www.madridiario.es
¿Qué hacer cuando no puedes dormir?

¿Qué hacer cuando no puedes dormir?

jueves 03 de enero de 2019, 18:22h
Existen algunas noches en las que, por más que hagamos, es imposible que podamos caer en los brazos de Morfeo. Puede que tengas que levantarte pronto para ir a trabajar y no pares de consultar el reloj mientras que te das cuenta de que el tiempo, incesante, no deja de transcurrir sin parar.

Los expertos alertan de que el teléfono móvil es el principal causante de nuestra falta de sueño: no poder irse a dormir sin consultar si hemos ganado en botemania, sin revisar las redes sociales, o sin conocer las últimas noticias, podría afectar a nuestro subconsciente de una forma devastadora.

¿Qué podemos hacer para conciliar el sueño? ¿Existe alguna técnica para dormir sin tener que estar recurriendo a productos químicos que, además de ser perjudiciales, no siempre tienen una efectividad demasiado alta? A continuación, vamos a intentar dar respuesta a este tema.

Tips para dormir

Técnicas de respiración

La respiración es una potente herramienta que nos puede ayudar con este objetivo. Tienes que intentar ir reduciendo el número de exhalaciones e inhalaciones.

Una buena técnica consiste en ir contándolas para poder ir reduciéndolas; de esta forma centramos nuestra mente en otra cosa que no sea dormir y no tardaremos en relajarnos.

Verás que te será más sencillo poder dormir.

Repaso de las acciones de tu día

Aprovecha unos minutos antes de dormir para dar un pequeño repaso a todo lo que te ha sucedido. Ahora bien, este truco tan solo te va a funcionar en el caso de que tu día haya sido normal; si ha sido estresante y esto, además, es la causa de que no puedas dormir, entonces te recomendamos que intentes pensar en otra cosa.

Es casi imposible dormirse estando estresados; conviene recordarlo para evitar problemas.

Piensa en tu próxima jugada

Si tu día no ha sido bueno, intenta trazar un plan de cómo va a ser el siguiente. En él analiza los errores que has cometido y crea un camino para evitar que se vuelvan a repetir.

Por lo general, necesitarás un cuarto de hora para hacer un plan nuevo y en ese tiempo ya te habrás dormido. El problema de esta técnica es que puede que al día siguiente no recuerdes el plan.

¿Contar ovejas?

Contar ovejas, por lo menos de la forma tradicional, está ya pasado de moda. Ahora lo que vamos a hacer es agotar un poco más nuestra mente.

Podemos intentar, por ejemplo, contarlas en una sucesión que se multiplica por dos: 1, 2, 4, 8, 16, 32, 64, 128…

Al principio es fácil pero luego tendrás que forzar a la mente a calcular y esto te irá durmiendo poco a poco.

Ve cambiando de técnica de forma constante para que la mente no se acostumbre… de esa forma no tardarás en experimentar buenos resultados.