www.madridiario.es

TAL DÍA COMO HOY

Pasajeros al tren: abre Delicias, la estación-monumento más iberista
Ampliar
(Foto: Diego Sánchez)

Pasajeros al tren: abre Delicias, la estación-monumento más iberista

viernes 30 de marzo de 2018, 08:00h
Tal día como hoy, hace 138 años, Alfonso XII y María Cristina inauguraban Delicias, la primera gran estación monumental de Madrid que acercó la capital a Portugal.

El sueño de conectar por tren las dos capitales ibéricas, Madrid y Lisboa, dio un paso de gigante el 30 de marzo de 1880. Ese día, los reyes de España, Alfonso XII y María Cristina, presidieron la inauguración de Delicias, la estación diseñada como punto de partida y destino de la línea a Portugal, país con el que, por cierto, sigue sin haber conexión por alta velocidad.

Tras diversas negociaciones, de la Compañía de los Ferrocarriles de Madrid a Cáceres y Portugal (MCP), que buscaba una sede para sus operaciones en la capital, se hizo cargo de esta estación.

El proyecto fue fruto del ingeniero francés Émile Cachelièvre, quien diseñó la primera gran estación monumental madrileña, tal y como detalla en su web el Museo del Ferrocarril de Madrid, que ocupa en la actualidad sus instalaciones.

"Hay que aclarar que una estación de ferrocarril es algo más que un edificio. Es un conjunto de instalaciones y servicios necesarios para el correcto funcionamiento de la explotación ferroviaria, desde la regulación de la circulación de trenes, a la facturación de mercancías o la atención a los viajeros", detalla la institución.

De hecho, desde su origen, la estación se estructuró en tres áreas bien definidas y separadas según su uso: mercancías, viajeros y tracción. El servicio de mercancías estaba en el terreno comprendido entre la vía de salida de los trenes de viajeros y el ferrocarril de circunvalación, y disponía de muelles cubiertos y descubiertos para ganado y carbón, vías de carga y descarga, y patios de camionaje. El de tracción se situó en el lado opuesto y fue creciendo hasta contar con depósito de locomotoras, puente giratorio, naves de reparación, aguadas, depósitos de agua y de combustible, grúas, vías y talleres de recorrido. Y, finalmente, el de viajeros, se instaló en una construcción singular formada por dos pabellones laterales adosados a la gran nave central de vías y andenes. Estas áreas de trabajo se complementaron con edificaciones como viviendas ferroviarias, pabellón sanitario, cooperativa o iglesia.

Cerrada la estación al tráfico de viajeros en 1969, y al de mercancías en 1971, algunos de los inmuebles que conformaron su patrimonio industrial han desaparecido o se han transformado al cambiar de uso, pudiendo recomponerse ahora parte de su biografía a partir de los estudios de arqueología industrial que se desarrollan desde el Museo del Ferrocarril de Madrid.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.