www.madridiario.es
El consejero, en su despacho de la calle Alcalá.
Ampliar
El consejero, en su despacho de la calle Alcalá. (Foto: Kike Rincón)

Jaime de los Santos: "Mi sexualidad no me hace ni mejor ni peor"

viernes 06 de julio de 2018, 15:25h
Jaime de los Santos es el miembro del colectivo LGTBI con más poder político de la Comunidad de Madrid. Consejero de Cultura, Turismo y Deportes nombrado por Cristina Cifuentes, censura a quienes ven contradictorio ser gay y de derechas y defiende la diferencia como parte de la "riqueza" de España. Ordenado, carismático y amante del teatro, recuerda en esta entrevista con Madridiario tanto los insultos que sufrió durante la adolescencia como el poder transformador de la cultura. Le preocupan los delitos de odio, las "muletillas homofóbicas" y los problemas de muchos deportistas para expresar su sexualidad. Sobre la polémica del Orgullo, zanja: "Garrido ya defendía en 2008 el matrimonio gay".

¿Qué le parece que una directora general del Ayuntamiento de Madrid diga que hay "un punto de contradicción" entre ser gay y de derechas?

Es osado y extemporáneo. Si algo han conseguido estos 40 años de lucha LGTBI es precisamente reivindicar las libertades individuales y el derecho a ser cada uno lo que queramos ser. No hay ninguna contradicción entre ser gay y de derechas como no la hay entre ser católico y de izquierdas.

Estuvo en el pregón, ¿va a ir a la marcha?

Llevo yendo muchos años, como ciudadano y como alto cargo de la Comunidad. Este, también, con la consejera Lola Moreno. Reivindicar los derechos LGTBI es reivindicar los derechos de todos en un espacio donde lo lúdico tiene un papel muy importante: facilita que, quien no lo tiene claro, lo asuma de una forma positiva.

"Reivindicar los derechos LGTBI es reivindicar los derechos de todos"

¿Y el presidente Ángel Garrido?

El presidente de todos los madrileños no ha sido invitado. Y me sorprende. Lleva defendiendo los derechos LGTBI muchos años. En el congreso de Valencia de 2008 ya presentó una ponencia a favor del matirmonio igualitario ante la sorpresa de muchos miembros del PP. Lo respeto, pero no lo entiendo.

Pero el veto es a la cabecera. Él podría haber optado por ir dentro de la manifestación.

Garrido es presidente de la Comunidad todo el rato. El respeto institucional hubiera aconsejado que fuera invitado. No ha sido así y lo lamento. Creo que no debe ir, pero lo importante es que el Gobierno trabaje todos los días del año por los derechos del colectivo.

(Kike Rincón)

¿Fue un error recurrir el matrimonio igualitario?

Absoluto. Completo. Fue un error de bulto y gravísimo. Decir lo contrario sería mentir. Pero también hay que recordar que, mientras gobernó el PP, no se tocó ni una coma de esa ley justa y necesaria.

Han anunciado un coordinador para el desarrollo de las leyes lgtbi madrileñas. ¿Para qué?

Las leyes tienen un proceso de implementación que, en ocasiones, nos gustaría que fuera más ágil. El coordinador sirve para poner todas las energías en su desarrollo. En la Consejería de Cultura ya está todo en marcha o a punto, en Educación se están ultimando protocolos para alumnos trans y en Sanidad, a finales de año, estará disponible la tarjeta con el nombre sentido.

"Me encantaría que no tuviéramos que pensar en el primer presidente gay"

IU dice que Cifuentes ha utilizado este mandato como 'pinkwashing' [lavar la imagen de algo a través del colectivo]. ¿Este coordinador es un guiño a las asociaciones en un momento tenso?

La presidenta Cifuentes ha tenido un compromiso con el colectivo desde siempre y lo ha manifestado en todos sus cargos. Estoy cansado de escuchar eso de que en el Gobierno de la Comunidad se hace marketing con todo.

¿Le gustaría ser el primer presidente gay de la Comunidad de Madrid?

No. Pero sí me encantaría que no tuviéramos que pensar en el primer alcalde o presidente gay porque ya fuéramos por el segundo o el tercero. En España y en el mundo entero.

(Kike Rincón)

¿Se siente cómodo con compañeros como David Pérez?

Solo he recibido cariño y buenas palabras en el día a día laboral. Lo dije el jueves. Jamás se me ha hecho un comentario fuera de lugar en el grupo parlamentario. Eso no quita que, como todo en la vida, haya manifestaciones de algunas personas de todas las ideologías que me gusten más que otras. Pero esto también incluye a diputados y diputadas de otros partidos...

¿Qué es lo que más le preocupa hoy del colectivo?

Los delitos de odio, aunque tengamos la suerte de vivir en una región como Madrid, muy avanzada en todo lo que tiene que ver con el respeto. Hay otras zonas donde esto no está conquistado. Es importante normalizar lo que es normal y la Cultura es un intermediario privilegiado para esto.

Hemos conseguido ser uno de los países del mundo donde mayor aceptación hay al colectivo LGTBI, pero me sigue preocupando que en el discurso diario de muchas personas se conserven muletillas homofóbicas o de un machismo exasperante. En el deporte hemos iniciado un programa para erradicar la lgtbifobia, no solo la delictiva, sino para que aquellos deportistas que lo deseen puedan manifestar libremente su sexualidad.

"He tenido que escuchar el 'marica' durante la adolescencia"

¿Ha sufrido alguna vez rechazo dentro de la política?

Jamás. Ni en mi partido ni desde ningún otro.

¿Y fuera?

Sí. He tenido que escuchar el 'marica' durante la adolescencia y comentarios más dolorosos por el simple hecho de tener un grupo de amigos que eran amigas o preferir jugar a la cuerda en lugar de al fútbol... Con 12 años no tenía vida sexual, solo era un chaval que se manifestaba a priori diferente de otros chicos.

Yo he tenido la suerte de tener unos padres conservadores pero abiertos y respetuosos que han educado a sus hijos en la libertad. Éramos cuatro hermanas y yo, una sociedad 'feminista' en la que siempre ha participado mi padre. Mi madre entendió que la conexión con el mundo de la cultura era un buen lugar para que yo pudiera desarrollarme. Primero lo intentó con la pintura, aunque pronto se dio cuenta de que yo podía usar las manos para poco más que coger los cubiertos. Luego fui a teatro y ahí aprendí la mayoría de las cosas que sé, leyendo a Shakespeare o a Lorca. La cultura es ese filtro... En los últimos años nunca he sufrido una agresión, más allá de algún comentario que sí me ha podido hacer sentir incómodo... o alguna mirada.

(Kike Rincón)

¿Cuál es el objetivo último de las luchas lgtbi? ¿La diferencia, la asimilación, la normalización?

Normalizar lo que es normal y reivindicar la diferencia del colectivo y de todos. Esa es una de las riquezas de España.

Y en un caso concreto: ¿cómo es posible que Pedro Sánchez presumiera de mujeres al presentar su Gobierno pero evitara hacer cualquier mención a la homosexualidad (conocida, militante y reivindicada) de Fernando Grande-Marlaska?

Es gay, pero también ministro y con una carrera dilatada. Yo no necesito que el presidente Garrido, cuando hable de mí, diga "el consejero de Cultura, Turismo y Deportes que además es gay". Lo soy abiertamente, pero no lo he dejado por escrito en mi tarjeta de visita. La conquista es la naturalización y la normalización. Mi sexualidad ni me suma ni me resta: me caracteriza, pero no me hace ni mejor ni peor.

Siempre hay libros y películas que nos marcan. Recomiende algún título para este Orgullo.

La primera vez que vi Flor de Otoño me impactó. Por más que viví en libertad mi sexualidad en mi familia, había cuestiones que ni me planteaba. Además de la interpretación de José Sacristán, esa película hay que verla porque ayuda y educa. También hay que leer a Lorca, sin parar. En El público, hay una relacion amorosa con el teatro y una homoerótica... Hay que ver Víctor y Victoria, con una Julie Andrews que es un icono, y luego diría Garras de Astracán, de Terenci Moix. Su lectura me posicionó ante un universo que me generaba mucha curiosidad sana. Además, hay un libro brutal del siglo XVI, El caballerizo de Aretino, que en pleno Renacimiento italiano habla de estas relaciones en positivo con cierto toque de humor.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.