www.madridiario.es
Alumnos entrando en el colegio público de primaria Isabel La Católica del barrio de Malasaña.
Ampliar
Alumnos entrando en el colegio público de primaria Isabel La Católica del barrio de Malasaña. (Foto: Kike Rincón)

CCOO presenta un informe denunciando la "mala gestión" educativa de la Comunidad

jueves 08 de septiembre de 2016, 12:38h
La sección de Educación de CCOO Madrid ha presentado un informe del estado del sector al comienzo de curso. El sindicato denuncia la reducción de unidades escolares, el aumento de las ratios de alumnos por clase y la reducción de recursos para los centros públicos, al tiempo que aumenta el alumnado en los mismos.
Durante la crisis, según CCOO, el número de unidades ha aumentado, entre 2008 y 2016, en Infantil y Primaria. En Infantil lo ha hecho a pesar de que ha disminuido el número de potenciales alumnos, de población escolarizable, pero sí que ha aumentado las tasas de escolarización. En la ESO han disminuido las unidades y aumentado los alumnos. Por titularidad, las unidades han crecido en los centros privados por encima de lo que lo han hecho en los centros públicos en las tres etapas, dándose el caso de que en la ESO se han reducido en los centros públicos, mientras suben en los privados. El número de alumnos ha disminuido en Infantil y aumentado en Primaria y la ESO. En Infantil se han incrementado las tasas de escolarización de 0 a 2 años, y se ha reducido en 3 años hasta niveles de 2004. En Primaria ha aumentado más el número de alumnos en centros públicos que en privados (el doble); lo contrario que ha pasado con el incremento del número de unidades. En ESO ha aumentado el número de alumnos más en centros privados (3,8 por ciento), que en los públicos (2,6 por ciento), aunque las unidades se reducían en el caso de los públicos (3,5 por ciento) y subía en el de los privados (2,8 por ciento). El peso de los centros públicos en el conjunto de la escolarización se ha reducido en Infantil (0,2 por ciento en el conjunto de la etapa, pero ha aumentado un 3,9 por ciento en el primer ciclo) y en la ESO(0,25 por ciento de decremento) y ha aumentado en Primaria (0,5 por ciento).

La ratio ha disminuido en Infantil que es la única etapa en la que se ha reducido el número de escolarizables, pero la ratio ha bajado el doble en los centros privados que en los públicos, hasta que la de éstos se ha puesto por encima de la de los privados. Ha aumentado en Primaria y en la ESO. En Primaria en los centros públicos ha aumentado en un alumno por unidad; en los privados, en 0,2. Ha aumentado en la ESO en 1,6 centros públicos y 0,3, en privados. En Primaria y ESO, la ratio de los centros públicos es ligeramente más alta que la de los privados, pero los públicos escolarizan, muy por encima de su peso en el conjunto de la escolarización, a los extranjeros, a los alumnos con necesidad de apoyo educativo, a los de los programas de diversificación curricular (tercero y cuarto de la ESO) a los de zona rural. Estos alumnos implican medidas educativas que conllevan deducción de la ratio. En cuanto a los recursos, el presupuesto dedicado a conciertos ha aumentado en un 6,5 por ciento mientras que el resto de partidas ha disminuido en un 15,2 por ciento, sin contar con becas y ayudas a alumnos de infantil en colegios privados.

En Educación Infantil, el sindicato recalca que la población escolarizable en España de 0 a 5 años se ha reducido en un 6,6 por ciento (un 13,5 por ciento en la de 0 a 2 años), la tasa de 0 a 2 años crece en un 10,1 por ciento pero se reduce la de 3 años en un 1,4 por ciento. Según CCOO, en la crisis hay dos comportamientos muy diferenciados en la tasa de escolarización de 0 a 2 años: subió del 23,9 al 31 por ciento, entre 2008 y 2012; frenándose luego entre 2012 y 2015, creciendo solo 3 puntos. Ese incremento fue gracias al crecimiento del número de unidades escolares en un 9,72 por ciento. De esta forma, el sindicato asegura que la segunda parte de la crisis ha frenado el crecimiento de los últimos años en la tasa de escolarización más temprana, y reducido la de 3 años, sin aprovechar la caída de la población de las edades de Educación Infantil. La causa, a su juicio, es la reducción de la inversión educativa (incluida la desaparición de fondos Educa3) y el desvío de los fondos públicos de este nivel educativo a centros privados, duplicando estos el incremento del número de sus unidades y la reducción de su ratio.

Este análisis en profundidad arroja más datos. La evolución nacional del número de unidades de Educación Infantil entre 2008 y 2016 varía sustancialmente en función de su titularidad. Creció un 9,72 por ciento de medio, pero fue de un 14,88 por ciento en los centros privados (de 31.679 a 36.394), mientras que el crecimiento en los centros públicos fue de menos de la mitad, un 6,93 por ciento (de 58.547 a 62.603). El crecimiento privado respondió, fundamentalmente, al incremento de unidades concertadas. CCOO denuncia que la información presupuestaria de las comunidades autónomas no diferencia los conciertos por etapas, impidiéndose un seguimiento adecuado de la evolución de los fondos destinados en el ciclo de 3 a 5 años. El sindicato estima el aumento en el 20 por ciento. Mientras, los niños escolarizables de estas edades aumentaron, entre 2008 y 2015, de 2,70 millones a 2,89 millones, aunque se redujo en el último año en 192.347 personas. Respecto a los niños de 0 a 2 años, la reducción en ese período se fijó en un 13,5 por ciento.

La evolución de la escolarización en los centros públicos experimentó una reducción media del 0,2 por ciento. En el primer ciclo de Infantil aumentó un 3,9 por ciento, fijándose en el 51,4 por ciento; y el segundo ciclo se redujo un 0,4 por ciento, estableciéndose en el 67,7 por ciento. La ratio se redujo más en los centros privados que en los públicos, quedando éstos por encima (de 19,1 alumnos en 2008 a 18,1 en 2016, en los públicos; y de 19,9 a 17,7, en los privados). La evolución de la tasa de escolarización a los tres años, entre 2008 y 2015, del 96,3 al 94,9 por ciento. La tasa de escolarización en el tramo de 0 a 2 años, aumentó del 23,9 al 34 por ciento.

A nivel regional, CCOO detalla que la Comunidad de Madrid aumentó por debajo de la media española las unidades en centros de Educación Infantil, se redujo a la mitad el crecimiento de la tasa de escolarización de 0 a 2 años, se retrocedió en la tasa de escolarización de 3 años e 1,9 puntos, se recortó el gasto público educativo y se incrementaron los fondos públicos para unidades de Infantil de 3 a 5 años en centros privados, se distribuyó la ratio de manera desigual beneficiando a los centros privados, y los recursos se destinaron a los centros privados, mientras que las preferencias de las familias se orientaban al sistema público. También reseña la incapacidad de los poderes públicos de aprivechar el descenso de la población escolarizable y mejorar la tasa de escolarización entre 0 y 2 años.

El sindicato detalla que la Comunidad de Madrid es un territorio con un buen nivel de partida en los recursos educativos para esta etapa. El incremento de unidades de Educación Infantil, entre 2008 y 2016, fue del 3,9 por ciento (de 15.014 a 15.598; en el sector público, de 7.288 a 7.606 -4,4 por ciento de incremento- y en el sector privado, de 7.726 a 7.992 -3,4 por ciento de incremento-). La evolución del número de niños en edad de ser escolarizados entre 2008 y 2015 en la región supuso una reducción del 3,8 por ciento, frente al 6,6 por ciento de descenso nacional. En el caso de la población de 0 a 2 años, cayó en España el porcentaje un 13,5 por ciento, frente al 10,4 por ciento de reducción en Madrid. En comparación con la media española, en la región, hubo menos crecimiento de unidades y menor reducción de la población escolarizable.

La evolución de la distribución de la escolarización en la etapa de Infantil, entre 2008 y 2015, fue la siguiente. En los centros públicos, el ciclo aumentó en la región el porcentaje del 49,8 al 51,7 por ciento, frente a la reducción de la tendencia nacional. En el tramo de 0 a 2 años, la tendencia aumentó del 37,9 al 44 por ciento. En el segundo ciclo, del 54,9 al 55 por ciento. La ratio en la región aumentó en 0,2 alumnos en los centros públicos hasta 19,7 (una de las tres regiones en la que aumentó, frente al descenso nacional) y en los centros privados cayó en 1,1 alumnos hasta 17,5. La tasa de escolarización en 3 años, entre 2008 y 2015, descendió más de la media, cayendo en 1,9 puntos porcentuales (algo más del 92,7 por ciento, la región con mayor descenso en ese sentido). Entre 0 y 2 años, por su parte, aumentó en un 5,2 por ciento (frente al 10,1 por ciento nacional) hasta algo más de 44 por ciento, segunda región de España. Según CCOO, el fuerte incremento de las tasas, la penalización de los centros públicos mediante la puntuación de los proyectos, y las becas y ayudas para quienes llevaran a sus hijos a los centros privados, trajeron como consecuencia la reducción relativa de la tasa de escolarización en el tramo de 0 a 2 años.

Los recursos para la Educación Infantil se redujeron de un 12,9 a un 11,5 por ciento en la región, mientras que los fondos para conciertos subieron un 21,44 por ciento en la región (6,46 por ciento a nivel nacional) y un 30,72 por ciento en el caso de los conciertos de Infantil, a los que habría que sumar ayudas y becas de escolarización, además de desgravaciones fiscales por conceptos asociados a la escolarización en centros privados.

El número de unidades en Educación Primaria (6 a 11 años) a nivel nacional creció en los centros privados más que en los públicos, aunque este sector ganó peso en el conjunto de la escolarización. No obstante, a pesar de su menor crecimiento de unidades, fue mayor su porcentaje de escolarización. En la región hubo un incremento de unidades del 11,3 por ciento frente al 5,6 por ciento de la media estatal, aunque la preferencia fue mayor por los centros privados (14,3 por ciento) que en los públicos (8,9 por ciento). La evolución del número de alumnos de Primaria, entre 2008 y 2016, en la región se incrementó en un 16 por ciento en los centros públicos y en un 13,4 por ciento en los privados (8 y 10,6 por ciento, respectivamente, a nivel nacional), la tendencia contraria que las unidades. La ratio nacional creció a nivel nacional, entre 2008 y 2016, de poco más en 21 alumnos a 22. En los centros públicos pasó de 19,8 a 20,8, y en los privados de 24,5 a 24,7. La región aumentó su ratio de 23 a 23,6 alumnos por aula en el período estudiado. En centros públicos, de 21,9 a 23,4. En los privados, de 24,4 a 24,2.

Hay que tener en cuenta que en los centros públicos se escolariza el alumnado que requiere medidas educativas o de escolarización que implican una reducción de ratio, como las escuelas rurales o el alumnado de integración. Así, el porcentaje del alumnado de Primaria que estudia en centros públicos era en 2015 del 67,7 por ciento, un 0,5 por ciento más que en 2008. Los centros públicos escolarizaban en 2015 al 82,5 por ciento de los extranjeros, casi un 15 por ciento más de lo que les correspondería. Madrid tiene un porcentaje del 22,9 por ciento en este aspecto, un esfuerzo que contrasta con que el peso de la escolarización en centros públicos está por debajo del 54 por ciento (el 53,7 por ciento de los alumnos de la red pero el 76,6 por ciento de los extranjeros; o sea, de cada cien alumnos 10,7 son extranjeros en los centros públicos, frente a los 3,6 alumnos de los centros privados). En el caso de los alumnos de integración, en 2013 cursaba Primaria en centros públicos un 67,5 por ciento del alumnado y un 80,1 por ciento del alumnado con necesidad específica de apoyo educativo. Mientras, en los centros privados-concertados se escolarizaba en primaria el 28,6 por ciento del alumnado pero solo el 19,9 por ciento del alumnado con necesidad específica de apoyo educativo. En Madrid, los colegios públicos de Primaria escolarizaban al 77,2 por ciento de los alumnos de integración.

En la zona rural, donde la ratio es más baja, de los centros de Primaria, en 2013, estaban el 22,3 por ciento de los centros públicos en localidades de menos de dos mil habitantes eran públicos, frente a solo un 1,2 por ciento de los centros privados. La ratio por unidad en centros de Primaria en zonas rurales en este tipo de localidades fue de 14,1 en 2014. En Maftid, los centros públicos en localidades de menos de 10.000 habitantes suponen un 44 por ciento del total, frente al 11 por ciento de los privados.

La evolución de los recursos públicos destinados a conciertos y subvenciones en Infantil y Primaria se incrementaron a nivel nacional, entre 2008 y 2014, en un ocho por ciento. La región alcanzó el mayor porcentaje nacional, cercano al 26 por ciento, más del triple que el porcentaje nacional. De hecho, la Comunidad aumentó los recursos destinados en Primaria a este concepto un 22,8 por ciento, la segunda cifra más alta de las comunidades autónomas.

En la Educación Secundaria Obligatoria (ESO, de 12 a 15 años), el número de unidades de Educación Secundaria Obligatoria a nivel nacional, entre 2008 y 2015, se redujo en un 1,52 por ciento, suponiendo una mayor reducción en los centros públicos (-3,54 por ciento) y un incremento de los privados (2,77 por ciento). Madrid lideró el incremento de los centros privados con 442 de los 663 nuevas infraestructuras (un 10,06 por ciento más), mientras redujo las de los centros públicos. El alumnado aumentó en este período en un 3,03 por ciento a nivel nacional (un 2,64 por ciento en los centros públicos y un 3,79 por ciento los privados). Creció en la región el alumnado por encima de la media del Estado pero un poco más en los institutos que en los centros privados. Así las cosas, las unidades se redujeron mientras el alumnado crecía. En los privados el crecimiento de ambas variables fue en paralelo a nivel nacional. No así en los centros públicos donde crecieron los públicos pero decrecieron las unidades. El gasto en conciertos y subvenciones para Secundaria (ESO, Bachillerato y FP) se incrementó en un 5,78 por ciento entre 2008 y 2011. Madrid fue, entre 2008 y 2014, la tercera región en porcentaje presupuestario dedicado a conciertos en la ESO, con un 18,52 por ciento.

Con el aumento del alumnado y el descenso de las unidades, la ratio subió a nivel nacional en 1,6 alumnos en los centros públicos y en 0,3 en los privados. No obstante, los centros públicos siguen teniendo la ratio más baja, con 25,1 alumnos, frente a los 26,1 de los privados. Madrid es la segunda región en la que más subió la ratio en los centros públicos y la séptima que más redujo la ratio en la ESO en centros privados, dejándola como estaba en 2008, frente al incremento general. Así, el porcentaje de alumnado de ESO en centros públicos en 2016 era del 65,64 por ciento, un 0,25 por ciento menos que ocho años antes). Eso sí, escolarizaban al 76,7 por ciento de los extranjeros, perdiendo 2,27 puntos porcentuales en la escolarización de extranjeros en el período analizado. Madrid escolarizó en institutos al 52,1 por ciento de los alumnos de ESO, el 67,1 por ciento de extranjeros y el 68,2 por ciento de los alumnos de integración. De cada cien alumnos de la ESO en un IES, 7,8 tenía necesidades educativas de apoyo específico; en el caso de los alumnos de centros privados eran 5,3 y de 5,8 en centros privados concertados. De cada cien alumnos de tercero y cuarto de la ESO en IES 13,6 cursaban programas de diversificación curricular en 2013; en el caso de los centros privados concertados eran 6 de cada cien; y en los privados no concertados de 0,1.

Los centros públicos de Secundaria en zona rural (municipios de menos de 10.000 habitantes), en 2013, representaban el 36,1 por ciento del total de la red. Los centros privados eran un 9,8 por ciento. En estos centros se escolarizaba a más de un sexto del total del alumnado de ESO, cursando el 81 por ciento en centros públicos y 19 por ciento en privados. La ratio no llegaba a los 20 alumnos. En Madrid, los centros de estas zonas representaban el 7 por ciento del total, de los que el 2,3 por ciento eran privados.

Para CCOO, la Comunidad de Madrid ha sido un ejemplo de la mala gestión de los recursos públicos. "La crisis ha supuesto una excusa para reducir los fondos y las unidades de los centros públicos, que, sin embargo, son los que han aumentado más su ratio por unidad, así como el número de sus alumnos, sin que necesidades de escolarización justificara el desvío de fondos públicos a los centros privados. Los conciertos han sido, pues, un ejemplo de ineficiencia (cuando menos) en el destino de los fondos públicos; por el perfil social y educativo de los alumnos que escolarizan, los centros públicos facilitan en mejores condiciones la igualdad de oportunidades a todos los alumnos. La crisis ha servido de excusa para atacar al sistema educativo público y la parcial salida de ésta se ha hecho -por parte del Gobierno de la Comunidad de Madrid- al precio de aumentar la desigualdad educativa, renunciar a la programación de la enseñanza que le encomienda la Constitución y gestionar ineficazmente los escasos recursos que han puesto a disposición del ejercicio del derecho a la educación", concluyen.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.