piden constantemente que se les incluya en las comisiones técnicas que deciden sobre vacunación, ni el Ministerio ni las Consejerías cuentan con ellos en los Consejos Interterritoriales donde legislan sobre el futuro de los niños. "No suelen pedirnos opinión sobre estas cuestiones, aunque deberían", insiste.

Quien sí se ha reunido con expertos para proponer una iniciativa en el Parlamento fue el grupo de Ciudadanos Madrid, que la semana pasada presentó una propuesta de resolución para incluir la vacuna nonavalente contra el VPH en el calendario de la Comunidad. Hasta ahora, se suministra una vacuna tetravalente que protege contra cuatro serotipos del virus y establece una protección del 70%. Con la nueva, se aumentaría hasta el 90%. "Sería una inversión a largo plazo porque cuanto menos cánceres tengamos el día de mañana, mejor para el sistema de salud", defiende la diputada naranja Esther Ruiz.

Las chicas, gratis; los chicos, más de 100 euros

Lamentablemente, su iniciativa -que fue aprobada en la Asamblea con los votos de todos los grupos excepto el PP- no podrá ser efectiva en esta legislatura. Es más, al tratarse de una propuesta de resolución, no es vinculante y no obliga al Gobierno de Ángel Garrido a llevarla a cabo. Aun así, Ciudadanos espera que el próximo Ejecutivo resultante de las elecciones de mayo la implemente. De hecho, ampliar la vacuna también a los niños será una de las medidas que ellos mismos tienen previsto incluir -casi con toda probabilidad- en su programa electoral. "A día de hoy los niños varones sólo se las pueden poner si los padres quieren y las pagan y ¡cuestan más de 100 euros!", exclama Ruiz, que también aboga por acabar con las desigualdades entre regiones y que se imponga un calendario vacunal común en toda España.

En la actualidad, la mayoría de autonomías suministran la vacuna a las niñas menores de 12 años. Éste es el caso de Madrid. En Cataluña, en cambio, se realiza a partir de los 11. Unas desigualdades que se han puesto de manifiesto también con la implantación de las nuevas recomendaciones del Gobierno central, que insta a incluir en el calendario vacunal a ciertos grupos de riesgo como las mujeres prostitutas, infectados por VIH, personas con el síndrome WHIM (una enfermedad congénita de inmunodeficiencia), hombres que practican sexo con hombres (HSH) y mujeres que hayan sido o vayan a ser tratadas con una conización (pequeña escisión del cérvix) -ésta última, especialmente recomendada en la Comunidad de Madrid-.

Calendario vacunal de la Comunidad de Madrid. (Consejería de Sanidad)

En Cataluña, por ejemplo, ya se está empezando a facilitar la vacuna para los chicos gays, un tema que no está exento de polémica. "Es un poco discriminatorio porque no es equitativo. Lo ideal es que se distribuya a todos", desea Hernández Aguado, de la Asociación HPV. Hernández Merino (AEP) incide en esa idea: "No es lógico limitar la vacuna en función de la orientación sexual", opina.

El presidente de la Asociación Española de Vacunología, por su parte, sueña con una utopía en la que el Estado y las Comunidades tengan un presupuesto suficiente para hacer llegar la vacuna a todo el mundo. "En un mundo ideal sería muy deseable que se suministrara a hombres y mujeres", señala Amos José García Rojas. Aunque, dice, el precio de la misma se ha abaratado -no si se paga de forma individual y privada, pero sí el de las Administraciones públicas- hasta quedarse en menos de 30 euros por dosis, no cree que su deseo se vaya a cumplir de forma inmediata. "Estoy convencido de que sí se hará en un futuro", dice con optimismo.

"Leyendas urbanas"

No obstante, García Rojas considera que, antes de ampliar la vacuna a los varones, es necesario llegar a una cobertura del 100% en mujeres. "No todas las mujeres que deberían vacunarse lo hacen", lamenta. Y achaca las causas al hecho de que sean adolescentes las destinatarias. "Deciden por sí mismas, tienen cierta autonomía y no tienen a las familias protegiéndolas", argumenta. Aunque también existen otros motivos: las "leyendas urbanas negativas".

Como sucede con cualquier tipo de nueva vacunación, a la del Virus del Papiloma Humano no le faltaron detractores. Hay quien considera que se trata de una vacuna impuesta por el poder de las farmacéuticas en el Estado dado que la incidencia del cáncer de útero en España es "bajísima" -entre 500 y 700 mujeres mueren en España al año por esta afección, según la AEP- . Este es el caso del catedrático de Salud Pública de la Universidad de Alicante Carlos Álvarez-Dardet, que incluso inició una campaña de recogida de firmas para protestar al respecto y frenar lo que considera "un sinsentido". "Esta vacuna no es necesaria ni efectiva y ni siquiera es segura. Es inútil y peligrosa", escribió el profesor tras relatar casos de efectos secundarios que, según él, habían provocado parálisis e incluso la muerte de algunas menores.

Sus 'colegas' le desmienten. Para empezar, según el informe de la Asociación HPV, entre un 80 y un 85% de la población está en contacto con el virus. La mayoría de ellos están controlados o, incluso, son eliminados espontáneamente, pero entre un 10 y un 15% derivan en cualquiera de los tipos de cáncer antes citados. Además, "la prevalencia del cáncer de cuello de útero de hoy es la manifestación de la realidad sexual de hace 30 años", explica García Rojas. "Hoy en día se ha adelantado la edad de inicio de las relaciones sexuales y se tienen más parejas a lo largo de la vida", recuerda. "Por eso lo razonable es pensar que dentro de unos años la prevalencia de cáncer será mayor y por eso hay que prevenir", añade. Y concluye: "El peor efecto secundario de una vacuna es no ponérsela".

"No se ha podido demostrar ninguna relación causa-efecto de la vacuna con esos casos graves. Sí hay efectos secundarios leves que son los de todas las vacunas en general: el 90% remite dolor y enrojecimiento en el punto de inyección", ironiza el presidente de la Asociación HPV de Madrid.El vocal del Comité Asesor de Vacunas en la AEP ni siquiera quiere tratar el tema: "Ese tema está taaan estudiado que no merece ni la pena mencionarlo. Todos los organismos de salud pública de todos los países, la OMS y la EMA -la agencia europea del medicamento- han descartado esas teorías", zanja.

De hecho, en gran parte de los países no sólo se distribuye gratuitamente para niñas, sino también para los niños. "Muchos países de nuestro entorno ya la distribuyen de forma universal", relata Hernández Aguado. Estos son: Austria, Bélgica, Croacia, Italia, Suecia, Suiza, EEUU, Canadá, Argentina, Brasil, Israel, Australia y Nueva Zelanda. Además, Noruega, Alemania y Gran Bretaña han inciado ya los trámites necesarios para caminar hacia ese mismo fin. En España, de momento, habrá que esperar: la vacuna contra el Virus del Papiloma Humano seguirá siendo cosa de chicas.

Objetivo Virus del Papiloma Humano: vacunar también a los niños
Ampliar
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.