www.madridiario.es
¿Preparados para el futuro?
Ampliar
(Foto: BDI)

¿Preparados para el futuro?

miércoles 31 de octubre de 2018, 19:19h
Según las predicciones de los expertos, no han de pasar más de dos años para que volvamos a tener otra crisis financiera aun más dura que la anterior de la que todavía no hemos salido. Nos aseguran estas voces que la caída de los índices de bolsa solo en los Estados Unidos podría superar el 20 %. En esta ocasión, la liquidez que provenía de los bancos centrales y que minimizaron el golpe del 2008 no estarán disponibles.

Nada parece indicar que esta crisis vaya a tener piedad con las economías más débiles, y volverá a hacer estragos sobre las capas sociales más debilitadas. Es ahora cuando todavía podemos tomar cartas en el asunto y prepararnos lo mejor posible para recibir estos nuevos embates.

Como primera medida para comenzar a coger fuerzas en previsión de lo que con toda seguridad llegará, podemos pedir consejo a una consultoría financiera, pero no a una cualquiera, a una que sea líder y referente en lo que respecta a las finanzas en España, que nos guíe sobre las mejores opciones en cuanto a nuestras finanzas, con un plan de protección de ingresos, el mejor plan de ahorro personalizado posible, la previsión de jubilación que más nos convenga...

Cualquier actitud que tomemos hoy para el ahorro será premiada en el futuro, esta es una premisa que nadie debería olvidar. Aunque, para los más atrevidos, existe la posibilidad de invertir en bolsa para conseguir más beneficios, con un poco de riesgo, eso sí.

El juego de la bolsa para todos

Afortunadamente, Internet a abierto las puertas al ciudadano de a pie, un juego que durante muchos años ha estado propiciando jugosos beneficios a una élite exclusiva de financieros, altos ejecutivos, propietarios de corporaciones y expertos en economía. Ahora, todos y cada uno de nosotros podemos invertir nuestros ahorros con la compra venta de los activos financieros que considere oportuno en cualquiera de los mercados bursátiles existentes.

Si eres de los que tienen unos ahorros disponibles y crees que no serán suficientes para sobrellevar otro periodo de crisis y, por lo tanto, quiere verlo crecer más rápidamente de lo que es de esperar si se deja en manos de la banca tradicional, entonces el mercado de divisas es lo mejor, y es que realizar trading de Forex está especialmente aconsejado para todo aquel que se inicia en este juego, tanto por su facilidad para realizarlo como por los cuantiosos beneficios que se pueden llegar a conseguir en estos momentos de vaivenes económicos.

Pero has de saber que para invertir en la compra venta de monedas, en este que es el mercado descentralizado más grande del mundo, y hacerlo con acierto, deberás de elegir entre los mejores brokers forex en España, pues sin la intermediación de estos profesionales es imposible actuar en Forex. En el enlace reseñado tendrás una explicación más extensa de lo que significa hacer trading de Forex, así como un listado de los mejores Brokers de España entre los que elegir para que las jugadas que tengas pensadas se lleven a cabo con éxito.

Si tienes vocación de empresario

Por otra parte, todavía existe un camino más para hacerse fuerte a la espera de este futuro poco adelantador que parece que llegará sin remisión. Este que vamos a mencionar a continuación está pensado para aquellos que tienen vocación de empresario, que no nacieron para recibir órdenes y por el contrario tienen un sexto sentido para la organización y el trabajo desde el punto de vista de una empresa.

Esas personas que saben levantar un negocio, que conocen al detalle qué es lo que debe o no hacer una empresa para que funcione, que tienen prisas por hacer producir su propio modelo productivo saltándose los pasos iniciales de dar de alta y toda la burocracia pesada y nada creativa que eso conlleva.

Para este tipo de emprendedores, existe la oportunidad de conseguir a muy buen precio y en tiempo récor poner en funcionamiento alguna de las muchas sociedades inactivas que existen en el mercado y que permiten empezar a funcionar en menos de 24 horas. Con la empresa dedicada a la venta de sociedades, sociedades inactivas que permanecen a la espera de ponerse en marcha, el empresario obtendrá además de las ventajas mencionadas de rapidez y un precio cerrado, el anonimato deseado, pues estas compraventas no se inscriben en el Registro y tienen la seguridad de que ninguna de estas sociedades ha estado jamás operativa, por lo que no tienen cargos ni referencias anteriores de ningún tipo.

Y es que la tremenda burocracia por la que hay que pasar para conseguir que una empresa comience a producir hace que un buen número de emprendedores con grandes ideas y un futuro prometedor acaben abandonando, ya sea por el terrible papeleo al que se tienen que enfrentar o por las tasas que tienen que pagar, que para alguien que está empezando reunir la paciencia y el dinero necesario se hace demasiado complicado, en ocasiones imposible.

Los requisitos más habituales con los que los emprendedores tienen que lidiar para ver cumplidos sus deseos de hacer funcionar su propia empresa van desde la licencia de obras, las medidas de insonorización, las medidas higiénicas, un plan contra incendios, adaptaciones de las infraestructuras para los minusválidos hasta contemplar la Ley de Protección de Datos. Afortunadamente para este último caso existe la posibilidad de Descargar gratis los textos legales para cumplir la LOPD de forma sencilla y gratuita a través del enlace que acabamos de referenciar.

Este del emprendimiento es uno de esos casos en los que la ayuda que debiera venir por parte de los organismos oficiales nunca termina de llegar e incluso, en una gran mayoría de las ocasiones, representan una traba más que beneficios y ayudas, por lo que la compra de sociedades ya creadas es considerado un gran paso para los proyectos empresariales, que no tienen que pasar por estos insufribles trámites, más aún cuando la oportunidad de negocio se debe realizar rápida y confidencialmente.

Una forma más de hacerse fuerte ahorrando tiempo y dinero para confrontar la nueva crisis que está por llegar.