www.madridiario.es

La luz que nos cuesta un ojo

Víctor Mengual Arrufat

jueves 19 de enero de 2017, 15:59h

Hoy he recibido un guasap en el que se me decía que la electricidad subía un 33%. No es nada de extrañar el ver cómo nos sube todo en enero sin saber el por qué es precisamente en este mes. Se aprovechan de que la gente del pueblo hemos asimilado que la “Cuesta de Enero” es dura al haber gastado más de lo habitual en diciembre. El gobierno se ha subido al carro y ya en enero, nos bombardea con sus subidas y autorizaciones a que lo hagan sus amigas, las grandes empresas. A nuestros gastos navideños, ellos suman los suyos y en vez de cuesta de enero parece un K-7.

Si hablamos de las eléctricas, se aprecia una cierta relación muy estrecha con el gobierno de turno. Si bien hay que tener en cuenta que nuestros políticos a través de las famosas puertas giratorias, descansan en esos dorados cementerios de elefantes. Los partidos políticos están repletos de estómagos agradecidos. Si tenemos en cuenta nada más las empresas eléctricas, la lista de políticos asesores y directivos en ellas es inmensa, casi eterna. Estaba tentado en detallarla pero es imposible, tanto gente del PP como del PSOE, PNV y CIU. No lo haré pero invito al lector curioso que busque en Google “Puertas giratorias” y se escandalice y entenderemos el por qué sube todo como lo hace y cuando quieren que se haga. Están todos nuestros políticos asegurándose sus opulentos futuros lejos, muy lejos del resto de los intereses de sus votantes que fuimos los que los subimos al cielo.

Es una auténtica merienda de negros esta España nuestra que nos conduce a no poder evitar avergonzarnos de nuestros líderes. Se mire por donde se mire, por ejemplo y el primero que se me ocurre con el suculento negocio de la electricidad:

El mercado inventó las bombillas de bajo consumo y el gobierno y algunos medios de comunicación se encargaron de “educar cívicamente” como siempre se argumenta, inculcándonos que no se debía gastar tanta electricidad. A continuación, las eléctricas haciéndonos un favor y para seguir el adoctrinamiento, nos regalaron un par de bombillas de ahorro que decían durarían 20.000 horas y así ahorraríamos la diferencia de precio con las de filamentos.—Mentira, yo estoy cambiándolas continuamente y, teniendo en cuenta que 20000 horas de duración dividido por ocho horas diarias de consumo, nos dan 2500 días, que son casi siete años. Nos mienten hasta la saciedad--. Bombillas que, además, pagó el Estado favoreciendo a sus amigos eléctricos. El siguiente paso fue que, una vez adoctrinados y hecho el gasto por los españoles, las eléctricas tienen menos consumo y, por tanto, tenían que inventarse algo para ganar lo mismo o más que antes, por supuesto con el beneplácito del gobierno; y se sacan al mercado los limitadores de potencia y los contadores inteligentes.

Así matan dos pájaros de un tiro, primero, a tomar por el culo los empleados que revisaban contadores y, segundo, incrementan la contratación por kilowatios y su precio. Es una jugada redonda. ¡Hay que joderse!. Perdonen mi lenguaje de cabreo.

El incremento ha sido tan brutal que hay mucha gente que no podrá pagar esos precios y, en consecuencia, los tendremos que pagar el resto de españoles en nuestras facturas de la luz, no, nunca las pagará las eléctricas. ¿Solidaridad con el dinero de los demás?. Siempre nos pasa lo mismo.

Buenas noches señores y según nos dicen los guasap, a las 19:00 h apaguemos las luces que nos sacan los ojos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.