www.madridiario.es

El orgullo de Madrid

viernes 26 de octubre de 2018, 13:28h
La Asociación Castiza el Orgullo de Madrid, cumple 30 años de vida, y esto es casi un milagro para esta y otras agrupaciones, que están en la batalla emocional por sobrevivir a las precarias condiciones en las que funcionan, por falta de apoyo institucional, principalmente del Ayuntamiento de Madrid, que debería ser el primer valedor de la iniciativa desinteresada, altruista y entusiasta de estos colectivos que se dedican a la conservación y difusión de la cultura, las costumbres, las peculiaridades de un Madrid castizo, que de otra manera habría desaparecido por culpa del desinterés oficial. La cultura popular es la que hace que un pueblo no pierda sus raíces y su identidad, y estas agrupaciones castizas, lo consiguen con tesón y amor a sus ancestros, en la idea común de que los nuevos tiempos y la nueva forma de hacer política, no acaben con la memoria de una ciudad única, entrañable, cercana, rica en patrimonio, historia, cultura y tradiciones.

Puedo presumir de tener el privilegio de ser socio de honor de el Orgullo de Madrid, un verdadero orgullo personal como madrileño, madrileñista Cronista Oficial de la Villa, escritor y periodista del Foro. Conozco bien, por tanto, el trabajo que hacen esta y otras agrupaciones castizas; la gran cantidad de tiempo que, desinteresadamente, dedican a divulgar la esencia de nuestro Madrid, a participar en actos populares, ya sea en verbenas, procesiones, romerías y otros eventos de la misma naturaleza. Y es realmente encomiable, porque su esfuerzo es casi un acto de heroísmo frente a la desidia, indiferencia, y a veces, hasta desprecio, de quienes deberían ser los primeros veladores para que la cultura y la historia popular de Madrid no desaparezcan. El Orgullo de Madrid cumple 30 años. Nos felicitamos todos, y personalmente felicito a todos los que, a largo de este tiempo, han trabajado con entusiasmo y constancia, inculcando ese ánimo a las nuevas generaciones de castizos. Mi recuerdo especial a los socios y socias que se quedaron en el camino, y que en un lugar del cielo han montado un rinconcito de Madrid, donde, vestidos de castizos, sigue marcándose un chotis retrechero, mientras le dan al manubrio, y atusan safos y parpusas, abrillantan los calcos y dibujan filigranas en el aire cuando ellas se ponen el mantón sobre los hombros. Allí, en ese rinconcito del cielo estarán Tere, Antonio, Tomás, Roberto, Pablo... y tantos otros. Felicidades, castizos orgullosos, por ese 30 aniversario.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.