www.madridiario.es

La Gran Cruz de Ignacio González

Por Ángel del Río
viernes 22 de abril de 2016, 11:49h

Se dice, se comenta, que la presidenta de la Comunidad, Cristina Cifuentes, tiene paralizada la concesión de la Gran Cruz de la Orden del Dos de Mayo al ex presidente Ignacio González, aunque desde el gobierno regional se haya desmentido, pero lo cierto es que la decisión aún no se ha tomado y la entrega de estas condecoraciones se produce dentro de los actos solemnes del 2 de Mayo.

La dudas sobre el otorgamiento de esta distinción a González vienen dadas por la imputación de éste en el caso del ático de Estepona; es decir que parece, que es mejor ponerse la venda antes que la herida, o prevenir antes que curar.

En este asunto es preciso arrojar algo de luz. Esta distinción se creó por decreto de 2 de noviembre de 2006. El artículo 6 regula el procedimiento de ingreso en la Orden y para la concesión, y en el apartado 4, dice: “Los ex presidentes de la Comunidad de Madrid tendrán la consideración de miembros de la Orden y derecho al otorgamiento de la misma en su categoría de Gran Cruz”. No hay lugar a dudas: en virtud de este decreto, Ignacio González tiene derecho a recibir esa distinción. Otra cosa sería que después fuera condenado por el caso que se le imputa. Esto también lo contempla el decreto en cuestión en su artículo 9, en el que se especifica que, “las personas condecoradas con cualquier grado de la Orden del Dos de Mayo que sean condenadas por sentencia firme en juicio penal o realicen actos notoriamente contrarios a la imagen o a los intereses de la Comunidad de Madrid, pueden ser desposeídas de los títulos, honores y privilegios inherentes a los distintos grados”.

Parece que lo más adecuado sería conceder a Ignacio González la distinción que por decreto le corresponde como ex presidente de la Comunidad de Madrid, y después, si finalmente fuera condenado en firme, desposeerle de ella, como también contempla el decreto. Por ahora, González es, simplemente, un investigado, no un condenado. Ha que ser justos con lo que marca la justicia en cada momento procesal, aunque yo no sé si después del desaire, a González le quedan ganas de ser condecorado con la Gran Cruz, después de la cruz que lleva a cuestas.

Ángel del Río

Cronista Oficial de Madrid y Getafe

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios