www.madridiario.es
Comprar un lavavajillas, ¿ahorro o gasto?

Comprar un lavavajillas, ¿ahorro o gasto?

miércoles 15 de febrero de 2017, 09:36h

Da igual la información que busques en internet. Comprar un lavavajillas barato es la mejor inversión que uno puede realizar según algunos foros y sin embargo en otros, la peor.

Internet está plagado de opiniones interesadas por personas que reciben comisiones por hablar bien de un producto, por lograrle ventas, etc. y esto como puedes esperar, implica que mientras piensas que estás leyendo una información buena sobre un producto, la misma igual oculta la realidad.

Por eso, dependiendo de la búsqueda que hagas, encontrarás cosas positivas sobre los lavavajillas por el ahorro del tiempo que supone o negativas por los gastos que conlleva, pero, ¿están en lo cierto?.

Cómo son diferentes los motivos tanto positivos como negativos que podemos encontrar sobre este electrodoméstico, qué mejor que contarte tanto sus ventajas como inconvenientes, de modo que puedas conocer las dos caras de la moneda y así, decidir cual es la opción más adecuada dependiendo de tu presupuesto y necesidades.

Ventajas de un lavavajillas

Tiempo: este punto es indiscutible y es que disponer de un lavavajillas en nuestro hogar supone un ahorro de tiempo considerable en comparación con lavar los platos a mano con lavavajillas y estropajo.

Este tiempo ahorrado todavía es más latente en familias numerosas o que disponen de bebés, por la cantidad de comidas diarias que realizan.

Eliminación de bacterias: dicen que con la salud no se juega y el uso de un lavavajillas a la hora de limpiar los platos y vasos ayuda a la eliminación de bacterias al estar sometidas a lavados con temperaturas que oscilan entre los 50 y 70º.

En un lavado a mano, esta temperatura es imposible de soportar, por ello, las bacterias sobreviven y aunque son invisibles para nuestros ojos, podemos estar ayudando inconscientemente a propagar diferentes enfermedades a los habitantes del hogar.

Ahorro de agua: si le preguntas a la mayoría de personas que no tienen lavavajillas en su casa cual es el motivo principal, una amplia mayoría lo achaca a un mayor gasto de agua y nada más lejos de la realidad.

Si bien cada modelo tiene sus prestaciones, incluso un lavavajillas barato a día de hoy supone un ahorro de agua que diferentes estudios estiman en un 80% en comparación con hacerlo a mano.

Desventajas de un lavavajillas

Ocupa espacio: si bien te ayuda a “esconder” la vajilla sucia hasta llenarlo, algo que vacía el fregadero, también hay que tener en cuenta que ocupa un espacio que tendremos que vaciar para proceder a su instalación.

Toma de agua y electricidad: otro de los problemas pueden ser las obras que tengas que realizar para proceder a instalar un lavavajillas para conectarlo al agua y a la corriente, aunque de todos modos, como suele ir cerca del lavaplatos y de la vitrocerámica, ambas deberías estar a escasos centímetros, por lo que no tendría mayor complicación.

Teniendo en cuenta tanto las desventajas como ventajas, creemos que con lo fácil que es comprar a día de hoy un lavavajillas barato y recibirlo en casa, casi mejor tenerlo por todos los beneficios de ahorro y comodidades que presenta.