www.madridiario.es

¡A la ofensiva por las subidas salariales!

jueves 25 de octubre de 2018, 12:11h

Parece que hemos vuelto a momentos históricos del pasado en que resonaba el grito de “¡que vienen los rojos a quitárnoslo todo!”, lanzado por la derecha española, entonces desde la violencia literal de los tiempos más oscuros del caciquismo tradicional, ahora desde la violencia verbal de esta derecha en sus diferentes marcas partidistas.

Pero la realidad es muy diferente. La práctica ha demostrado todo lo contrario. Ya sea a través de la violencia incivil de oscuras épocas, a las bravas; ya sea de una forma sibilina como sucede con las cíclicas crisis económicas, o recesiones trágicas como la que hemos vivido en los últimos años, quien nos ha recortado todo y distribuido la riqueza nacional dejando fuera a la clase trabajadora ha sido la derecha y sus aliados económicos.

Bancos, la “popularización” de la Bolsa, inmobiliarias, fondos buitres, fondos de pensiones, privatizaciones vergonzosas con música de corruptelas y corrupciones…, nos han quitado viviendas con sus desahucios, ahorros con engaños financieros, derechos civiles y laborales, prestaciones sociales con sabotajes institucionales como a la ley de dependencia… y nos han quitado poder adquisitivo.

Nos han rebajado los salarios, algo que a su vez nos impide invertir en bienes de consumo y servicios -salvo endeudándonos con los bancos-, algo que a su vez impide generar puestos de trabajo que produzcan bienes de consumo y servicios de calidad.

Esa derecha que asusta con la “llegada de los rojos que se lo llevan todo”, sobrevive de la complicidad de los poderes económicos, que es a quien realmente sirve, participando activamente en la publicitaria exhibición de datos económicos cocinados, pero que llevan a paradojas inexplicables.

Porque no deja de ser paradójico cómo es posible que después de cuatro años de crecimiento económico, un 3,9 por ciento en el último año, los bolsillos de gran parte de la ciudadanía sigan vacíos, sin capacidad de llegar a fin de mes. Cómo es posible que los beneficios empresariales crezcan y crezcan y los salarios malvivan como en los peores tiempos de la crisis. ¿Cómo es posible que en 2017 los beneficios de las empresas crecieran el doble que los salarios?

En la Comunidad de Madrid la propaganda del Gobierno regional retoma el viejo mantra aznarista, que es lo que se lleva ahora en el PP, pero en autonómico con esto de “la Comunidad de Madrid va bien”. Cierto que los datos macroeconómicos de la región son positivos, pero esos datos también revelan que la riqueza no se reparte y que la comunidad de Madrid es el reino de la desigualdad. También en salarios.

Tal como ya explicamos en un pormenorizado informe realizado tras la publicación de la “Encuesta Estructural Salarial”, publicada el pasado mes de mayo por el Instituto Nacional de Estadística (INE), la Comunidad de Madrid logra el segundo mayor sueldo medio por trabajador del país, tras Euskadi. Pero las medias están fabricadas con un material muy sensible y a poco que se rasque se rompen y aparece la realidad.

Es decir, los sueldos más elevados, que son muy elevados, tiran de esa media dibujando una realidad falsa, que es el universo paralelo del PP madrileño y sus aliados de Ciudadanos porque hay muchísimos salarios muy inferiores. Lo cierto es que Madrid es la región con mayor distancia entre los sueldos altos y bajos.

Para concluir este hecho, el propio INE nos ofrece las herramientas y recurre al salario mediano, que divide a los trabajadores en dos partes iguales (la mitad que más cobra y la que menos) y calcula la media de ambos tipos de salarios. En 2016, el sueldo medio en la Comunidad de Madrid fue de 26.330 euros mientras el mediano alcanzó los 21.165 euros.

Hay una diferencia de más de 5.160 euros, la mayor con mucha distancia de todo el país, que oscila entre los 2.492 euros de La Rioja y los 3.691 euros de Murcia. Esta brecha refleja que a la mitad de todos los trabajadores de Madrid les separan como mínimo 5.000 euros del salario medio.

El Partido Popular lleva veintitrés años en el poder en la región. Un tiempo en que, sin prisa pero sin pausa, ha utilizado entre trama y trama para ir alimentando la desigualdad; para que los ricos sean cada vez más ricos y los pobres cada vez más pobres con un sistema fiscal creado con ese fin, con caídas de impuestos como el de patrimonio, sucesiones o donaciones y deducciones injustas en el IRPF.

Por lo tanto, los datos evidencian que las políticas desarrolladas hasta ahora han sido muy lesivas para la clase trabajadora. Por eso, desde la absoluta autonomía partidista, las Comisiones Obreras de Madrid estamos ya a la ofensiva en la Comunidad de Madrid en la lucha por las subidas salariales, particularmente para aquellos salarios más bajos.

Por eso, a nivel confederal, se firmó con las organizaciones empresariales antes del verano, un acuerdo que garantice en convenio que ningún salario será inferior a mil euros mensuales en catorce pagas, es decir, 14.000 euros anuales.

Hay que repartir la riqueza y por eso resulta escandalosa la oposición de la derecha al último acuerdo para la subida del Salario Mínimo Interprofesional cuando en la Comunidad de Madrid hay 377.000 personas trabajadoras que se pueden considerar pobres y cuando se mantienen las situaciones de precariedad laboral (hasta 500.000 personas trabajadoras son eventuales).

No hay excusas para no subir los salarios, por eso, las Comisiones Obreras de Madrid llevará a cabo todo tipo de medidas para garantizar la subida salarial acordada en el IV Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva, con vigencia hasta el año 2020, que contempla una subida salarial mínima del 2% más un 1% variable.

Además, el compromiso de CCOO de Madrid es no firmar ningún convenio que incluya alguna categoría profesional por debajo de los 14.000 euros anuales (en la Comunidad de Madrid hay 260.000 personas trabajadoras a tiempo completo por debajo de esta cifra, más de dos millones en el conjunto del Estado). Este compromiso incluye también el Sector Público, donde la subida salarial puede verse facilitada por la nueva Ley de Contratos del Sector Público.

Jaime Cedrún

Secretario general de CCOO Madrid

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.