www.madridiario.es
Constantino Mediavilla durante su entrevista con Escuelas Católicas de Madrid
Ampliar
Constantino Mediavilla durante su entrevista con Escuelas Católicas de Madrid (Foto: ECM)

Constantino Mediavilla: "Podemos estar ante un exceso de política en la Educación"

martes 22 de mayo de 2018, 07:52h
Siempre he pensado que si Dios delegara omnipresencia, lo haría en la persona de Constantino, por méritos propios y, aún así, me seguiría imponiendo (porque impone) la cercanía y generosidad de este periodista a raudales, quien, también, al “otro lado” y ante las preguntas de Emilio Díaz se “omnipresenta” contestador de palabras bien procesadas, sin colorantes, ni conservantes. Un lujo en tiempos de circunloquio, caracteres limitados, clicks y “tralará”. Esa es la suerte de haber tenido el placer de entrevistar al Presidente del Grupo Diariocrítico y Madridiario; un amigo que siempre, siempre… está.

Del 1 al 10, ¿cómo calificarías la Educación madrileña?
Soy poco amigo de la calificación, así que del 1 al 10 diría que progresa adecuadamente, que creo que es la frase que mejor define en este momento dónde estamos. Lo que no sé es si, además, nos apunta hacia dónde vamos, pero, desde luego, ahora se está progresando, se están haciendo esfuerzos, se está intentando potenciar el diálogo dentro del colectivo educativo, algo que me parece importante, ya que dentro de ese diálogo se pueden obtener resultados para el futuro… Por tanto, si me lo permites, a ese “progresa adecuadamente” no soy capaz de ponerle nota, porque la nota también es manifiestamente mejorable.

¿Esa misma opinión te merece la escuela concertada religiosa que representa ECM?
Parece que la escuela concertada religiosa funciona de una manera eficaz. Tiene la capacidad de estar adaptándose a los tiempos, por encima de lo que comunicativamente podemos pensar que está ocurriendo...

¿A qué te refieres?
Hablar de colegios religiosos, referirnos a la concertada me parece, a veces, que implica un estigma. Es más sencillo, para el medio de comunicación, hablar de la pública, que hacer referencia a la concertada y no digo ya a la privada… precisamente por ese estigma.

¿De dónde sacamos que se educa mejor en lo público que en lo privado?
Hay escuelas privadas, concertadas y concertadas religiosas en las que el nivel educativo es mejorable y escuelas públicas donde el nivel es muy alto y viceversa. Sin embargo, todo lo que tiene que ver con la concertada y su comunicación se retrotrae Parece que da miedo dar el salto y hablar de ello. Y ese miedo es un estigma y ese estigma marca a la hora de comunicar…

¿Y qué puede hacer la escuela católica? ¿Cómo debería ser la comunicación? ¿Qué le falta?
Yo le quitaría el hábito, es decir, el complejo y simplemente diría que es una escuela encaminada a la educación del ser humano, a la educación del alumno, por encima de cualquier otra estrategia. Respondiendo a tu pregunta, yo diría que le falta comunicar que es una escuela diná- mica, en constante transformación, adaptada a los nuevos tiempos y que, por supuesto, no es una escuela excluyente.

Y me permito añadir su compromiso con la innovación. ¿Crees que la sociedad no lo percibe?
Sí, también. Creo que la sociedad percibe claramente que la Educación se está transformando y que está en el camino de la innovación, no solo por las TIC, sino porque es la propia escuela la que hace esfuerzos por no perder ese paso, porque si lo perdiera sería dueña del fracaso de la brecha digital y eso la escuela no se lo puede permitir. Así que la apuesta por la innovación es fundamental y definitiva; quien le de la espalda estará cavando su propia tumba.

“Hemos vuelto a perder una legislatura en la que el Pacto no se va a hacer realidad”

Miremos más allá de nuestra escuela, ¿habrá Pacto Escolar en Madrid?
Yo soy un defensor del Pacto Escolar en Madrid, es más, tan es así que he llegado a pensar que se iba a poder firmar en esta legislatura que doy por terminada. Punto (risas). De verdad, es una pena, porque cada minuto que pasa sin que se ponga en práctica el diálogo al que hacíamos referencia al principio, esa capacidad de que todos y digo “todos” los agentes implicados compartan y orienten el futuro de la Educación en Madrid, es tiempo perdido… Y me temo que hemos vuelto a perder una legislatura en la que el Pacto no se va a hacer realidad.

¿Exceso de política en la Educación?
Pero es que la Educación es política. Entonces evitar que la política esté presente en la Educación es imposible, incluso no sé si es deseable. Ahora bien, exceso de… Sí. Podemos estar ante un exceso de política en la Educación. Porque es cierto que la política educativa es aconsejable, pero la política no puede marcar el camino de la Educación, ni a nivel nacional, ni en una comunidad como la de Madrid. Que eso haya pasado en el Pacto Educativo no me atrevo a sentenciarlo, pero…

¿En qué medida crees que ha perjudicado o beneficiado a la concertada ese fenómeno denominado “nueva concertada”?
A mí me costó mucho entender cuál era la diferencia entre la concertada y la nueva concertada, de hecho, todavía, no creas que me es sencillo discernir: ¿es mejor la concertada o la nueva concertada? ¿Y por qué no pueden cohabitar? ¿Y por qué no pueden marcar caminos paralelos? ¿Y por qué no hablamos solo de concertada? Nadie ha sido capaz de responder a estas preguntas con el criterio suficiente para convencerme y, añado, para convencernos a todos. Me parece que se ha generado un lío interno que no interesa nada a la ciudadanía y, desde luego, mucho menos a la comunidad escolar, entendiendo por ello a los padres y alumnos.

“La apuesta por la innovación es fundamental y definitiva”

Terminemos con un tema de actualidad. ¿Cómo ve la Universidad, tras la última crisis del tema Máster?
El “Caso Máster”, sobre todo, ha hecho daño a la universidad y específicamente a la universidad pública, y lo peor es que ha sembrado la duda: ¿Se trata de un caso aislado? ¿Manda la financiación por encima de la Educación? ¿Lo importante es llenar de alumnos unos Máster que han crecido como hongos y que muchos no sirven para nada? Cualquier profesor de Máster puede decir que su Máster es un pimiento, pero no lo dirá en voz alta, porque de los pimientos que compren los alumnos dependen las nóminas de los profesores.

¿Podríamos hablar de burbuja educativa, como se habló en su día de burbuja inmobiliaria?
¿Burbuja educativa? Me gusta la expresión. Ciertamente, podemos estar ante una burbuja educativa que probablemente esté a punto de estallar o de ser pinchada…

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.