www.madridiario.es

TAL DÍA COMO HOY

El ferrocarril de circunvalación en un plano de Madrid en 1866.
Ampliar
El ferrocarril de circunvalación en un plano de Madrid en 1866. (Foto: José Pilar Morales, Pedro Peñas, Juan de Ribera, Fernando Gutiérrez, Juan Merlo. Litografía de N. González (Madrid))

En 1860 comenzó la construcción del enlace de circunvalación ferroviario Principe Pío-Atocha

martes 05 de septiembre de 2017, 07:53h
En 1860, se inicia la construcción del ramal ferroviario entre las estaciones de Atocha y Norte con el fin de resolver la continuidad entre las líneas férreas.

“Hemos hecho el anteproyecto de un ferrocarril uniendo las estaciones de Príncipe Pío y de Atocha. El trazado ofrece en todas sus partes buenas condiciones en las pendientes, rectas y curvas del plano general [..]; será construido un túnel en los jardines del Campo del Moro, debajo del Real Palacio y en la travesía del campo de la Tela [..]; la longitud total del camino es de solo 6.250 metros”.

Con estas palabras se definía el primer anteproyecto del ferrocarril de contorno o circunvalación que uniría las estaciones de Atocha y Norte (Príncipe Pío).

Esta línea ferroviaria, tenía una longitud de ocho kilómetros y era un tramo dedicado al transporte de mercancías, por lo que se construyó una sola vía. A excepción del tramo del Campo del Moro y el Campo de la Tela y algunos cruces con calles y plazas principales —que salvaba bajo tierra—, la línea discurría en superficie.

El tramo de la calle del Ferrocarril, en el que la vía circulaba por una trinchera, fue soterrado en la década de 1930. Los ocho kilómetros de línea ferroviaria atravesaban la zona sur del Ensanche de Madrid (actualmente el distrito de Arganzuela), lo que alteró los planes de expansión del casco urbano de Madrid hacia el sur.

A lo largo de su trazado se fueron instalando dos grandes estaciones de mercancías, las de Imperial (1881) y Peñuelas (1914), que permanecieron en funcionamiento hasta el cierre de la línea. La creación de estos almacenes e instalaciones industriales vino acompañada de la construcción de viviendas obreras.

Solo con el cierre de la línea y la reconversión de los espacios ocupados por las vías, estaciones e instalaciones industriales aledañas, se consiguió restaurar la continuidad urbanística de este área de la ciudad. Esta reconversión se conoce como la operación Pasillo Verde Ferroviario, que fue ejecutada durante los últimos años de los ochenta y los noventa del siglo XX.

La construcción de esta línea ferroviaria fue causa de tener que cumplir una de las claúsulas de la concesión acordada por la empresa que tenía la titularidad de la estación del Norte, el Banco Crédito Mobiliario Español. Esta claúsula establecía que las cabeceras de las compañías del Norte (en Príncipe Pío) y MZA (Atocha), debían estar unidas mediante un enlace ferroviario.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios