www.madridiario.es

Escolariza como puedas

miércoles 27 de abril de 2016, 19:50h
Por fin: el 4 de mayo salen las listas provisionales de admitidos en los colegios públicos y concertados de la Comunidad de Madrid. Después de meses de quebraderos de cabeza, jornadas de puertas abiertas, búsqueda de información y cruzar los dedos para que la letra del sorteo del colegio que has pedido como primera opción me sea propicia. Hasta aquí, el proceso normal. Pero… ¿qué pasa si, por desgracia, tu hijo se queda fuera del colegio elegido?
Mochilas de alumnos de educación infantil (archivo)
Ampliar
Mochilas de alumnos de educación infantil (archivo) (Foto: Kike Rincón)
Ay de ti, si esto ocurre. No porque no vayas a tener plaza en ningún centro, porque al final alguno te asignarán, sino por la incertidumbre (sí, bastante más que hasta ahora: esto no es nada), por la travesía en el desierto que te espera a la hora de buscar información y por lo injusto del proceso que se te aplicará a partir de este instante.
¿Qué en qué consiste? Puedes leer los detalles aquí, en Madridiario. No acudas a la web de la Consejería de Educación ni al 012, porque la normativa es difícil de encontrar y además, aunque la leas, te encontrarás con que está sujeta a tantas interpretaciones que pasarás horas tratando de aclararte. No lo decimos nosotros, lo dicen los propios responsables de Educación: no hay un criterio único, aunque al final, todos los Servicios de Apoyo a la Escolarización lo hacen igual. La Consejería sortea unas letras de desempate, ordenan las solicitudes por apellido y ponen este criterio por encima del orden de los colegios que hayas pedido. Si alguien tiene un apellido más 'afortunado' que el tuyo y el primer cole de su lista en el que hay plaza es el que tú pediste como segunda opción, olvídate de esa plaza: se la darán a él, aunque lo haya consignado en octava posición. Y, si tienes muy mala suerte con la letra, cuando lleguen a tu solicitud ya no quedará ninguna plaza en los colegios que pediste, aunque rellenaras las ocho casillas y en todos ellos hubieran quedado plazas libres después de la primera ronda.
Así que mejor dirígete al Servicio de Apoyo a la Escolarización de tu zona, que ellos te explicarán en detalle. Te sugiero que busques un hueco en tu agenda y vayas en persona, porque, si llamas, puede pasar que no contesten al teléfono por estar saturados o que se nieguen a decirte, por ejemplo, las letras que han salido en el sorteo. Eso es lo que han contestado en tres de los 13 SAE con los que Madridiario ha contactado esta semana: que no iban a dar ese dato. En otro, directamente, han asegurado que no sabían qué letras habían salido. En otros cuatro, no contestaban al teléfono; en el resto, los trabajadores sí han facilitado amablemente la información solicitada.
Vaya por delante que los SAE realizan un trabajo ímprobo, atendiendo a padres enfadados con el proceso, aportando soluciones y cumpliendo con su labor con escasos medios para atender al público. No es culpa suya. Si en algún momento se produce alguna confusión, puede que sea porque las reglas se hayan interpretado de otra manera este año, por ejemplo, sorteando la Consejería en mitad del proceso las letras de desempate cuando el curso anterior se habían ‘reutilizado’ las del período de reserva de plaza. (Recuerda: no es que lo hayan hecho mal, es que no hay un criterio único. Ambas opciones son, por tanto, legales). Eso es, precisamente, lo que ha ocurrido en algunos SAE, que habían colgado carteles con las letras equivocadas hace semanas, sin saber que les serían facilitadas las 'buenas' cuando se sortearan una vez terminado el plazo de presentación de solicitudes en los centros. En uno de ellos, incluso, han llegado a asegurar a este digital que no tenían ni idea de por qué la semana pasada tenían como referencia unas letras, y ahora son otras.
A partir de aquí, las preguntas son varias. ¿Por qué no se cambia un sistema injusto que antepone un criterio aleatorio (la letra de desempate) a la tan cacareada libre elección de los padres? Y, sobre todo, ¿por qué, en la era de Internet, resulta casi imposible obtener información oficial de un proceso tan crítico para cualquier familia? Señor Van Grieken, ya sé que usted heredó este tinglado de su predecesora Lucía Figar, pero después de casi un año en el cargo, ¿se ha planteado mejorarlo? Con colgar en Internet información clara y puntual como esta sobre el desarrollo del proceso bastaría. Si, además, se publicitaran las fechas de sorteos de letra y las propias letras de manera oficial y transparente, la cosa mejoraría mucho. Y si, además, la comunicación entre los distintos departamentos de su Consejería, los SAE, los colegios (muchos de los cuales desconocen cómo funciona el proceso de escolarización), las escuelas infantiles y los ayuntamientos fluyera adecuadamente y hubiera algún documento cierto y preciso al que atenerse para conocer cómo se asignan las plazas en los colegios a los alumnos que no han tenido plaza en el que deseaban, ya sería la bomba. Sí, ya sabemos que la mala suerte existe y que siempre habrá alguien a quien asignen un centro que ni siquiera se había planteado como octava opción, pero al menos agote antes todas las posibilidades razonables y mitigue la angustia de los padres informándoles claramente de lo que ocurre con su solicitud. No cuesta dinero, es de sentido común y, además, estoy segura de que los madrileños se lo agradecerían.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios