www.madridiario.es

CRÍTICA DE TEATRO

Una de las escenas de 'En el borde'
Ampliar
Una de las escenas de 'En el borde' (Foto: Antonio Castro)

En el borde, escenas del Estrecho

viernes 10 de noviembre de 2017, 12:28h
El autor madrileño Julio Escalada estrena en El Umbral de Primavera su obra En el borde, una comedia negra ambientada en Melilla.

Seis personajes de los bajos fondos o, mejor, de sectores sociales desfavorecidos, intentan sobrevivir inmersos en el trapicheo y en negocios poco claros. Desde el cacique derribado de su poltrona, hasta el drogadicto incapaz de mantener a su familia, los protagonistas se relacionan y se engañan con consecuencias dramáticas. El autor utiliza una joya, que pasa de mano en mano, como nexo de unión entre los tres sectores que retrata de esta ciudad portuaria.

Sorprende que el madrileño Julio Escalada, dedicado desde hace años a la docencia y a la dramaturgia, no haya entrado todavía en los canales teatrales públicos. Su escritura es vigorosa y con una gran facilidad para el diálogo. En esta comedia demuestra su capacidad para urdir una trama creíble con escasos mimbres.



El montaje de En el borde está dirigido por Cecilia Geijo, que sabe mover a los personajes con seguridad para que transiten por los tres espacios de la escena, por los tres ambientes de la historia. Es una producción cuidada dentro de los límites que tiene este circuito de salas alternativas. En él resulta muy difícil ver, como en este caso, un espectáculo con siete actores, con un vestuario estudiado y con una ambientación escénica creíble. Juanjo Granda vuelve a sus orígenes como actor y encarna al personaje más siniestro de la historia, secundado por su, aparentemente, escéptica esposa (Cristina Torrecilla). Ronal Cruces hace un comerciante indio, metido en todos los conflictos por su afán de sobrevivir. Víctor Anciones, Cristo Barbuzano, Ángel Mauri y Daniel Pinelo completan el reparto encarnando al matrimonio interracial y en la miseria, al matón de turno y a un arribista legionario, desencadenante de todos los problemas.

En el borde se representa los sábados en El Umbral de Primavera, en la calle del mismo nombre, junto a la plaza de Lavapiés. Un entorno en el que también podría ambientarse esta historia sin ningún problema.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.