www.madridiario.es

TAL DÍA COMO HOY

Lluvia , tormenta o ciclogénesis explosiva
Ampliar
Lluvia , tormenta o ciclogénesis explosiva (Foto: Kike Rincón)

El diluvio que casi convierte a Madrid en la Atlántida

domingo 29 de octubre de 2017, 09:30h
Las inclemencias climáticas que asolaron el siglo XV culminaron en un gran diluvio que comenzó el 29 de octubre de 1434 y que inundó Madrid durante casi tres meses de lluvias ininterrumpidas.

"Sucedió tan gran infortunio de agua y nieve... en tanto grado que se hundieron, muchas casas en perjuicio de sus moradores; y llegó a tanto la necessidad y falta de bastimentos, qu en quarenta dias todos los vecinos comieron trigo cozido por falta de agua, vino a ser tanta la carestía de las cosas, que no se podían los hombres sustentar".

Así informaban las crónicas de la época sobre el que se denominó el ‘Pequeño Diluvio’, una lluvia continuada –que de pequeña no tuvo nada– que inundó Madrid, sumiendo a la ciudad en un caos durante más de dos meses entre 1434 y 1435.

Desde finales del siglo XIV y principios del XV, las irregularidades en el clima estuvieron a la orden del día. Grandes sequías, fuertes heladas o largas lluvias provocaron periodos de hambruna en numerosas ocasiones en el país, azotando sobre todo la zona de Castilla.

Este mal tiempo eclosionó el 29 de octubre de 1434 con el comienzo de una copiosa lluvia que, al entrar noviembre, aisló a Madrid del resto de la zona y se le alzó a la categoría de ‘diluvio’.

Casi tres meses pasados por agua

La fecha exacta en la que el diluvio acabó no está fijada. Algunas crónicas señalan que fue a principios de enero, otras a finales y otras prolongan la lluvia hasta comienzos de febrero. En lo que todas coinciden es en el gran desastre que este diluvio originó.

Cientos de personas murieron ahogadas, al igual que ocurrió con el ganado; las cosechas se echaron a perder y la ciudad quedó arrasada, con trozos de las murallas derribados y casas destrozadas. Hubo barrios como el de Luján, San Pedro o Santa Cruz quedaron totalmente sepultados bajo el agua.

La pérdida de cosechas llevó a una posterior época de hambruna que, meses después, acabó derivando en una epidemia de peste que pobló un Madrid desolado que tardó tiempo en volver a ser el que era.

“¡Mira el sol!”

Cuando la desesperación ya era patente en los supervivientes del diluvio, un jarro de agua más grande cayó sobre Madrid, intensificando la lluvia y terminando de inundar la ciudad. Finalmente, después de esta traca final, el sol volvió a brillar en Madrid ante la atónita mirada de la gente, que gritaban con alegría desde el cerrillo del rastro: “¡Mira el sol! ¡Mira el sol!”.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • El diluvio que casi convierte a Madrid en la Atlántida

    Últimos comentarios de los lectores (3)

    7204 | manuel - 30/10/2017 @ 09:35:54 (GMT+1)
    La señáAnaSánchez llega al absurdo con su odio a Podemos. Ya no sabe la pobrecilla que idioteces y memeces poner.
    7196 | Ana Sánchez - 29/10/2017 @ 14:43:13 (GMT+1)
    El cambio climático lo va a cambiar la Carmena prohibiendo el transporte privado. Soluciones absurdas comunistas pató, S.L
    7193 | manuel - 29/10/2017 @ 10:59:09 (GMT+1)
    Hombre, llegar a eso no, pero que caigan unos buenos chaparrones, no solo en Madrid, si no en toda España, nos vendría muy bien. Los pantanos están que dan pena, el verano va a a llegar hasta Navidad. Y todavia hay algunos iluminados que niegan el cambio climático.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.