www.madridiario.es
Policía Nacional
Ampliar
Policía Nacional (Foto: MDO)

30 detenidos por explotar sexualmente a 50 mujeres

martes 26 de abril de 2016, 12:09h
La Policía Nacional ha desarticulado dos organizaciones nigerianas que se dedicaban a la explotación sexual de mujeres. Durante el dispositivo se ha detenido a 30 personas entre Torrevieja, Orihuela (Alicante), Cartagena (Murcia), Alcalá de Henares (Madrid) y Valencia, de los que 18 han ingresado en prisión sin fianza.

Agentes de la Policía han liberado a 18 víctimas que eran obligadas a ejercer la prostitución durante más de 12 horas diarias en Torrevieja, Alicante, donde se encontraba asentada la red que era dirigida desde Ceuta. Los agentes también consiguieron liberar a una menor embarazada en la frontera de Ceuta y a otra víctima en Guadalajara. Las dos organizaciones supuestamente se distribuían las zonas de actuación y pactaban los precios a cobrar con el fin de controlar el negocio y evitar la competencia.

La Policía ha descubierto que parte de los beneficios obtenidos de la explotación de las mujeres se enviaba de forma clandestina a Nigeria, ya que se han detectado movimientos de dinero de más de un millón de euros. La investigación comenzó hace más de un año a raíz de una denuncia presentada en Málaga por una mujer de origen nigeriano, que declaró ante los agentes cómo había sido captada en su país de orígen y traída a España, donde debía ejercer la prostitución para pagar la deuda contraída por los gastos del viaje.

Una de las organizaciones estaba liderada por cinco mujeres y en el momento de las detenciones una de ellas se encontraba en Torrevieja con el fin de controlar a una de sus víctimas, una joven de 16 años, a la que habían convencido para que se fugase de su casa de adopción.

Detenciones en Ceuta

Los responsables de otras organizaciones, dos mujeres y un hombre que estaban afincados en Ceuta, empleaban la influencia de un líder espiritual de la localidad de Torrevieja, que no sólo conocía la situación de la supuesta explotación, sino que ocultaba en el interior de su iglesia la documentación de las víctimas para lucrarse con los beneficios. Las mujeres explotadas llegaban a verse obligadas a pagar al pastor para ser perdonadas por ejercer la prostitución.

La víctimas, además de ejercer la prostitución todos los días de la semana, a su vuelta a las viviendas donde residían eran obligadas a trabajar como cuidadoras de ancianos y a limpiar y cocinar para ellos. Si desobedecían a algunas de sus órdenes, las mujeres eran castigadas a alimentarse únicamente de pan, además de ser sometidas a rituales vudú en los que tragaban agua sucia o caminaban desnudas por los patios de las casas en las que residían. Asimismo, eran coaccionadas para no denunciar su situación a las autoridades bajo amenazas de muerte.

Envío de dinero a Nigeria

Con el fin de enviar todos los beneficios a Nigeria, los responsables de la organización utilizaban una tienda de productos africanos de Torrevieja que transportaba fuera de españa los beneficios. Una segunda vía partía desde el Corredor del Henares, en Madrid, donde ocho personas recibían el dinero y lo ingresaban en determinadas cuentas bancarias o lo custodiaban a la espera de su envío a Nigeria.

La investigación ha durado más de un año y ha sido llevada a cabo por la Brigada Central contra la Trata de Seres Humanos de la Comisaría General de Extranjería y Fronteras, las UCRIF de Alicante, Málaga y Valencia y las Brigadas Locales de Extranjería de Cartagena, Torrejón de Ardoz y Alcalá de Henares, con la colaboración de Europol, que ha canalizado las investigaciones de las conexiones que ambas organizaciones tenían en Suecia, Finlandia, Reino Unido, Italia y Francia.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios