www.madridiario.es

ENTREVISTAS DEL ORGULLO

Curro Corrales, portavoz del Gobierno de Rivas y coordinador del Área LGTBi de Izquierda Unida.
Ampliar
Curro Corrales, portavoz del Gobierno de Rivas y coordinador del Área LGTBi de Izquierda Unida. (Foto: MDO)

Curro Corrales (IU): “Existe la libertad de manifestación pero al PP le interesa la foto”

viernes 06 de julio de 2018, 08:00h
Chueca ya vive el Orgullo. Lleno de banderas que reivindican la diversidad sexual, en el barrio se respira un aire de libertad que también irradia Curro Corrales. Coportavoz del Gobierno progresista de Rivas, acaba de ser elegido coordinador del Área LGTBi de Izquierda Unida, donde milita desde hace años. En una cafetería de la calle Belén, charla con Madridiario sobre el MADO, la gestación subrogada o el famoso veto a Ángel Garrido en la cabecera de la manifestación de este domingo.

¿Puede que el Orgullo haya perdido su lado reivindicativo en favor de la fiesta?

El Orgullo de Madrid es claramente festivo, pero en esa celebración hay una parte, que no es menor en los tiempos que corren, que es la vivencia del espacio público. Además, aunque parezca que en la agenda oficial se han limado o matizado los aspectos más reivindicativos, ha florecido una diversidad de lo que es el Orgullo: otras voces en torno a la reivindicaciones sobre los avances de la libertad sexual y de la igualdad que dan un panorama muy rico.

Pero, ¿esas reivindicaciones tienen espacio en el MADO?

El aumento de visibilidad de espacios como el Orgullo Crítico ha incidido en el hecho de que se haya intentado redoblar la agenda política de determinadas reivindicaciones, como la ley contra la LGTBifobia. Que colectivos como la FELGTB hayan trabajado tanto ahí tiene que ver con la necesidad de no dejar vacío el hueco de la reivindicación, donde ahora hay visiones diferentes que fortalecen la idea de dotar de contenido la parte reivindicativa del Orgullo.

¿Se le ha dado demasiado hueco a las empresas?

Es una realidad y se debe tener una visión crítica. Que el Orgullo sea una fecha sin la que Madrid no puede entenderse hace que la parte festiva sea más asimilada por sectores que no tienen un especial compromiso pero también que afloren otras voces que no eran tan evidentes como hace 13 años, cuando la agenda pública estaba monopolizada por el matrimonio igualitaria.

Esta visión no es incompatible con el diagnóstico que concluye que el modelo de Orgullo hegemónico que vivimos es uno en el que las empresas tienen demasiado protagonismo, pero soy optimista en cuanto a que eso convive con un repunte de otras voces que hace tiempo no eran tan visibles. La unión de ambas circunstancias es positiva.

¿Debe invitarse a Ángel Garrido, presidente de la Comunidad, a la manifestación?

Desde el respeto absoluto: no me corresponde invitar o no a nadie. Eso sí, es un debate falseado. La libertad de manifestación existe, pero al Partido Popular le interesa demasiado la foto con la pancarta.

Si el presidente tiene un compromiso determinado, lo que debe hacer es demostrarlo todos los días y, luego, manifestarse o no si así lo considera oportuno. Esperar que se curse una invitación oficial para que te brinden la oportunidad de hacerte una foto como si eso midiese tu compromiso es situar del lado de los organizadores una responsabilidad que solo tiene el presidente de la Comunidad y el PP, que todavía tiene mucho que demostrar pese a los intentos de ‘pinkwashing’ de Cristina Cifuentes.

Dicho esto, ¿qué siente cuando ve que el PP hace uso de la bandera, por ejemplo, en sus redes sociales?

El PP llega a estas reivindicaciones, como lo hace siempre, en diferido: tarde y mal. El partido tiene una sombra importante de actitudes LGTBifóbicas y demasiadas hipotecas. Lo hemos visto en el debate de la sucesión de Mariano Rajoy, donde en el debate ideológico sobre la familia o la libertad se reivindica la figura de Aznar o Rajoy. El primero no hizo nada, que significa hacer mucho en contra, y, el segundo, recurrió ante el Tribunal Constitucional el matrimonio igualitario, un derecho que estuvo años en vilo por su culpa. Ese es el PP que sigue existiendo y del que esperamos que pida perdón.

¿Busca Ciudadanos su hueco en el colectivo a través del debate de la gestación subrogada?

Tengo muchas dudas sobre que este debate sirva para que Cs gane notoriedad porque no forma parte de las reivindicaciones reales de discriminación de las personas LGTBi, independientemente de la posición que se pueda tener sobre la gestación subrogada, que, en el caso de Izquierda Unida, es totalmente contraria al modelo que plantea Cs.

Hay que tener mucho cuidado en cómo se transforman en posiciones políticas los juicios más éticos o morales sobre opiniones personales de vida de la gente. Ahora, el modelo de Cs es mercantilización pura y dura y, además, más allá de que se pueda debatir, no forma parte de la agenda real para avanzar en materia de Igualdad.

¿Cuál es el modelo de IU?

Todavía no está concretado. Hay elementos sobre los que la izquierda tiene que reflexionar, como el cuerpo o la libre utilización del mismo, con todas sus aristas y contradicciones.

En la programación del Orgullo participa Netta, ganadora de Eurovisión en representación de Israel. Sobre su visita el Ayuntamiento, en una entrevista con Madridiario, mantuvo una postura bastante tibia. ¿Qué piensa IU?

Desconozco la valoración del Ayuntamiento, por lo que no puedo hablar concretamente sobre ella.

Sobre la participación de Netta, es un ‘pinkwashing’ de manual. El Estado de Israel lleva años tratando de vincular su imagen a la idea de ser un paraíso para gente LGTBi. En este sentido, tampoco puedo evitar pensar en que en Palestina, territorio sometido a un acoso sistemático, también hay personas LGTBi que no pueden avanzar con sus derechos por el acoso sistemático de Israel.

En la actualidad, parece que no hay ninguna figura abiertamente LGTBi que haya adoptado el activismo del colectivo consigo. ¿Echa de menos a Pedro Zerolo?

Los liderazgos positivos son importantes y en el caso de Pedro así lo era, pero ser LGTBi no conlleva un compromiso público, como sucede en el caso de Javier Maroto.

De todas formas, no echo en falta que haya un hueco por cubrirse. En los últimos años han ganado notoriedad opciones más corales que no venían directamente del activismo LGTBi, como es el caso de la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau. Si pienso en IU me acuerdo de Vanessa Angustia o Antonio Maíllo, que son personas visibles que, aunque no han estado vinculados al activismo que irradia el movimiento, su sexualidad es un elemento de visibilidad que consigue que ellos mismos no puedan explicarse, lo que supone una conquista.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • Corrales (IU): “Hay libertad de manifestación; al PP le interesa la foto”

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    10542 | Ana Sánchez - 06/07/2018 @ 13:18:27 (GMT+1)
    He aquí el "enterao" de quién tiene carnet de gay y quién no. Es tan enterao y sabe tanto que así va IU: con 3 votos, integrada en un partido como Podemos que la tiene bien dominadita y de la que aborrecen pero no pueden hacer nada, pues, si no, ni estarían representados en el Congreso.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.