www.madridiario.es
Sergi Arola.
Ampliar
Sergi Arola. (Foto: MDO)

La vuelta del 'ave fénix': el chef Sergi Arola regresa a Madrid

Por MDO
lunes 12 de noviembre de 2018, 17:05h
El chef catalán Sergi Arola regresa a Madrid dos años después para utilizar sus dotes culinarias como asesor gastronómico del espacio V Club de la sala V de Vegas, en la calle Caunedo. Una apuesta en la que el chef busca deleitar a los comensales con una carta compuesta por varios menús ideales para picar y sugerencias que no dejarán indiferente a nadie.

Su regreso a Madrid se ha hecho esperar dos años pero Sergi Arola está de vuelta. Después de abrir el restaurante Cormorán en Santander o colaborar con el restaurante LAB by Sergi Arola, en el lujoso Hotel Penha Longa de Sintra, el chef catalán aterriza en la capital para convertirse en asesor gastronómico del espacio V Club Feat Arola, ubicado en la sala de fiestas madrileña Las Vegas. Con el objetivo de deleitar con su cocina prêt à porter tanto en carta como en varios menús ideales para picar y sugerencias que no dejarán indiferente, Arola pondrá su sello personal a la carta de las sesiones de jueves a sábado.

La puesta en marcha será en un escenario pintoresco como el V Club, que cuenta con actuaciones de estilo circense y vodevil como el llamativo "The Greatest Showman" con una increíble decoración que sumerge de lleno en un casino al más puro estilo de Las Vegas. Acróbatas, una mujer barbuda y varios bufones deambulan entre las máquinas tragaperras de la sala V de Vegas (Caunedo, 4) manteniendo al público completamente hechizado.



Entre los platos no fallan algunos de sus inconfundibles: las famosas patatas Bravas de Arola, su Bomba Barceloneta, el Bocata de calamares con pan de tinta o sus Alitas fritas con salsa kimchi y cebolleta tierna. También habrá otros entrantes como el Salpicón de buey de mar con tostas de pan de algas o su Ensaladilla rusa "a bocados". Imprescindible saborear sus albóndigas guisadas con chimichurri y fondue de queso Treviso. Opciones para todo tipo de comensales: desde los más exigentes y sibaritas, como el Chateaubriand "V Club", hasta los más modernos que prefieran practicar el finger food con sus Mini burgers de vacuno, foie, queso y jugo reducido. Y para terminar con algo dulce, Arola ha pensado por ejemplo en unas Natillas con terciopelo de galleta y helado de mandarina, imaginación y vanguardia para poner la guinda a la velada.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios