www.madridiario.es

15-A: Sí hay dinero para las pensiones

jueves 12 de abril de 2018, 10:00h

La Comunidad de Madrid, igual que España, padecen un grave problema causado por los gobiernos del PP: hay riqueza, pero no se reparte. Este problema general es clave a la hora de abordar el presente y el futuro de las pensiones ya que el Gobierno de Mariano Rajoy se empeña en alarmar a la sociedad y desinflar la cuantía de las pensiones, alentando la contratación privada de fondos y planes.

Por ello CCOO y UGT mantenemos la movilización constante y el próximo domingo por la mañana volveremos a las calles. En Madrid marcharemos desde Neptuno hasta la Puerta del Sol para exigir la recuperación del poder adquisitivo y derogar la reforma de 2013, causante de la escuálida subida del 0,25 por ciento anual. Además, exigimos la reunión del Pacto de Toledo porque entendemos que hay posibilidades para mejorar los ingresos y que la Seguridad Social no entre en déficit.

No podemos obviar que actualmente, de cada 100 euros de riqueza, 11 se destinan a las pensiones; en 2030, se destinará el equivalente a 15 euros (coincidiendo con el “baby boom” de los años sesenta); pero en 2050 se volverá a una cuantía similar a 11 euros. Y mientras el artículo 50 de la Constitución es claro al salvaguardar “la suficiencia económica a los ciudadanos durante la tercera edad”, el Gobierno está intentando que los incrementos los paguen la ciudadanía, atemorizada por el importante goteo de pérdida de poder adquisitivo que desde 2014 empobrece a los pensionistas.

Estamos exigiendo que se modifique el índice de revalorización y se retorne a la actualización automática de las pensiones cada año. La reforma de 2013 del PP significa que una persona que hoy recibe una pensión de 1.150 euros, en la misma situación dentro de veinticinco o treinta años, percibirá 850 euros, lo que supone un recorte importantísimo.

Pero además de los tres frentes mencionados (recuperación de poder adquisitivo, derogación de la reforma del 2013 y necesidad de recuperar el diálogo y los acuerdos en el Pacto de Toledo), nos movilizamos porque nadie queda satisfecho en el escenario de pensiones con la propuesta de Presupuestos Generales del Estado para 2018.

Mariano Rajoy está haciendo de trilero al proclamar que sube las pensiones, porque lo que plantea no es una subida universal, ni estructural. Es decir, se limita a este año mirando a las citas electorales del siguiente. Con este proyecto de presupuestos, sólo se sube la pensión a una parte de los pensionistas y en cambio se rebaja la fiscalidad, de forma que se actúa en favor de aquellos que más tienen.

Si existiera voluntad política habría capacidad económica para hacer frente a las pensiones. Así, si tenemos en cuenta que este año la rebaja fiscal supone 2.000 millones de euros y la del pasado año 12.000 millones, se puede concluir que el señor Montoro está haciendo regalos fiscales por valor de 14.000 millones de euros. Una cuantía suficiente para las pensiones.

En este contexto, hay que recordar que la riqueza de este país en 2017 creció en 33.000 millones de euros. Nos movilizamos porque ese incremento de la riqueza no lo estamos viendo por ninguna parte. Ni por salarios, ni por pensiones, ni por gasto público.

Aunque se hayan subido las pensiones mínimas, el esfuerzo debe ser mucho mayor porque además ahí está la gran brecha de las pensiones como denunciamos especialmente en las movilizaciones del 8 de marzo. Y es que son las mujeres quienes tienen las pensiones más bajas (tanto las mínimas como las no contributivas).

CCOO y UGT venimos abanderando la movilización en defensa de unas pensiones dignas para hoy y para el futuro. El pasado 9 de octubre, decenas de miles de personas llenamos la Puerta del Sol como conclusión de las marchas de las pensiones realizadas por toda España. Esa movilización supuso un punto de inflexión. Siguiendo a Unai Sordo, secretario confederal de CCOO, se trató de “un momento decisivo”.

Poco después, tras la carta de la ministra a cada pensionista explicando la subida del 0,25, la indignación creció y proliferaron diversas plataformas. Sean bienvenidas a la movilización todas ellas. La unión hace la fuerza, pero tengamos claro que es imprescindible que haya organizaciones con capacidad negociadora que reactiven el Pacto de Toledo para salvaguardar el futuro de las pensiones.

En la Comunidad de Madrid, CCOO y UGT hemos llevado la pelea por las pensiones a los centros de trabajo y a localidades de toda Madrid con mayúscula participación. Alcalá de Henares, Móstoles, Getafe, Alcobendas…, las calles de la región gritan por la dignidad de las pensiones de una clase trabajadora cada día más enfadada y acallada por sobresaltos como informativos como el vergonzoso caso del máster de Cristina Cifuentes.

Esta es una lucha de presente y fundamentalmente de futuro, por ello es importante que la juventud se movilice por unas pensiones que van a ser para ellos y ellas. La próxima cita en Madrid, el domingo 15 de abril. A las once y media en la plaza de Neptuno, dirección a Sol, pasando por el Congreso.

Jaime Cedrún es secretario general de CCOO de Madrid

Jaime Cedrún

Secretario general de CCOO Madrid

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.