www.madridiario.es
Complejo del Canal de Isabel II en la calle Santa Engracia.
Ampliar
Complejo del Canal de Isabel II en la calle Santa Engracia. (Foto: Juan Luis Jaen)

Menos agua para más gente: el Canal prevé una reducción del consumo del 25% en una década

Por Javier García Martín
x
jgarciamadridiarioes/7/7/19
lunes 13 de noviembre de 2017, 13:17h

El Canal de Isabel II presenta este lunes su Plan Estratégico 2018-2030, un centenar de medidas que pretenden garantizar la viabilidad de la sociedad de gestión del agua madrileña, salpicada por los recientes escándalos de corrupción. Entre esas iniciativas, está la reducción de un 25 por ciento del consumo en los hogares durante la próxima década, un cálculo que pretende asegurar el abastecimiento en un escenario de cambio climático y crecimiento demográfico. También, se congelarán las tasas hasta 2019.

Año a año, los registros no dejan de mostrar una verdad más que incómoda: cada vez, hace más calor y llueve menos. En los últimos días, sobre la estación madrileña de Retiro no ha caído más que un cuarto de lo habitual y los pantanos de toda la Comunidad están a la mitad. Tanto es así que, si, desde hoy no cayese ni una gota más en toda la región, la Comunidad solo tendría agua embalsada para sobrevivir un año.

El calentamiento global es un hecho, como el crecimiento de la población. Dos variables que interpelan directamente la gestión del líquido vital. El Plan Estratégico 2018-2030 que el Canal de Isabel II presenta este lunes a la Junta General Extraordinaria de Accionistas establece la reducción de un 25 por ciento del consumo que se realiza en los hogares hasta 2030, pasando de los 208,2 litros al día y por persona actuales -una cifra al alza- a los 156.

Consecuencia del cambio climático

Según han informado durante la mañana el presidente del Canal, Ángel Garrido, y el director general, Rafael Prieto, el porcentaje de reducción nace de un escenario en el que se espera un incremento de la población hasta los 8 millones de almas y una disminución en la recogida de precipitaciones del 20 por ciento como consecuencia del cambio climático.

"Ya no se trata de construir embalses, no se llenarían"

"En Madrid no se trata ya de construir más embalses, no se llenarían", ha zanjado Prieto, quien ha estimado que lo que la cantidad de agua que los hogares tendrán que ahorrar es "perfectamente viable", teniendo en cuenta que la meta -los 156 litros diarios- está "en la media de los países de nuestro entorno".

Para conseguirlo, Garrido ha desgranado que, además de campañas de sensibilización, se taponarán al máximo las pérdidas en las canalizaciones y se promoverá el uso de agua regenerada o, por ejemplo, el uso de especies poco exigentes para el paisajismo urbano. También, se financiarán más proyectos de innovación.

Congelación de las tarifas

Otra de las medidas de mayor impacto social contenidas entre el centenar de iniciativas del Plan Estratégico es la congelación, hasta 2019, de las tarifas domésticas, industriales y comerciales y que el precio del agua se mantenga a partir de entonces por debajo de la media nacional.

Antes de 2030, el Canal también espera abastecerse solo de fuentes renovables o de alta eficiencia -hoy, el Canal se alimenta de un 40 por ciento de energías contaminantes- e instalar contadores inteligentes en toda la red al tiempo que sustituye el 20 por ciento de conductos obsoletos que están fuera de la normativa.

Para lanzar este plan, el Canal prevé invertir 1.500 millones de euros durante los primeros cinco años, según ha detallado Garrido. El consejero también ha concretado que, en las próximas décadas, se reducirá el porcentaje de temporales en plantilla para cerrar el grifo a la "pérdida de talento" que sufre el ente. En la actualidad, el 38 por ciento de los 2.500 trabajadores no son fijos y el objetivo es revertir la situación hasta peinar el 90 por ciento de indefinidos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios