www.madridiario.es
Mariano Rajoy y Albert Rivera
Mariano Rajoy y Albert Rivera (Foto: Ciudadanos)

PP y C's ratifican un acuerdo insuficiente para investir a Rajoy

domingo 28 de agosto de 2016, 09:12h
Los equipos negociadores de PP y Ciudadanos y los líderes de los partidos, Mariano Rajoy y Albert Rivera, ratificarán este domingo el acuerdo de investidura en el que llevan negociando toda esta semana. Como ya adelantó Diariocrítico, los encargados de escenificar la firma del documento serán los portavoces parlamentarios. Con este anuncio, el presidente en funciones se ha asegurado el 'sí' de los 32 escaños de Ciudadanos, que siguen siendo insuficientes para que el debate de investidura que empieza este martes salga adelante.

Mariano Rajoy y Albert Rivera mantendrán este domingo una última reunión junto a sus equipos negociadores para ratificar el pacto por el que Ciudadanos se compromete a votar de forma favorable en la investidura del dirigente popular.

Los equipos de ambos partidos sobrepasaron por una horas el límite impuesto por la formación naranja para cerrar el acuerdo. Sin embargo, según fuentes de la formación naranja continuaron negociando durante todo este sábado y cerraron los últimos flecos del documento durante la madrugada.

El contenido completo del documento no se conocerá hasta que no se haya hecho la escenificación de la firma en el Congreso de los Diputados. Como ya adelantó Diariocrítico, los protagonistas de este momento no serán los líderes, sino los portavoces parlamentarios, Rafael Hernando por el PP y Juan Carlos Girauta por Ciudadanos.

La decisión de que sean los portavoces los que estampen la firma en el acuerdo obedece a la voluntad de destacar que es un acuerdo de investidura y no de Gobierno, como venía manifestando Ciudadanos desde el momento en el que aceptó sentarse a negociar. No obstante, Rajoy y Rivera no sólo estarán también en el Congreso este domingo sino que tienen previsto comparecer ante la prensa después de la firma.

La negociación con Ciudadanos ha durado un total de 8 días contando desde la primera reunión de equipos para tratar asuntos metodológicos. La premura en el plazo fue, en realidad, auto-impuesta, ya que el PP fijó la fecha del debate de investidura el día antes de que se abriera la mesa negociadora con Ciudadanos.

Durante los primeros días se encontraron algunas discrepancias importantes, como en la propuesta de la formación de Rivera sobre el contrato único, que se fueron postergando para el final de la semana. Pero el diálogo entre los dos partidos se empezó a tensar más a partir del miércoles, cuando se anunciaron dos de los principales escollos con los que se ha encontrado la negociación.

En primer lugar, Ciudadanos exigía al PP que acompañara la aceptación de las medidas sociales con una dotación presupuestaria para evitar que no se quedara en una mera "declaración de intenciones". Los populares se resistieron, pero finalmente presentaron una propuesta económica para financiar aspectos como la ampliación e igualación del permiso de maternidad y paternidad o el complemento salarial.

El segundo aspecto que causó más problemas fue el bloque de reformas institucionales, donde la formación de Rivera quería conseguir reformas relevantes de instituciones como el Senado, las diputaciones o el Consejo General del Poder Judicial. La formación naranja habría conseguido avanzar en la despolitización de este último órgano, mediante la ampliación del número de jueces que no son elegidos por políticos, pero se habría tenido que conformar con modificaciones más superficiales de las otras dos instituciones.

Con este anuncio, Mariano Rajoy consigue acercarse a los 169 apoyos para el debate de investidura que comienza este miércoles. Si Coalicion Canaria ratifica su decisión de dar también su apoyo, el presidente en funciones tendría, de momento, 170 escaños a favor. Esta cifra, sin embargo, está a 6 escaños de la mayoría absoluta requerida en primera votación, pero también es menor que los previsibles 'noes' que recibirá del resto de formaciones.

Los populares todavía confían en que la presión acabe haciendo mella en el PSOE y se abstengan, a pesar del 'no' rotundo que ha repetido una y otra vez Pedro Sánchez.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios